AllWorldGuides
AllWorldGuides


w3c
Guía de París.
Autor: David Mora Diez.

Junio -2013

©Copyright: AllWorldGuides.
All Rights Reserved 2015.
145-157 St. John Street, London
EC1V 4PW - United Kingdom info@allworldguides.com
w3c


París, capital francesa, con su sofisticado aire chic es la metrópoli europea por excelencia. Su sobrenombre de "ciudad de la Luz" no tiene, como pueda parecer, ninguna connotación romántica si no que se debe a que sus calles y edificios importantes fueron los primeros en estar dotados de sistema de iluminación eléctrica de todo el mundo.

El aspecto antiguo y clásico de todas sus calles hacen que la belleza arquitectónica de la ciudad no tenga rival y de ello dan buena cuenta los millones de visitantes que recibe anualmente y que hacen de la ciudad uno de los destinos más visitados del mundo.



Básico.
Nombre
Paris
Horario comercial
9:30 - 19:30
Población
2.234.100 hab.
Enchufes
220v/50Hz clavija tipo B
Densidad
21,19 hab./km²
Código internacional
0033
Uso horario
GMT+1
Prefijo
1
Divisa
Euro €
Bandas telefonía móvil
GSM 900/1800, UMTS
Policía
17
Ambulancia y bomberos
15


 Geografía y administración.


La ciudad de París apenas alberga algo más de 2.000.000 de habitantes, se sitúa sobre un largo meandro del río Sena y a su alrededor crece la conurbación que rodea la ciudad y que en total alcanza más de 11.000.000 de habitantes.

El París actual es el resultado del plan urbanístico del Barón Haussmann, quien a mediados del siglo XIX redefinió el caótico trazado medieval existente en la ciudad para sustituirlo por las amplias avenidas alineadas de edificios neoclásicos que actualmente conforman el paisaje de la mayor parte de París.

La ciudad se encuentra dividida en 20 distritos distribuidos en forma de espiral cuyo centro se encuentra en a isla de La Cité, corazón y lugar de nacimiento de la ciudad. Estos distritos administrativos, a diferencia de en la mayor parte de ciudades europeas, no tienen nombre sino que se distinguen por un número. Los distritos 1, 2, 3 y 4 forman el centro de París, los distritos 5, 6 y 7 son conocidos por ser cuna de movimientos culturales y tendencias, los distritos 8 y 9 están reservados para negocios y comercio, mientras que el resto de los distritos son básicamente residenciales.


Distribución de los arrondissements parisinos.


 Un poco de Historia.


París lleva habitada desde al menos el cuarto milenio antes de Cristo. Hallazgos arqueológicos, entre los que destacan varias piraguas, datados en esta época demuestran la existencia de un asentamiento de la cultura Chasséen cerca de Bercy, en la orilla derecha del Sena .

Sin embargo el actual emplazamiento de París, fue fundado alrededor del 250 aC por una tribu celta llamada Parisii, que estableció una aldea de pescadores cerca del río Sena. Románticamente se atribuye a la Île de la Cité la ubicación original del pueblo, pero esta teoría ha sido recientemente puesta en duda por una serie de hallazgos arqueológicos que indican que el más probable origen de la ciudad se halle en Nanterre.

Termas romanas de Cluny
Termas romanas de Cluny.

En el año 52 antes de Cristo el Imperio Romano extendió su brazo sobre la Galia y fundaron la ciudad de Lutecia en el mismo sitio donde los parisii construyeron su aldea expandiéndola a ambas márgenes del río Sena.

Bajo la dominación romana, la ciudad fue completamente romanizada y creció considerablemente; se levantaron murallas, un gran palacio, un circo, termas y en general el comercio hizo prosperar a Lutecia hasta convertirse en la capital de la provincia romana de Lugdunensis Senona.

A partir del siglo III, cuando el Imperio Romano comenzó a caer en decadencia, los bárbaros iniciaron las invasiones de sus provincias más exteriores. París fue atacada por los hunos, pero según la leyenda las súplicas de Santa Genoveva lograron que Atila pasara de largo, y es así como Santa Genoveva, con el tiempo, fue declarada santa patrona de París.

Finalmente Roma perdió el control de la ciudad a manos de los pueblos germanos y el rey franco Clodoveo I se instaló en ella en el año 506 nombrándola capital de la nueva Francia. Para entonces, París era una ciudad típicamente medieval, con edificios de madera junto a los supervivientes restos arquitectónicos romanos y con desordenados suburbios extendidos a lo largo de ambas orillas del río.

La dinastía merovingia finalizó en el año 751 con la muerte de Childerico III, para ser reemplazada por la dinastía de los carolingios. Pipino fue proclamado rey de los francos en el año 751 y sucedido por Carlomagno, quien trasladó la capital de su Sacro Imperio Romano Germánico desde París a Aachen.

La ciudad fue abandonada por el Imperio y sufrió las incursiones de los normandos, que en repetidas ocasiones navegaron río arriba para atacar, hasta que finalmente el 28 de marzo del 845, la ciudad fue saqueada por los invasores vikingos bajo el mando de Ragnar Lodbrok, quien obtuvo un cuantioso rescate a cambio de abandonar la urbe.

En el 885 la ciudad fue de nuevo asediada por un ejército de vikingos daneses compuesto por 700 barcos y 30.000 hombres, pero dada la debilidad de los últimos reyes carolingios, los parisinos buscaron esta vez ayuda en Roberto el Fuerte, Conde de Anjou, y en su hijo Odo, conde de París.

Odo condujo la defensa de la ciudad durante unos diez meses y al finalizar pasó a ser co-gobernante del imperio con Carlos el Simple. Su sobrino-nieto Hugo Capeto fue elegido rey de Francia en el 987 e hizo de París la capital francesa y fundó la dinastía de los Capetos.

Con los Capetos, París se desarrolló como capital real, centro de aprendizaje y centro eclesiástico de la corona francesa, y comenzó a reflejarse el carácter distintivo de cada distrito de la ciudad. La iÎle de la Cité, con su magnífica Catedral de Notre Dame se convirtió en el centro del gobierno y de la vida religiosa; el margen izquierdo del río fue el centro de aprendizaje con diversas escuelas dirigidas por la iglesia, mientras que la orilla derecha paso a ser el centro del comercio y las finanzas.

Grabado sobre las incursiones normandas del 885
Grabado sobre las incursiones normandas del 885.

Bajo el reinado de Felipe Augusto, se hicieron grandes obras como una gran muralla que rodeaba la ciudad, el mercado de Les Halles o el Palais du Louvre, y en el 1267 se instauró la Sorbona, primera universidad mundial, lo cual transformó a la ciudad en el principal centro cultural del mundo.

Su nieto Luis IX, famoso por su extremo fervor religioso, estableció la ciudad como un importante centro de peregrinación en el siglo XII gracias a la construcción de la Sainte-Chapelle, la Basílica de Saint Denis y la finalización de Notre Dame de París.

La línea directa de los herederos Capetos se extinguió en 1328 produciéndose años de intrigas políticas por la sucesión al trono y finalmente desencadenando la Guerra de los Cien Años contra los ingleses, quienes reclamaban la corona francesa para Felipe IV , hijo de Eduardo III.

Durante esta época oscura de guerra y peste y apoyados por los barones franceses, gobernaron los Valois. Comenzó un periodo de violentas revueltas a raíz de las cuales Carlos V de Francia construyó una nueva muralla y la lúgubre fortaleza de la Bastilla, que serviría para controlar a la inquieta población de la ciudad.

fortaleza de la Bastilla
Grabado de la Fortaleza de la Bastilla tras su construcción.

Finalmente tras el asesinato de Luis de Valois estalló una guerra civil que, dado el caos reinante, finalizó con la ocupación de París por parte de los ingleses.

Carlos VII de Francia con la ayuda de Juana de Arco intentarían sin éxito recuperar la ciudad en 1429 y apenas dos años más tarde, Enrique VI de Inglaterra fue coronado rey de Francia en Notre-Dame. Sin embargo la persistencia de los franceses finalmente dio su fruto en 1436 cuando Carlos finalmente recuperó la ciudad tras varios asedios fallidos.

Con la reconquista de la ciudad por parte de los Valois y de la nobleza francesa se inició la construcción de varios monumentos eclesiásticos y seculares, incluyendo iglesias y mansiones destinadas a reforzar a los gobernantes de París, acto necesario ya que si no la realeza preferiría vivir en la campiña francesa y en los palacios renacentistas del Loire.

Nuevas revueltas religiosas acabarían con Enrique III en Agosto de 1589 permitiendo que los Duques de Mayenne y Nemours convocaran a las Cortes Generales para evitar la coronación de Enrique IV, quién finalmente entró en París el 14 de marzo 1594 con la complicidad del gobierno civil, y pronto fue coronado rey de Francia haciendo de la ciudad su residencia.

El nuevo rey puso en marcha una gran ampliación de la ciudad con grandes obras públicas, incluyendo la extensión del Louvre, la construcción del Pont-Neuf, Place des Vosges, Place Dauphine o el Hospital de Saint-Louis.

Finalmente tras sobrevivir a 23 intentos de asesinato, Enrique IV cayó víctima de un fanático católico el 14 May 1610 dejando el trono a Luis XIII, que demasiado joven para reinar sería tutelado por su madre y el Cardinal Richelieu. Durante su reinado París vería importantes cambios; su madre encargó la construcción del Palacio de Luxemburgo, mientras que Cardinal Richelieu construyó el Palacio Real, reconstruyó la Sorbona y encargó una serie de importantes iglesias barrocas como declaración de la Contrarreforma católica.

A Luis XIII, le sucederían Luis XIV y Luis XV, quienes soportarían graves revueltas generadas por un pueblo asfixiado a impuestos y coartado de libertades que veía como la corrupción palaciega y nobiliaria exprimían a la creciente población parisina.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, París se convirtió en el capital intelectual y cultural del mundo occidental como centro de la Ilustración y gracias al apoyo real alcanzó nuevas cotas de prestigio como centro de artes, ciencias y filosofía. Lamentablemente el Estado francés estaba ya prácticamente en bancarrota con unas finanzas terriblemente debilitadas por la Guerra de los Siete Años y la intervención francesa en la Guerra de la Independencia Norteamericana.

En 1784 se edificó una nueva muralla para crear una barrera aduanera con fines fiscales que, sumado a las malas cosechas venideras, provocaron el malestar del pueblo y finalmente el estallido de la Revolución Francesa el 14 de julio de 1789 con la toma de la Bastilla en París.

Los largos años de sangrienta revolución convirtieron a Francia en una fácil presa militar para sus numerosas naciones enemigas. Sin embargo, a pesar de no faltar intentos, el país no solo no sufrió ninguna invasión sino que incluso expandió sus fronteras con la invasión de Egipto gracias a los éxitos del general Napoleón que finalmente lo catapultaron a la dirección de la recién estrenada República Francesa.

Bajo el gobierno de Napoleón, París se convirtió en la capital de un imperio y una gran potencia militar.

Napoleón se coronó emperador en una ceremonia celebrada en Notre-Dame el 18 de mayo de 1804 y al igual que sus predecesores reales, visualizó París como una "nueva Roma" y ordenó construir monumentos públicos dignos de la capital de un imperio, tales como el Arco de Triunfo, el Arco del Carrousel, la iglesia de la Madelaine o el Palacio de la Bolsa.

guia de paris Los grandes boulevares de Haussmann retratados por Antoine Blanchard
Los grandes bulevares retratados por Antoine Blanchard.

Las campañas militares de Napoleón contra los ingleses, austriacos y rusos comenzaron con gran éxito, pero la arrogancia, el exceso de confianza y mala planificación del Emperador causaron la aniquilación de su ejército en 1813 ante el hostil invierno ruso y los ejércitos de Rusia y Austria, que invadirían Francia en 1814, cuando París cayó ante una potencia extranjera por primera vez en 400 años.

Posteriormente Luis XIII, su hermano Carlos X y Luis Felipe intentarían recuperar el poder para los Borbones pero tras sucesivos fracasos llegaría al poder Napoleón III, quién modernizaría París gracias a la ayuda del Barón Haussmann.

La nueva planificación para la capital acabaría con los barrios insalubres que se hacinaban en el centro de la ciudad y daría paso a grandes bulevares, entre ellos los famosísimos Campos Elíseos y a la construcciones de importantes edificios como el mercado de Les Halles o la Opera Garnier. La ciudad creció con la anexión de los barrios periféricos de La Villete y Montmartre y las calles se iluminaron gracias a treinta mil lámparas de gas.

Nuevas campañas militares contra Prusia terminaron con el Imperio y París fue sometida a un sitio de más de cuatro meses entre septiembre de 1870 y enero de 1871, que culminó con la entrada triunfal de los prusianos y la proclamación imperial de Guillermo I de Alemania en el Palacio de Versalles.

Debido a que París no aceptaba rendirse, la nueva Asamblea Nacional y el gobierno provisional de la República, presidido por Adolphe Thiers, prefirieron instalarse en Versalles y desde ahí doblegar a la población rebelde. El vacío de poder en la ciudad provocó que la milicia ciudadana se hiciera con el poder a fin de asegurar la continuidad del funcionamiento de la administración de la ciudad.

Al intentar el gobierno arrebatar el control de las baterías de cañones que habían sido compradas por los parisinos para defender la ciudad a la milicia ciudadana, éstos se alzaron en armas, lo que provocó el surgimiento de La Comuna de París, que gobernó la ciudad durante 60 días promulgando una serie de decretos revolucionarios.

La Comuna fue reprimida con extrema dureza. Tras un mes de combates, el asalto final al casco urbano provocó una fiera lucha calle por calle, la llamada Semana Sangrienta del 21 al 28 de mayo. El balance final fue de unos 30.000 muertos, y París estuvo sometida a la ley marcial durante cinco años.

guia de paris Exposición Universal de 1889
Nuevas instalaciones de la Exposición Universal de 1889.

Durante los sucesos de La Comuna se declaró la Tercera República Francesa, que a pesar de su inestabilidad política y corrupción, condujo a la ciudad a su belle époque. La ciudad adquirió nuevos monumentos y edificios públicos, entre ellos la Torre Eiffel, construida para la Exposición Universal de 1889 y fue mundialmente reconocida como nuevo centro de las artes.

Al mismo tiempo, París se ganó la reputación de capital del pecado de Europa, con cientos de burdeles y cabarets instalados entre sus calles.

El siglo XX comenzó para París con la instalación del sistema de metro y aunque los bombardeos de la Primera Guerra Mundial no afectaron demasiado a la ciudad, París fue ocupada por los alemanes, entre 1940 y 1944. Afortunadamente el general alemán Dietrich von Choltitz se rindió sin ejecutar las órdenes de Hitler, que le había ordenado destruir la ciudad al abandonarla.

Durante la posguerra, París sería hogar de pensadores como Sartre, Simone de Beauvoir o Prevert, que debatían en los famosos cafés de la capital y cuyos ideales fueron la semilla de la revuelta de mayo del 68, cuando estudiantes y obreros se rebelaron contra los poderes establecidos provocando la renuncia de Charles de Gaulle.

En 1976 París pasaría a ser una municipalidad autónoma y a partir de entonces se fundaron grandes instituciones culturales como el centro Pompidou, la Opera-Bastilla, el museo de Orsay y la ampliación del Louvre que concluyen con el actual afianzamiento de la ciudad como líder turístico mundial.



 Clima.


París disfruta de un clima oceánico semicontinental afectado por la corriente atlántica norte, por lo que la ciudad rara vez se ve expuesta a temperaturas extremadamente altas o bajas.

Los veranos son cálidos y agradables con altas temperaturas de hasta 25 ° C y bajas de 15 ° C, sin embargo los inviernos son bastante fríos con temperaturas oscilando entre los 3 ° C y los 8 ° C.

La primavera y el otoño son suaves y disfrutan de algunos días de leve calidez y noches frescas. La lluvia cae durante todo el año, la precipitación media anual es de 638 mm, y aunque París no es una ciudad muy lluviosa, es conocida por sus chubascos repentinos. Las nevadas son poco frecuentes, pero en ocasiones la ciudad disfruta de la visión de algunos copos de nieve, sin acumulación.



 Idioma.


El idioma oficial de Francia es el francés y gracias a la semejanza gramatical con el castellano y dada la cercanía con España es fácil encontrar franceses que hablen algo de castellano con lo que no es muy difícil entendernos en las más básicas necesidades.

En la mayor parte de atractivos turísticos los panfletos y señales informativas están traducidas en varios idiomas incluyendo el castellano y aunque su acento no sea demasiado inteligible, la mayor parte de los jóvenes franceses chapurrean el inglés.



 Visado.


Francia es miembro integrante de la Unión Europea desde 1957 con lo cual todos los ciudadanos con pasaporte europeo tienen derecho a circular libremente dentro de Francia y de toda la Unión Europea el tiempo que lo deseen.

Para el resto de nacionalidades es necesario obtener un visado de turista con una validez máxima de 90 días, válido para transitar y permanecer durante este tiempo por todos los países europeos integrantes del Acuerdo de Schengen.

Otros países mantienen acuerdos con Francia y tampoco es necesario para sus ciudadanos obtener visado turístico para visitar el país: Los ciudadanos de Andorra, Argentina, Australia, Bermudas, Bolivia, Bulgaria, Chile, Corea del Norte, Corea del Sur, Costa Rica, Croacia, El Salvador, El Vaticano, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, Malasia, México, Mónaco, Noruega, Nueva Zelanda, Panamá, Paraguay, Rumanía, San Marino, Singapur, Suiza, Uruguay y Venezuela no necesitan visado para visitas que no excedan los tres meses de duración, solo en Francia claro.

Los visados son expedidos por los puestos diplomáticos y consulares franceses a través de las embajadas y consulados en todo el mundo. Antes de viajar a Francia es necesario obtener el visado en el país de origen (se recomienda que se aplique al menos con un mes de antelación). No intentes entrar a Francia sin una visa valida, no existen procedimientos para estos casos y la embajada de tu país no podrá hacer nada, por lo que te será negada la entrada.

El turista debe demostrar que tiene razones suficientes para volver a su país de origen, sin quedarse a engrosar las filas de los inmigrantes en Europa, y debe presentar los siguientes documentos en la embajada: Formulario de Inscripción (disponible en la propia embajada), una fotografía, pasaporte con vigencia de al menos 120 días y una página entera en blanco, evidencia de solvencia económica durante su estancia, reserva del vuelo confirmada y justificante de alojamiento, seguro médico y pago de la tasa de visado.



 Dinero.


En Francia la divisa oficial desde el año 2000 es el Euro (€), equivalente a 100 céntimos (c). Las monedas abarcan distintos valores desde 1 céntimo, 5 céntimos, 10 céntimos, 20 céntimos, 50 céntimos y 1 Euro y 2 Euros.

guia de madrid billetes de euro

En cuanto a los billetes convencionales, tienen valores de 5 Euros (grises), 10 Euros (marrones), 20 Euros (azules) y 50 Euros (amarillos). También existen billetes de 100, 200 y hasta 500 Euros, pero lejos de ser útiles para alguna transacción, es muy difícil pagar en cualquier establecimiento con ellos a no ser que sea una gran superficie e incluso en estos establecimientos no están obligados a disponer de cambio suficiente en las cajas.

Para el cambio de divisa conviene saber que los bancos y las oficinas de cambio fijan libremente la tasa de cambio en función del mercado, que cada día varía. En principio se indican todos los cambios en el exterior de cada oficina. La tasa de cambio es correcta si la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta es de un 5 %.

A esta tasa de cambio suele añadirse una comisión. Esta comisión también es libre y puede variar entre los establecimientos e incluso según el modo de pago, si es en efectivo, con cheques traveller o tarjeta de crédito. Por ello es recomendable informarse antes de realizar la transacción. Asimismo y como siempre es aconsejable no cambiar cantidades pequeñas, pues la comisión sería demasiado elevada.

Encontraremos oficinas de cambio en aeropuertos y en las grandes estaciones ferroviarias, mientras que en la ciudad abundan cerca de los sitios turísticos y generalmente abren en domingo.

Existen cajeros automáticos de las redes internacionales más populares del mundo como Visa o Master Card repartidos a lo largo de toda la urbe. Además se pueden utilizar tarjetas de crédito y débito para pagar en la inmensa mayoría de comercios y restaurantes.



 Centro de Información y Turismo.


La oficina de información y turismo en París, llamada Office du Tourisme et des Congrès de Paris, ofrece información acerca de la ciudad en panfletos y mapas gratuitos y dispone de servicio de reserva de hoteles. Su oficina principal se encuentra en el 25 de la Rue des Pyramides, cerca del Jardin des Tuileries y el Louvre y abre sus puertas de lunes a sábado entre las 10:00 y las 19:00 y los domingos entre las 11:00 y las 19:00.

Las estaciones ferroviarias de Gare de Lyon (Boulevard Diderot, 20), Gare du Nord y Gare de l'Est (Rue de Dunkerque, 18), disponen de oficinas auxiliares que abren entre las 8:00 y las 18:00, a las que se suma otra pequeña oficina que se sitúa en el 72, del Boulevard Rochechouart.

Por otra parte la Maison de la France, máxima institución turística francesa se encuentra en el 20 de la Avenue de L'Opera y sus instalaciones ofrecen no solo información y apoyo turístico de París si no acerca de todo el país.



 



 Aeropuerto internacional de Charles de Gaulle. CDG.


Con algo más de 60.000.000 de pasajeros anuales, el Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle es el principal aeropuerto francés y unos de los más importantes del mundo.

Se encuentra localizado en la cercana comuna de Roissy, a unos 25 km al noreste del centro de París siguiendo la autovía A1.

El aeropuerto dispone de 3 terminales; la Terminal 1 es la más antigua, la Terminal 2 fue originalmente construido exclusivamente para Air France, pero desde entonces se ha ampliado considerablemente y ahora alberga también otras compañías aéreas.

La tercera terminal T3 (antes T9) acoge actualmente los vuelos charter y a las compañías aéreas de bajo coste.

Para poder movernos entre las instalaciones del aeropuerto, el Charles de Gaulle dispone de un sistema automático de monorraíl llamado CDGVAL que opera durante todo el día gratuitamente. El CDGVAL conecta las terminales 1 y 3 con la Terminal 2 y sus parkings, con la estación de TGV y con el área de servicios de Roissypôle, donde encontraremos todo tipo de servicios y hoteles, así como la estación de RER del aeropuerto.

Web oficial de Aeropuertos de París

guia de paris Aeropuerto internacional de Charles de Gaulle. CDG.
Instalaciones de embarque en el Charles de Gaulle.

    Tren
    La línea B del RER, sistema de cercanías parisino, dispone de estación en Roissypôle, situada entre las terminales 1 y 3 y en la estación del TGV de la terminal 2. Para moverse entre cualquiera de las terminales y estaciones basta tomar el monorraíl CDGVAL.

    El RER funciona con una frecuencia de entre tres y cuatro veces a la hora y alcanza las estaciones del centro de París de Gare du Nord, Châtelet-Les Halles, Saint Michel-Notre Dame, Luxembourg, Port-Royal, Denfert-Rochereau y Cité Universitaire. La línea de RER B está operada por la división Transilien de la SNCF y por RATP, por lo que los trenes deben cambiar de conductor en Gare du Nord.

    El trayecto entre el aeropuerto y el centro de la ciudad se cubre en apenas 50 minutos y su coste es de 9,5 €.

    El sistema funciona entre las 5:00 y las 00:50 de París al aeropuerto y entre las 4:56 y las 23:56 desde el aeropuerto a París.

    Autobús
    Los autobuses Roissybus de RATP parten de las terminales 2A, 2C, 2E-2F, 2D, 2B, 3 y 1 con destino a la Rue Scribe, cerca de la Ópera Garnier en el centro de París. El trayecto se cubre en aproximadamente una hora, funciona de 6:00 a 23:00 con una frecuencia de un autobús cada 15 ó 20 minutos y el precio es de 10 €.

    Por otra parte Air France dispone lanzaderas entre las terminales 2A-2C, 2E-2F, 2D-2B y 1 con Étoile (conexión líneas 1, 2 y 6 de metro y RER A) y Porte Maillot (conexión línea 2 de metro) y con las estaciones Gare de Lyon y Gare Montparnasse (conexión líneas 4, 6, 12, 13 de metro). Los servicios funcionan cada media hora entre las 5:45 y las 23:00 para la línea 2 en ambos sentidos, mientras que para la línea 4 funciona entre las 6:30 y las 21:30 desde París y entre las 7:00 y las 21:00 desde el aeropuerto. El coste de ambas líneas es de 16,10 € respectivamente.

    Por la noche funcionan las líneas Noctilien de RATP, que conectan el aeropuerto con la estación de La Verrière (línea 121), con la estación de Corbeil-Essonnes (línea 120) y con la Gare de l’Est (línea 140). El sistema parte desde las terminales 1 y 2F y desde Roissypole, funciona entre las 00:30 y las 05:30 con una frecuencia de un servicio a la hora y su coste hasta el centro de la ciudad es de 7,5 €.



 Aeropuerto internacional de Orly. ORY.


guia de paris Aeropuerto internacional de Orly
ORLYVAL junto a la torre de control.

El segundo aeropuerto en activo de París es Paris-Orly, que también ocupa el segundo lugar en importancia entre los aeropuertos de Francia y, con más de 210.000 desplazamientos al año, el décimo puesto entre los aeropuertos europeos.

Tras la construcción del Charles de Gaulle, Orly se utiliza mayoritariamente para vuelos nacionales, europeos, y destinos en el Magreb, en Oriente Medio y a los DOM-TOM (dependencias de ultramar francesas).

El aeropuerto está situado a 14 km al sur del centro de París siguiendo la autovía A6 y dispone de dos terminales de pasajeros denominadas Terminal Sur y Terminal Oeste, ambas conectadas entre sí mediante un sistema monorraíl automático de lanzaderas gratuitas denominado ORLYVAL durante las 24 horas del día.

Web oficial de Aeropuertos de París



    Tren
    Las dos terminales de Orly se encuentran conectadas mediante el ORLYVAL con la estación de RER de Antony cada cuatro minutos entre las 06:00 y las 23:00.

    La conexión entre terminales con el ORLYVAL es gratuita pero para alcanzar Antony tiene un coste de 8,7 €.

    La estación de Antony pertenece a la línea B del RER, sistema de cercanías de la ciudad, que conecta con las estaciones de Gare du Nord , Châtelet-Les Halles , Saint Michel-Notre Dame , Luxembourg , Port-Royal, Denfert-Rochereau y Cité Universitaire en el centro de la ciudad. El trayecto entre Antony y París se cubre en algo menos de 30 minutos y tiene un coste de 8,40 €.

    En las taquillas del ORLYVAL venden tickets combinados hasta París por 10,90 €.

    El sistema funciona entre las 4:56 y las 23:56 de París a Antony y entre las 5:00 y las 00:50 desde Antony a París.

    Autobús
    Los autobuses Orlybus de RATP parten de las terminales Sur H y Oeste D (llegadas) con destino a la estación de Denfert-Rochereau junto al cementerio de Montparnasse, que dispone de conexión con RER B y líneas 4 y 6 de metro.

    El trayecto se cubre en aproximadamente media hora, funciona entre las 6:00 y las 23:50 de París al aeropuerto y de 5:35 a 23:22 de Orly Sud a París, con una frecuencia de un autobús cada 15 ó 20 minutos y el precio es de 6,1 €.

    Adicionalmente Air France dispone lanzaderas entre la terminal Oeste D (llegadas) y Étoile, Invalides y la Gare Montparnasse en el centro de París.

    Los servicios funcionan cada media hora entre las 6:00 y las 23:30 desde el aeropuerto y entre las 5:55 y las 22:55 desde París. El coste es de 11,40 €.

    RATP dispone las líneas de autobús urbano 183 a Porte de Choisy, 285 a Louis Aragón y 292 que unen Rungis-Marché international con Savigny sur Orge y ZAC Les Gâtines.

    Los servicios urbanos comienzan alrededor de las 6:00 y terminan en torno a las 23:00.

Los dos aeropuertos se encuentran conectados entre sí mediante la línea B del RER y mediante la lanzadera 3 de Air France, que funciona entre las 5:55 y las 22:30 desde Charles de Gaulle y entre las 6:30 y las 22:30 desde Orly. El coste de la lanzadera es de 19 € y tiene una frecuencia de un autobús cada media hora.



 Ferrocarril.


París cuanta con una longeva tradición ferroviaria y es que Francia ha estado considerada la meca de la tecnología ferroviaria de vanguardia desde las antiguas locomotoras de vapor hasta la concepción del transporte de viajeros a alta velocidad, allá por los años 60, cuando se trazó la primera línea de alta velocidad entre París y Lyon en la que los TGV alcanzaban velocidades de hasta 270 km/h, muy superiores a sus coetáneos trenes bala japoneses.

Los servicios están gestionado por la compañía nacional de transporte ferroviario francesa llamada Société Nationale des Chemins de Fer o SNCF, que emite los billetes y planifica los trayectos nacionales e internacionales a y desde París.

Web oficial de SNCF.

La red ferroviaria de media y larga distancia se sirve de París para disponer de un concentrador de tramos desde donde parten radialmente en todas las direcciones. Para ello la ciudad dispone de un entramado formado por 6 estaciones principales que reparten el tráfico ferroviario por los cuatro puntos cardinales.

La Gare de l'Est se sitúa en el arrondissement 10 y funciona desde 1844 dando servicio a trenes con destinos al este como Champagne, Alsace, Lorraine y Estrasburgo en Francia.

Los destinos internacionales servidos desde la Gare de l'Est incluyen Luxemburgo, las ciudades suecas de Basel, Zurich y Lucerne, Frankfurt y Múnich en Alemania y Viena y Praga.

Muy cerca de la Gare de l'Est, la imponente Gare du Nord conecta las redes de RER (cercanías) y Metro de la ciudad con los trenes con destino a la Francia del norte, Bélgica, los Países Bajos, Escandinavia, Colonia y Hamburgo.

La Gare de Lyon, localizada en el arrondissement 12, fue la primera en acoger servicios de alta velocidad en Francia y hoy sirve como punto de salida hacia el sur y sureste. Alcanza destinos tales como Lyon, Provence o Riviera en Francia, Ginebra, Lausanne y Berna en Suiza o lugares más remotos en Italia y Grecia.

guia de paris
TGV de la SNCF.

La Gare d´Austerlitz, junto al Jardín des Plantes, sirve como punto de partida para los trenes que se dirigen al valle del Loire, al suroeste de Francia y a España y Portugal.

La SNFC, en colaboración con Renfe, dispone el Tren Hotel, que explota una línea desde la estación de Chamartín en Madrid hasta París pasando por Valladolid, Burgos y Vitoria en España y por Poitiers y Blois en Francia, para finalizar su recorrido en la Gare d´Austerlitz de París. También existen salidas desde Barcelona, con paradas en Girona y Figueres en España y en Limoges y Orléans, ya en Francia, antes de llegar a la Gare d´Austerlitz.

La Gare d´Saint Lazaré, localizada en el arrondissement 8, sirve a las líneas que parten hacia la región de Normandía.

Finalmente la Gare de Montparnasse, integrada en el proyecto de la Torre de Montparnasse, sirve a los trenes dirigidos a Bretaña y a Francia occidental.

Por otra parte desde que a principios de los 90 se gestaran varios proyectos de transporte de pasajeros internacionales entre las potencias ferroviarias europeas más importantes, la Gare du Nord sirve como centro de operaciones para trenes de alta velocidad de los consorcios Eurostar Group y Thalys.

Ambos grupos ferroviarios comparten los principales ramales europeos y mientras que Eurostar tan solo alcanza los destinos internacionales de Londres y Bruselas, Thalys llega a una veintena de destinos en Alemania, Bélgica y Holanda.

Web oficial de Eurostar Group.
Web oficial de Thalys.



 Carretera.


París está muy bien comunicado por carretera con la mayoría de ciudades importantes francesas como Reims, Estrasburgo, Lyon o Burdeos gracias a la estupenda red de autopistas y carreteras que parten desde la ciudad. Eso sí, no espere que los trayectos le salgan baratos porque toda la red de autopistas es de peaje y los precios de trayectos largos pueden resultar bastante caros.

Por autopista se llega fácilmente, dirección este, a Estrasburgo (489 km) por la A4, en dirección sureste por la A6 a Lyon (465 km), Berna (591 km) y Ginebra (540 km), mientras que, al sur, Burdeos se encuentra a 571 km siguiendo la A10 y Tolouse a 678 km por la A10 y la E09. En España, Barcelona está a 1037 kilómetros vía Lyon y al norte, Lille se encuentra a 221 km, Bruselas a 307 km y Ámsterdam a 505 km, todas ellas siguiendo la A1.

Las normas de circulación básicas en Francia están sujetas a las normativas europeas y cabe recordar el uso general de cinturones de seguridad y la obligatoriedad de utilizar las luces durante las 24 horas del día.

Los límites máximos de velocidad son de 130 km/h en autopistas (110 km/h en mojado), 50 km/h en poblaciones y 90 km/h para las carreteras locales (80 km/h en mojado).



 Autobús.


En las afueras de París, a unos 20 minutos del centro de la ciudad siguiendo la línea 3 de metro, se encuentra la estación internacional de autobuses de Paris-Galliéni.

Esta enorme terminal subterránea fue inaugurada en 1993 al borde de la Phériphérique, en la conurbación de Bagnolet como la estación de autobuses más grande de Europa y ofrece un nivel de servicio comparable a la de las principales estaciones de tren y aeropuertos.

La mayor parte de las operaciones internacionales son responsabilidad de la filial francesa de Eurolines y los horarios y destinos están disponibles en la web de Eurolines Francia.

Web oficial de Eurolines Francia.

guia de paris Estación internacional de autobuses de Paris-Galliéni
Estación internacional de autobuses de Paris-Galliéni.


 



 Metropolitain.


El consorcio RATP gestiona el sistema de ferrocarril metropolitano de París, que consta de 16 líneas y alcanza 214 km de vías, con lo que está considerada la tercera red de metro más extensa de Europa, por detrás solo del Metro de Londres y el Metro de Madrid. Sus líneas están identificadas por los números del 1 al 14 e incluye dos líneas menores denominadas 3bis y 7bis.

guia de paris Entrada de la estación de Abbesses, obra de Hector Guimard
Entrada de la estación de Abbesses, obra de Hector Guimard.

El sistema posee 302 estaciones, algunas de las cuales destacan por su magnífica arquitectura, aunque el símbolo más representativo de arte aplicado al sistema de metro son sus mundialmente reconocidas entradas de estilo Art Noveau, diseñadas por el arquitecto Hector Guimard.

El metro no deja de sorprender a los turistas, que una vez van a tomar el tren se dan cuenta sorprendidos de que en algunas líneas (1, 4, 6, 11 y 14) no corre sobre raíles sino que dispone de ruedas con neumáticos que se desplazan a lo largo de carriles de cemento.

El sistema funciona aproximadamente, dependiendo de la línea, entre las 05:30 y la 00:30, cerrando a la 01:30 los viernes, sábados y días previos a un festivo.

La frecuencia de paso es muy buena con lo que la espera en el andén generalmente es muy corta.

Desde el 1 de Enero de 2007 RATP introdujo los nuevos billetes t+, que permiten efectuar trasbordos entre 2 líneas de autobús, entre Metro y RER o entre autobuses y tranvías y funcionan para RER dentro de París, autobuses RATP, funicular de Montmartre y autobuses nocturnos sin efectuar trasbordo conforme a las tarifas específicas de la red Noctilien.

Después de la primera validación del ticket se dispone de una hora y media hasta la siguiente validación efectuada en un trasbordo.

El coste del ticket sencillo es de 1,70 € y se pueden comprar en grupos de 10 por 13,30 €. Cada estación dispone normalmente de máquinas automáticas de venta de billetes en cada uno de sus accesos y de una oficina de venta e información en el vestíbulo principal.

Web oficial de RATP.



 Réseau Express Régional.


Operado por la división Transilien de la SNCF y por RATP, el sistema de cercanías de París dispone de 5 líneas denominadas por las letras A, B, C, D y E.

La red completa dispone de 257 estaciones y cubre 587 km de vía férrea, de los cuales 76 son subterráneos discurriendo dentro de París, donde se encuentran hasta 33 estaciones.

Las tarifas del sistema dentro de la red urbana están incluidas en el billetes t+, costando un ticket sencillo 1,70 €. Fuera de los límites de la ciudad sigue un sistema de zonas. De igual manera el horario es el mismo que el del metro, aunque las frecuencias son algo menores.

Cada estación dispone normalmente de máquinas automáticas de venta de billetes en cada uno de sus accesos y al menos una oficina de venta e información en el vestíbulo principal.

guia de paris Tren RER
Tren RER.


Web oficial de RATP.

guia de paris



 Tranvías de París.


guia de paris Tranvías de la línea 2 de París
Tranvías de la línea 2 de París.

El consorcio RATP también gestiona cuatro líneas de tranvía en servicio en la ciudad de París, aunque todas ellas brindan su función en estaciones situadas en la periferia de la ciudad o en su área metropolitana, por lo cual no suelen ser de demasiada utilidad para el turismo.

T1 comunica Saint-Denis con Noisy-le-Sec al norte de la ciudad, T2 conecta La Dèfense con Porte de Versalles al sur de París, T3 une la estación de RER Pont du Garigliano con la estación de metro Porte d’Ivry y finalmente T4 funciona entre Aulnay-sous-Bois y Bondy, en el departamento de Sena-San Denis.

La línea más interesante podría ser la 1, ya que llega hasta la Basílica de Saint-Denis, pero allí también llega la línea 13 de metro desde el centro de la ciudad.



 Autobuses urbanos.


París posee un sistema de autobuses urbanos que se podría tachar de muy eficiente de no ser por el denso tráfico que castiga la ciudad especialmente durante las horas punta.

Las actuales 64 líneas de autobús cubren 3403 kilómetros de trayectos, generalmente radiales, que conectan el centro de la capital con los suburbios y son bastante amigables con los turistas, ya que tanto las paradas como los coches suelen disponer de bastante información acerca del funcionamiento de cada línea.

Las tarifas del sistema dentro de la red urbana están incluidas en el billetes t+, costando un ticket sencillo 1,70 €. El servicio comienza a las 5:30 y, dependiendo de cada línea, termina como muy tarde a las 00:30, cuando comienzan a funcionar las líneas de Noctilien, sistema de autobuses nocturno que cubre los puntos principales de la ciudad durante toda la madrugada.

guia de paris autobus del RATP
Autobús del RATP

Web oficial de RATP.



 Pases de transporte.


Para abaratar el transporte dentro de la ciudad Transilien y RATP ofrecen la posibilidad de adquirir La Carte Mobilis, un ticket diario que permite utilizar ilimitadamente el transporte público de los sistemas de metro, RER y autobús excluyendo el Orlybus, el Orlyval, el Roissybus, el Roissyrail y el Orlyrail. El precio se basa en el área de la cobertura: para las zonas 1 y 2 cuesta 6,60 €, de 1 a 3 vale 8,80 €, de 1 a 4, 10,85 € y de zona 1 a zona 5 su precio es de 15,65 €.

La Carte Mobilis se puede adquirir por anticipado en las taquillas automáticas y en las taquillas de las estaciones Transilien, del RER y del metro, al igual que en los expendedores autorizados.

Por otra parte el pase turístico Paris Visite, incluye, además de las facilidades turísticas propias de su función, acceso ilimitado al sistema de transporte durante un número determinado de días. El precio para París-centro para adulto es de 10,55 € al día, 17,15 € dos días, 23,40 € para 3 días y 33,70 € para 5 días, mientras que para París-centro+suburvios+aeropuertos tienen un coste de 22,20 € para un día, 33,70 € para 2 días, 47,25 € para 3 días y 57,75 € para 5 días. Los precios para niños son exactamente la mitad que para adultos.

guia de paris

El pase puede ser adquirido en cualquier estación de metro, cercanías, terminal de autobuses, aeropuertos y oficinas de turismo de la ciudad.

Por otra parte, los parisinos utilizan un sistema de monedero electrónico conocido como Passe Navigo, que es válido para el uso ilimitado del sistema de transportes durante periodos semanales o mensuales. Para obtener este pase es necesario entregar una foto de carné y 5 € en estaciones de Metro, estaciones de RER o en los aeropuertos y desde su obtención tiene una validez por 10 años.

El precio de las recargas se basa en el área de la cobertura: para las zonas 1 y 2 cuesta 19,15 € semanales o 62,90 € mensuales, para las zonas de 1 a 3 cuesta 24,85 € semanales o 81,50 € mensuales, para las zonas de 1 a 4 cuesta 30,25 € semanales o 99,602 € mensuales y para las zonas de 1 a 5 cuesta 33,90 € semanales o 111,50 € mensuales.



 Barco.


El río Sena parte París por el centro y sirve de eje este-oeste para transporte turístico, ya que a sus orillas se encuentran la mayor parte de los atractivos de la ciudad. Cuenta con decenas de muelles repartidos entre el Trocadero y el Jardin des Plantes, desde los que operan varias compañías que ofrecen cruceros turísticos diurnos y nocturnos y cenas a bordo de barcos restaurante.

El más popular de los servicios lo ofrece Batobus, compañía que opera en los atracaderos de la Torre Eiffel, el Museo de Orsay, Saint Germain des Prés, Notre Dame, y el Jardin des Plantes hacia el oeste y el Hôtel de Ville, el Louvre y Los Campos Elíseos en sentido contrario.

El sistema funciona entre las 10:00 y las 19:30 del 3 de septiembre al 5 de abril y entre las 10:00 y las 21:30 durante el resto del año.

Los barcos operan con frecuencias de entre 20 y 25 minutos y las tarifas funcionan para el uso ilimitado del servicio durante un día por 15 € y durante 2 días por 18 €, mientras que el pase de temporada cuesta 60 €.

guia de paris Batobus
Batobus

Web oficial de Batobus.

Desde luego, una comida o cena por el Sena no resulta tan barata como los cruceros del Batobus. Compañías como Marina de Paris ofrecen el servicio por entre 39 € y 67 €, dependiendo del menú y de la hora, siguiendo un tour de cerca de 2 horas que recorre las áreas más turísticas del río. Marina de Paris ofrece la posibilidad de contratar sus servicios on-line cómodamente a través de su web.

Web oficial de Marina de Paris.

Por otra parte, el Sena no es la única experiencia naval que podemos disfrutar en la ciudad ya que tanto el Canal Saint Martin como el Río Marne también son navegables y están explotados por compañías turísticas.

Canauxrama opera excursiones siguiendo el Canal Saint Martin que atraviesa la ciudad desde el Paris Arsenal hasta el Parc de la Villete. El tour toma 2 horas y media en las que se dejan atrás exclusas, puentes y el famoso túnel de Saint Martin, que une subterráneamente la plaza de la Bastilla y el boulevard Richard Lenoir durante 2 kilómetros hasta encontrar el Canal del Ourcq.

Los cruceros cuestan 15 € y ofrecen salidas desde la Villette a las 9:45 y 14:45 y desde el Arsenal a las 9:45 y a las 14:30.

Entre los meses de junio y septiembre se puede disfrutar de la experiencia Atmosphere, un crucero nocturno que, por el mismo precio, parte desde la Villette a las 18:00 mientras que desde el Arsenal hace lo propio a las 21:00.

Web oficial de Canauxrama.



 Bicicleta.


París, como la mayor parte de ciudades europeas, está muy bien preparada para circular en bicicleta y por sus calles se extienden 314 kilómetros de carriles especiales para ciclistas y patinadores.

Las bicicletas tienen el acceso permitido en trenes, tranvías y en el batobus, a excepción de durante las horas consideradas como punta. Además el ayuntamiento ha puesto en funcionamiento desde el año 2007 el servicio Vélib, que consiste en un sistema de alquiler de bicicletas automático que funciona durante 24 horas con 18.000 bicicletas y 1.200 estaciones separadas entre sí por menos de 300 metros en la zona centro de la ciudad.

Para utilizar el sistema, el usuario deben adquirir un abono, que permite un número ilimitado de alquileres durante el periodo de suscripción. Las suscripciones son de 1,70 € por día o 8 € a la semana o 29 € al año e incluyen alquiler de bicicletas gratuito para la primera media hora de cada alquiler individual.

Para inscribirse en el programa es necesario utilizar una tarjeta de crédito o tarjeta de débito Maestro, Visa o Mastercard con PIN sobre la que se cargan 150 € como fianza, que tras la utilización de la bicicleta serán devueltos. El sistema también acepta tarjetas Navigo.

guia de paris

A partir de la primera media hora gratuita, la siguiente tiene un coste adicional de 1 €, la segunda media hora adicional de 2 € y a partir de la tercera media hora el coste de cada segmento es de 4 €.

Todo el sistema está automatizado y cada estación cuenta con un cuadro de operaciones que permite obtener los pases, recargar cuentas de suscriptores anuales y obtener información de la localización de estaciones o consultar el estado de tu cuenta.

Web oficial de Velib.



 Circulación y Taxis.


No hay ningún buen motivo para circular por el centro de parís en coche ya que los atascos están presentes durante todo el día en las principales vías y sus sistemas de transporte público son magníficos. Además aparcar puede ser toda una odisea y tiene coste entre los lunes y sábados, de 09:00 de la mañana a 19:00, con una tarifa de 3 € a la hora en todo el centro.

La densidad de tráfico reinante en la ciudad tampoco hace muy aconsejable utilizar taxis a no ser que prime la comodidad a la hora de la elección del medio de transporte.

Los taxis de París no están pintados de un color determinado, son iguales que cualquier vehículo privado, con la única diferencia de que llevan una capilla que reza Taxi Parisien, que se ilumina cuando el taxi está libre.

El precio mínimo por trayecto es de 6 € a pesar de que la bajada de bandera tenga un coste de solo 2,2 €. El precio por kilómetro depende de la tarifa que se aplique: la tarifa A funciona de lunes a sábado entre las 10:00 y las 17:00 y cuesta 0.89 €/km, la tarifa B funciona de 17:00 a 10:00 de lunes a viernes y los domingos de 7:00 a 24:00 con un precio de 1,14 €/km y la tarifa C funciona los domingos de 00:00 a 7:00 con un coste de 1.38 €/km.

Por otra parte los taxis que lleven más de 3 pasajeros cobraran 2,95 € adicionales y los equipajes que excedan volumen o peso normal están cargados con 1 €.



 



La ciudad de París es una de las más visitadas del mundo y no es por casualidad ya que es una de las ciudades más bellas del globo.

Entre sus atractivos destacan cientos de edificios monumentales, decenas de museos y bellísimos rincones que reflejan todas las caras que conforman su polifacético carácter, mezcla de lo más chic de la revolución juvenil de la década de los 60 y del espíritu más bohemio de los artistas que desde siempre han utilizado la ciudad de las luces como fuente de inspiración.

A diferencia de otras grandes ciudades europeas, París no tiene un centro histórico definido alrededor del cual haya crecido la ciudad, más bien todo París es el centro urbano ya que las poblaciones que rodean los límites de la capital encierran todo el área de la urbe, que dejó de poder crecer en extensión desde finales del siglo XVII.

Esta circunstancia provoca que París muestre un aspecto antiguo y clásico en toda su basta extensión. Por ello la ciudad esconde infinidad de lugares que visitar y merece la pena hacer una buena planificación y tener claras las prioridades ya que para no perderse nada de París al menos hace falta una semana entera.



 Como utilizar esta guía.


Para distribuir lo mejor posible la información descriptiva de la ciudad esta guía comienza su recorrido por la Île de la Cite, isla situada en el corazón de la ciudad y a la que París debe su origen. A continuación se describen los barrios y zonas situadas al norte del Sena en el orden en que se fue expandiendo la ciudad.

A Le Marais, considerado el verdadero corazón histórico de la ciudad, le siguen hacia el oeste Les Halles y Beaubourg y Les Tuileries, zonas por las que se expandió la ciudad medieval. A continuación pasearemos por Las amplias esplanades de la última expansión verdadera de la ciudad, llevada a cabo a partir del siglo XVIII bajo la supervisión de los visionarios arquitectos de la ilustración.

Al sur del Sena repasaremos las zonas en orden geográfico desde donde lo dejamos al norte del río. Así "bajo" la Plaza de la Concordia, explanada por antonomasia en París, se extienden Les Champ-de-Mars, donde se erige el más famoso de los monumentos de París: Le Tour Eiffel. Al este de la explanada atravesaremos dos de los barrios más antiguos de la ciudad: Saint-Germain-des-Prés y el Quartier Latin, completando así nuestro recorrido por el área de la ciudad medieval.

El París más moderno se describe a continuación con una revisión de la zona más representativa del gran París de Haussmann, situada al norte de las áreas de Les Halles, Beaubourg y Les Tuileries. "Visitaremos" los vecindarios de Pigalle y Montmartre, aún más al norte y finalmente se describirán las Zonas periféricas, situada más allá de los límites históricos del París medieval.

El título de cada descripción está acompañado del nombre de la estación del sistema público de transporte más cercana, así como las líneas que dan servicio en ellas.



Metropolitain.
Réseau Express Régional.
Tranvías de París.
SNCF.Medio/largo recorrido.


Sobre cada título se han añadido iconos que representan las actividades o puntos de interés que podemos encontrar en torno al monumento o área descrito.

Cada monumento o área están descritos detallando sus características más importantes y reseñas históricas, así como precios y horarios actualizados.

La descripción de museos incluye dirección, precio, horarios y brinda acceso a la web oficial de cada institución.

Esta guía incluye sencillos planos detallados de las zonas de interés donde se señalan los monumentos descritos y las estaciones de medios públicos de transporte.

Los puntos de conexión entre planos están señalados e identificados por un número y cada plano se acompaña de un pequeño diagrama donde se puede ver un esquema del conjunto para facilitar la orientación.

Monumento/edificio histórico.
Zona de ocio nocturno.
Teatro.
Museo.
Zona verde/parque natural.
Área comercial.
Zoo.
Playa.
Senderismo.
Hospital.
Restaurante.
Información turística.
Supermercado.
Zona deportiva.
Sala de conciertos.
Estación ferrocarril.



 El estilo Haussmann.


Para describir París en función del orden arquitectónico imperante en la ciudad podemos pasar tranquilamente por alto los casi 2.000 años de la historia de la ciudad anteriores al siglo XIX, y es que desde mediados de ese siglo la ciudad fue transformada casi en su totalidad. Se estima que aproximadamente el 60% de los edificios de París fueron modificados.

Tras la llegada al poder de Napoleón III, el nuevo emperador encargó al funcionario civil francés Georges Eugène Haussmann en 1852 iniciar un programa de profundas reformas sobre París.

La idea principal no solo pretendía realojar a las clases burguesas en el centro de la ciudad, sino que también tenía la finalidad de conseguir calles demasiado anchas para que, dadas las antiguas experiencias, los posibles rebeldes no fueran capaces de construir barricadas a lo largo de ellas y además fuera posible la circulación de batallones en formación y, en el peor de los casos, de la artillería, si fuera necesario.

Para ello Haussmann proyectó una red de amplias avenidas que unirían las principales estaciones de tren, de manera que las tropas de provincias pudieran entrar en combate en un corto periodo de tiempo. De esta manera, durante el Segundo Imperio se pudo llevar a cabo la rápida represión de la Comuna de París en 1871.

Durante casi 20 años tras el comienzo de las primeras obras la vida en la ciudad se vio eclipsada por los trabajos de Haussmann y la metódica y sistemática demolición de las calles más estrechas de la ciudad medieval, que fueron paulatinamente sustituidas por un entramado de amplias avenidas y bulevares flanqueados de árboles y de edificios de altura uniforme. Se demolieron cerca de 27.000 casas y se construyeron o reconstruyeron otras 102.000, se levantaron trece iglesias, dos sinagogas, cinco ayuntamientos y seis barracones militares, además de los mercados, colegios y estaciones de policía con que se dota a prácticamente todos los barrios de la ciudad.

Gracias a la iniciativa privada los bulevares rápidamente se convirtieron en los ejes de la vida social parisina ya que se vieron llenos de cafés y tiendas que ocupaban las plantas bajas de unos edificios cuyos alquileres eran prohibitivos.

guia de paris

Las normas eran claras para estos edificios de apartamentos: altura de 5 plantas, máximo 20 metros comprendiendo los entresuelos, tejados de cinc con mansardas, muros de piedra caliza, rejas negras, balcones como mínimo en los cuerpos 2 y 5, vanos rigurosamente alienados y remate de las chimeneas en gres rojo.

El poco espacio con el que contaban los arquitectos para lucirse en sus diseños provocó que al final todos presentaran diseños muy similares, básicamente en estilo neo-clásico. De esta manera sería en los fascinantes detalles arquitectónicos tales como columnas, ménsulas, rosetones o molduras, de la fachada en los que cada arquitecto podía destacar sobre los demás.

En su interior un apartamento Haussmann está compuesto por habitaciones amplias de techos altos con balcones y suelos de tarima maciza en espigas. Las ventanas y puertas deben ser de grandes dimensiones y las zonas de uso principal están orientadas hacia la calle.

En cuanto a la arquitectura pública, la mayoría de los edificios muestran estilos eclécticos con imponentes fachadas mezcla del neo-románico, neo-gótico, neo-bizantino, neo-clásico y neo-barroco. El edificio civil que más éxito tuvo en su tiempo es el magnífico Palais Garnier, el nuevo teatro de la ópera para París. El enorme edificio es de estilo neo-barroco y supone la rehabilitación de ese estilo, que parecía maldito cuando llego el neo- clasicismo. La fachada recuerda a la del Louvre, pero todo está mucho más ornamentado y exhala suntuosidad por todos sus poros, continuando a la ya anticuada tradición de Versalles.



 



 Île de la Cite




París debe su origen a esta isla con forma de barca situada sobre un amplio meandro del río Sena. Fue habitada hace unos 2.000 años por tribus celtas de entre las cuales los parisii dan nombre a la urbe y posteriormente, romanos y reyes Francos y Capetos consolidarían la importancia de un espacio estratégico que ofrecía un paso cómodo y fácilmente defendible entre el sur y el norte de la Galia.

No existe lugar más antiguo en París. Todavía pueden verse restos de las primeras construcciones en la cripta arqueológica que se sitúa bajo la plaza frente a la impresionante catedral de Notre Dame, desde donde se miden las distancias por carretera en Francia como kilómetro "cero".

Al este de la Île de la Cité y unidas mediante el puente de de Saint Louis se encuentra la Île Saint Louis, que se puede considerar parte de la Île de la Cité. Esta isla originalmente estaba dedicaba al almacenamiento de madera y reservas de pasto para ganado hasta que durante el siglo XVII se trazó su planificación urbana y se construyó sobre toda su superficie.

Aunque no se impuso ningún estilo arquitectónico, la velocidad del desarrollo y la influencia del arquitecto Louis Le Vau, favoreció un desarrollo homogéneo y clásico en todos sus edificios.

Actualmente la isla es completamente residencial y posee varios restaurantes, cafeterías y heladerías a pie de calle, así como la Église St. Louis en L’Île.



 Cathédrale Notre-Dame.
 6, Parvis Notre-Dame
 Metro
 Cité
M4. 
 
 Tren
 Saint-Michel - Notre-Dame
B. C. 


guia de paris Catedral de Notre Dame
Catedral de Notre Dame.

La magnífica catedral, considerada como el más bello ejemplo de arquitectura gótica francesa del mundo, data de principios del siglo XII y fue construida a partir del proyecto de Pierre de Montreuil y Maurice de Sully para dotar a París de una catedral digna.

Durante el largo período de construcción de Notre Dame numerosos arquitectos, diseñadores y mandatarios influirían sobre los trabajos de la catedral y plasmarían diferentes estilos con distintas alturas en fachadas y torres.

Sus magníficos arbotantes originalmente no se incluían en el diseño del coro y la nave, sin embargo hubieron de ser añadidos en el exterior para mantener las altas y delgadas paredes apoyadas sobre estos novedosos elementos, ya que comenzaron a aparecer grietas que hacían peligrar la estructura.

Una vez solucionado el problema, los arquitectos de la catedral añadieron al diseño nuevos arbotantes innecesarios, pero que mantendrían un continuo en el patrón a lo largo de toda la nave.

La construcción comenzó en el año 1163, durante el reinado de Louis VII. El obispo de Sully pasó a dedicar todos sus esfuerzos y riqueza a la catedral, cuyo coro se terminó alrededor del año 1177 y, gracias a las paredes temporales añadidas, se pudo consagrar su altar mayor en 1182, algunos años antes de la muerte de Maurice de Sully.

Su sucesor, Eudes de Sully supervisó la finalización de los brazos del crucero, la fachada occidental y siguió adelante con la nave, que estaba a punto de concluir en el momento de su muerte en 1208.

Entre 1210 y 1220 se instalaron el rosetón y las grandes salas de debajo de las torres, a finales de la década de los años 1240 Jean de Chelles añadió un portal a dos aguas coronado por un espectacular rosetón en el transepto norte. Poco después Pierre de Montreuil ejecutaría un esquema similar en el crucero sur. Ambos portales del crucero, están ricamente adornados con esculturas, el portal sur con escenas de la vida de San Esteban y de varios santos locales, mientras que el portal norte desarrolla la infancia de Cristo y la historia de Teófilo en el tímpano, con una estatua de la Virgen y el Niño en el parteluz.

El cambio más significativo en el diseño llegaría a mediados del siglo XIII, cuando los brazos del crucero fueron remodelados tendiendo hacia un estilo más rayonnant.

Finalmente la Catedral de Notre Dame fue terminada sin contratiempos alrededor del 1330 tras más de dos siglos de trabajos.

Su fachada principal, situada en la Place du Parvis Notre Dame, está coronada por dos campanarios normandos y presenta un conjunto proporcional de tres niveles horizontales y tres ejes verticales separados por los contrafuertes que mantienen la verticalidad de los dos pisos inferiores y refuerzan los caras de las dos torres.

La sección inferior presenta tres grandes portales. El más importante, situado en el centro, es El Portal del Juicio Final, decorado con esculturas que representan la resurrección de los muertos junto a un ángel que con una balanza sopesa las virtudes y pecados de estos y a varios demonios que se llevan las almas de los pecadores al inframundo.

guia de paris Portada de la catedral
Portada de la catedral.

Los dos portales de los pasillos laterales están dedicados a la Virgen María y a Santa Ana, su madre.

Sobre los portales, la fachada presenta una galería que la secciona horizontalmente y que contiene la réplica de 28 estatuas que representaban a los reyes de Judea que precedieron la llegada de Cristo. Las estatuas originales fueron destruidas durante la Revolución Francesa por los exaltados que pensaron que representaban a reyes franceses.

En la sección central destaca un inmenso rosetón de 10 metros de diámetro flanqueado por ventanales lobulados y sobre el conjunto, la tercera sección se completa con una hilera de columnas y las dos torres, que alcanzan 69 metros de altura. La torre sur contiene la famosa campana Emmanuel y puede visitarse a través de la galería de las quimeras.

El acceso a la catedral es libre a no ser que se celebre misa. La casa del tesoro abre de lunes a sábado, de 9:30 a 11:30 y de 13:00 a 17:30 y su entrada también es libre.

guia de paris Mercado de flores
Mercado de flores.

La ascensión a la torre sur y la galería de las gárgolas y quimeras cuesta 8,5 €. Permanece abierta al público entre las 10:00 y las 17:00 y suele haber una fila bastante larga para acceder, pero su visita merece mucho la pena aunque solo sea para disfrutar de la panorámica de los tejados de la parte más antigua de la ciudad.

Bajo la plaza de la catedral se encuentra una de las criptas arqueológicas más importantes de Europa que alberga vestigios escavados en este mismo emplazamiento de salas galo-romanas, restos medievales de la calle Neuve Notre-Dame, cimientos del Hospicio des Enfants-Trouvés, parte del trazado de las alcantarillas Haussmann o los cimientos de una muralla del siglo IV junto a los que se halló un tesoro de más de 800 monedas.

Está abierto de martes a domingo entre las 10:00 y las 18:00 y la entrada de adulto es de 4 €.

Completando el área oriental de la isla, sobre el margen norte y frente a la catedral de Notre Dame encontramos algunas manzanas residenciales y e las fachadas del Hôtel Dieu, considerado el hospital más antiguo de la ciudad y cuya actual arquitectura data de la reconstrucción llevada a cabo sobre sus cimientos en 1877 a raíz de un terrible incendio.

En la zona central de la isla se encuentran algunos edificios administrativos que albergan la Prefectura de la Policía y el Tribunal de Comercio del Sena. Junto a ellos se abre modestamente la Plaza de Louis Lépine, donde se halla el mercado de flores, que pone un toque de color y de alegría a la isla y donde el visitante podrá comprar casi cualquier tipo de planta cultivable en un entorno urbano.



 Palais de la Cité.
 6, Bouvevard du Palais
 Metro
 Cité
M4. 
 
 Tren
 Saint-Michel - Notre-Dame
B. C. 


El extremo de la zona occidental de la Île de la Cite contiene de nuevo un par de manzanas residenciales que rodean a la Plaza Dauphine y junto a esta se elevan lo que antiguamente era el Palais de la Cité y que hoy en día es un conjunto arquitectónico formado por La Conciergerie, el Palais de Justice y la Sainte Chapelle.

El Palacio de Justicia, cuya entrada se localiza en el centro de la cara este del conjunto, está completamente construido sobre el antiguo lugar que ocupaba el Palacio Real de Saint Louis, que en el año 1776 sufrió un incendio que destruiría las dependencias reales situadas entre la Conciergerie y la Santa Capilla. La fachada principal del palacio fue reconstruida entre 1783 y 1786, mientras que las obras del resto del edificio se prolongarían hasta el año 1914.

Desde el siglo XVI hasta la Revolución Francesa fue la sede del Parlamento de París y actualmente alberga diversos tribunales de justicia.

guia de paris Palais de Justice
Palais de Justice.

La Conciergerie es el principal edificio del enorme conjunto. Las sucesivas generaciones de mandatarios han ido configurado sus muros de acuerdo a sus propios intereses en torno al Palais de Justice y a la Sainte Chapelle hasta ocupar todo el extremo occidental medio de la isla.

El palacio merovingio original fue habitado por los Condes de París. Posteriormente Hugo Capeto establecería el Consejo Real y diversos servicios de administración entre sus paredes. Durante la época medieval su área se amplió, sus muros se fortificaron, se añadieron torres y nuevas salas y tras siglos de modificaciones y reconstrucciones parciales como residencia real, finalmente los Valois lo abandonaron en 1358, cuando se mudaron al Louvre.

guia de paris Concergerie
Fachada norte de la Conciergerie.

Bajo el reinado de Felipe IV, de la dinastía de los Capetos, el palacio vería sus más profundas reformas. Se edificó un recinto que bordeaba el Sena y que reforzaba las torres d’argent y de César, se añadieron amplios salones al norte y sur del palacio y se construirían el pabellón de la guardia, como antecámara del Gran Salón donde el rey celebraba sus reuniones y recepciones y el excepcional pabellón de los soldados, que servía de comedor para las más de 2.000 personas que trabajaban para el rey.

En el extremo occidental se instalaron los jardines y detrás se reedificaron las habitaciones del rey y la vivienda del conserje, que dio nombre al conjunto cuando a partir del siglo XIV fuera el conserje quien se ocupara de la guardia del viejo palacio, destinado entonces a funcionar para la policía y la justicia.

Así, los sótanos del edificio pasaron a funcionar como prisión. Para el siglo XV la temible Conciergerie era considerada la prisión más importante de la ciudad.

Como cárcel el edificio fue el principal lugar de detención para los prisioneros de la sangrienta justicia revolucionaria que se cobraría la vida de 2700 parisinos durante 718 días, entre ellos la de la reina María Antonieta de Austria, Robespierre o Danton.

Posteriormente, tras recibir obras de renovación y restauración durante el siglo XIX, la Conciergerie recibiría la función de tribunal de justicia y sus funciones carcelarias cesarían para actualmente albergar el museo de La Conciergerie.

Del palacio destacan la Torre del reloj, en la que Juan II hizo instalar el primer reloj público de Francia, la magnífica fachada norte, flanqueada por sus dos torres y asomada al Sena y desde luego la Sainte Chapelle.

De estilo rayonnant, la Sainte Chapelle es posiblemente la más bella capilla gótica jamás construida. Se localiza tras los muros de la Conciergerie, a la izquierda de Cour de Mai, y fue construida en el siglo XIII con el propósito de albergar la corona de espinas de Cristo que Louis IX compró al emperador bizantino Balduino II de Jerusalén.

La capilla fue construida entre los años 1241 y 1248 y aunque no hay constancia de su autor, la obra se atribuye a Pierre de Montreuil, quien había reconstruido el ábside de la Abadía Real de Saint-Denis y completado la fachada de la catedral Notre-Dame de París.

Concebida como un gran relicario monumental, la estructura del edificio está dividida en dos partes: una capilla inferior dedicada a la Virgen María y la capilla superior reservada a la familia real y donde se conservan las reliquias en un relicario de plata y cobre.

El aspecto más destacable de la capilla son sus preciosas vidrieras, que con 15,35 metros de alto y 4,70 metros de ancho, representan escenas religiosas y filtran la luz entrante con sus prismas rojos y azules brindando a la capilla un colosal aire de magnificencia.

La Conciergerie y la Sainte Chapelle abren a diario entre marzo y octubre de 9:30 a 18:00 cerrando el resto del año a las 17:00. La Sainte Chapelle respeta una pausa entre las 13:00 y las 14:15 de lunes a viernes.

guia de paris Sainte Chapelle
Capilla superior de la Sainte Chapelle.

La admisión es de 8,5 € a cada atracción mientras que un billete combinado cuesta solo 12,50 €. Los menores de edad pueden acceder gratuitamente.



guia de paris

 



 Le Marais




Le Marais está considerado el corazón histórico de París. Se sitúa entre los actuales distritos 3 y 4 de la ciudad, delimitado al oeste por la Rue du Temple, al norte por la Rue de Bretagne, al este por el boulevard Beaumarchais y al sur por el río Sena y desde luego es uno de los barrios más de moda y más caro para vivir de toda la ciudad.

Antigua zona de pantanos, como sugiere su nombre (marisma), el barrio de Marais fue creciendo en importancia desde el siglo XIV gracias a su proximidad con el Louvre, residencia preferida de Carlos V. Su época de gloria se alcanzó en el siglo XVII, cuando paso a ser la zona de moda de la ciudad para las clases adineradas que construyeron amplias y suntuosas mansiones junto a los hôtels que todavía hoy destacan en el Marais actual.

Considerado como uno de los barrios más cosmopolitas del viejo continente, Le Marais es actualmente la zona residencial favorita de la población judía más importante de Europa y durante los años más recientes ha experimentado una creciente presencia gay, como se puede observar en sus cafeterías, discotecas, cabarets y tiendas de ambiente gay, concentrados principalmente en el área suroeste o cerca de las calles Sainte-Croix de la Bretonnerie y Vieille du Temple.

En el Marais, instalados en viejas mansiones y hôtels restaurados, se encuentran la mayor parte de los mejores museos de París, repartidos por encantadoras calles que, como la Rue des Francs Bourgeois, trasladan al visitante a la grandiosidad del París del siglo XVII.



 Place des Vosges.
 Place des Vosges
 Metro
 Bastille
M1. M5. M8. 


Posiblemente lo más destacado del barrio sea la Place des Vosges, considerada como la plaza más antigua de la ciudad y que además sirve de línea divisoria entre los distritos 3 y 4 de París.

guia de paris Place des Vosges
Place des Vosges.

Originalmente conocida como la Place Royale, fue ordenada construir por Enrique IV en el año 1605 y en su momento representó el primer intento de proyectar una ciudad adecuada para la realeza. En 1612 tomo el nombre de La Place des Vosges con motivo de la celebración de la boda de Louis XIII y Ana de Austria.

La novedad principal de su diseño estriba en las fachadas de ladrillo rojo que descansan sobre las galerías abovedadas que rodean los jardines y que mantienen el mismo modelo uniforme diseñado probablemente por Baptiste du Cerceau.

A pesar de la pretendida realeza del sitio ningún miembro de las monarquías francesas habitó la plaza, que se convertiría en un perfecto fondo urbano adecuado para la nueva aristocracia francesa.

Entre sus más celebres habitantes destaca Victor Hugo, quien habitó lo que entonces era conocido como el Hôtel de Rohan-Guéménée. Hoy en día el edificio contiene un museo dedicado a la memoria del escritor. Otras celebridades que ocuparon la plaza fueron el Cardenal Richelieu, Marie de Rabutin-Chantal, Marquesa de Sévigné, o el Duque de Sully, ministro de Enrique IV.



 Place de la Bastille.
 Place de la Bastille
 Metro
 Bastille
M1. M5. M8. 


A unos 250 metros al sureste de la Place des Vosges se encuentra uno de los más significativos escenarios de la Revolución Francesa: Le Place de la Bastille, que recibe el nombre de la cárcel que allí se construyó y que simbolizó la represión de la realeza absolutista francesa y que como tal, fue completamente destruida durante las revueltas.

Actualmente la plaza es una gran rotonda en cuyo centro se erige la Colonne de Juillet, que conmemora los acontecimientos de la Revolución de Julio de 1830.

El lugar que ocupó la cárcel se ha convertido hoy en día el moderno edificio de la Ópera de la Bastilla, mientras que la fosa situada detrás de la fortaleza se ha transformado en el Arsenal, un puerto deportivo para embarcaciones de recreo desde donde parte el canal de Saint Martin, que atraviesa mediante un túnel subterráneo la plaza de la Bastilla y el boulevard Richard Lenoir durante 2 kilómetros hasta encontrar el Canal del Ourcq.

En 1899, se descubrieron algunos restos de una de las torre de la antigua fortaleza durante las excavaciones de las obras del metro y se trasladaron al parque de la plaza de Henri-galli, situada a unos cientos de metros de distancia.

guia de paris Le Place de la Bastille
Ópera y columna de la Bastilla.

Por otra parte la plaza aún mantiene el esquema original de la fortaleza marcado sobre el pavimento de calles y aceras.

Los jueves y domingos se celebra en el Boulevard Richard Lenoir, al norte de la plaza, un gran mercado al aire libre donde se puede encontrar fruta fresca, pescado, carne, queso o pan, junto con ropa y artículos típicos de mercadillo.



 Saint-Paul-Saint-Louis.
 7, Passage Saint-Paul
 Metro
 Saint-Paul
M1. 


De entre las varias iglesias que se sitúan en la zona de Le Marais destaca la de San Pablo y San Luis, localizada en la amplia Rue Saint-Antoine, en pleno corazón del barrio.

Luis XIII puso la primera piedra en 1627 y tan solo 15 años más tarde, en 1641, la iglesia pudo ser consagrada por el cardenal Richelieu a San Luis.

guia de paris Iglesia de Saint-Paul-Saint-Louis
Iglesia de Saint-Paul-Saint-Louis.

El diseño corrió a cargo del monje jesuita Étienne Martellange, quien se inspiró en el Gesù en Roma. Étienne erigió una enorme cúpula de 60 metros de altura y base octogonal sobre la nave, cuyo diseño era pionero en la capital francesa y posteriormente serviría de inspiración a otras estructuras, como la capilla de la Sorbona.

La notable fachada de tres niveles apenas deja ver la cúpula. Está profusamente decorada mediante el uso de columnas corintias y hornacinas y fue creado por otro fraile, François Derand, quien probablemente buscó inspiración en el diseño de la cercana iglesia de St-Gervais-Saint-Protais, que presenta una fachada similar.

El interior es obra del hermano Charles Turmel.

Su magnífico mobiliario fue dispersado con la Revolución, incluyendo los corazones del rey Luis XIII y Luis XIV de los que nunca se volvió a saber nada.

Actualmente destacan el gran órgano, construido en 1867, la estatua de mármol de la Virgen dolorosa realizada por Germain Pilon, y una obra del pintor francés Eugène Delacroix: El Cristo en el monte de los Olivos, pintado entre 1824 y 1827.

La denominación actual fue adoptada a finales del siglo XVIII, cuando tras la destrucción de la cercana iglesia de san Pablo, ambas congregaciones fueron fusionadas.



 Los hôtel particulier de Le Marais.
 
 Metro
 Saint-Paul
M1. 


Un hôtel particulier, pese a lo que pueda parecer por su nombre, no es sino una mansión construida en la ciudad, principalmente por la antigua nobleza y burguesía.

Estas mansiones se diseñaron para ser habitadas por una familia y para el servicio a su cargo, con lo cual es bastante normal que los edificios sean de varios pisos y muy extensos.

Las mansiones suelen estar diseñadas siguiendo unos cánones arquitectónicos establecidos en el siglo XVIII, y suelen tener un porche con puerta tallada, edificio de dos o más pisos, un patio trasero y unos jardines de estilo francés con estatuas, bustos y parterres.

Desde hace más de 30 años, el ayuntamiento y el Gobierno han invertido gran cantidad de recursos en mejorar estas mansiones aristocráticas, que habían sido abandonadas durante años.

Además del Palacio del Elíseo y del de Matignon, la mansión más conocida de París es el Hôtel de Sully, construido durante el primer tercio del siglo XVII pegado a la Place des Vosgues, y que en la actualidad organiza exposiciones regulares de fotografía, y depende del Ministerio de Cultura.

guia de paris Hôtel de Sully
Hôtel de Sully.

Otras mansiones muy representativas en la zona de Le Marais son el Hôtel Carnavalet, que alberga el Museo de Historia de París, el Hôtel de Soubise, cuyo edificio original data del 1375 aunque su aspecto actual se debe a las profundas reformas que se llevaron a cabo en 1704, o el Hôtel de Beauvais y el Hôtel d'Aumont, recientemente restaurados para albergar dependencias del ayuntamiento de la ciudad.



guia de paris

 



 Les Halles y Beaubourg




 Les Halles.
 Les Halles
 Metro
 Châtelet
M1. M4. M7. M11. M14. 
 
 Tren
 Châtelet - Les Halles
A. B. D. 


guia de paris Forum des Halles
Forum des Halles.

Les Halles o el vientre de París, como lo describió Emilio Zola en su novela, fue el mercado tradicional de París desde que en 1183 el rey Felipe II Augusto designara el lugar como refugio para comerciantes, los cuales rápidamente vinieron desde todos los rincones de Francia para vender sus mercancías.

Durante la década de 1850 el mercado vio como un magnífico edificio de metal y cristal era construido en sus terrenos para mejorar las instalaciones, aunque algo más de un siglo más tarde, incapaz de competir en la nueva economía de mercado y dada la necesidad de profundas reparaciones en la estructura, el mercado sería desmantelado en 1971.

Tras el desmantelamiento, la zona se convirtió en uno de los más importantes puntos de convergencia entre la red de RER y el sistema de metro de la ciudad.

Las estaciones se proyectaron integradas en el llamado Forum des Halles, una ciudad subterránea de diferentes niveles que incluiría el Châtelet-Les Halles, intercambiador de transporte público más grande de la ciudad con tres líneas RER, cinco de metro y catorce de autobuses urbanos.

Además de los sistemas de transporte el complejo incluye el centro comercial más concurrido de la capital, la piscina pública más utilizada de París y una gran cantidad de oficinas y zonas de servicios, todo ello bajo un modernista jardín de más de cuatro hectáreas de superficie.

En el extremo occidental de la superficie encontramos la antigua Bourse de Commerce (Bolsa de Comercio), convertida hoy en un gran salón utilizado por los parisinos esencialmente como auditorio y pabellón para congresos y eventos de categoría.

Este edificio de estilo neoclásico y planta redonda llama la atención sobre todo por su inmensa cúpula acristalada. Fue ordenado construir por Napoleón para dotar a la bolsa de comercio de París de una sede más acorde que el viejo Hotel de Nevers, donde se situaba desde 1724.

guia de paris Bourse de Commerce
Bourse de Commerce.


 Saint Eustache.
 2, Impasse Saint-Eustache
 Metro
 Châtelet
M1. M4. M7. M11. M14. 
 
 Tren
 Châtelet - Les Halles
A. B. D. 


En la zona más al norte del jardín encontramos la descomunal iglesia de Saint Eustache, cuyas magnificas proporciones se aproximan más a las de una catedral que a las de una parroquia de barrio.

La primera construcción fue erigida en el sitio en el año 1223 gracias a Jean Alais, un joven comerciante a quién le fue permitido recaudar fondos gravando las cestas de pescado vendidos en el cercano mercado de Les Halles. Alais construyó una capilla dedicada a Saint-Eustache, un mártir romano condenado a morir abrasado junto a su familia en un Toro de Falaris por convertirse al cristianismo.

guia de paris Saint Eustache
Saint Eustache.

La construcción del actual edificio, atribuida al arquitecto de origen italiano Domenico da Cortona, comenzó en el año 1532 a instancias de Jean de la Barre, preboste de París, y tras más de un siglo de trabajos se inauguro en finalmente en 1637.

La iglesia posee una estructura gótica decorada con elementos propios del renacimiento, que se hacen más visibles en su clasicista fachada principal. La torre izquierda sigue una línea renacentista pura, mientras que la derecha permanece inacabada.

Desde el principio Saint Eustache se hizo popular entre la realeza gracias a su cercanía con el Louvre y a sus majestuosas dimensiones.

Numerosos acontecimientos importantes han marcado su historia. Richelieu, Jeanne Antonieta Poisson (la futura marquesa de Pompadour) y Molière fueron bautizados allí.

El joven Luis XIV celebró la comunión en la Iglesia y los funerales de La Fontaine, la madre de Wolfgang Amadeus Mozart, y muchas otras celebridades se llevaron a cabo entre sus muros. Los escritores La Voiture y Furetière, el gramático Vaugelas, el arlequín Dominique Benserade o Scaramouche, están enterrados en la iglesia.

Sin embargo la reputación mundial del St Eustache no se debe sólo a su espléndida arquitectura, sino también a su tradición musical. Con su Organista Titular Jean Guillou a la cabeza, la iglesia de Saint-Eustache organiza conciertos durante todo el año con orquestas sinfónicas, música de cámara, etc y por supuesto, el famoso coro de Saint-Eustache.



 Fontaine des Innocents.
 Place Joachim-du-Bellay
 Metro
 Châtelet
M1. M4. M7. M11. M14. 
 
 Tren
 Châtelet - Les Halles
A. B. D. 


La esquina sureste de Las Halles concurre junto a los terrenos del antiguo Cimetière des Saints-Innocents, campo santo utilizado como fosa común hasta el siglo XVIII, cuando se exhumaron los cuerpos y fueron transportados a las catacumbas de Montparnasse.

Tras el desmantelamiento del cementerio, el lugar se convirtió en una plaza de mercado que acogería la localización final de la Fontaine des Innocents, fuente encargada como parte de la decoración de la ciudad para conmemorar la solemne entrada del Rey Enrique II en París y que estaba a punto de ser desmantelada.

La Fontaine des Innocents es la fuente renacentista más antigua de París y fue construida entre 1546 y 1549 bajo las ordenes del escultor y arquitecto Jean Goujon.

Su diseño se inspirada en los ninfeos de la antigua Roma, bellas estructuras monumentales diseminadas a lo largo y ancho de todo el imperio romano, que decoradas con estatuas de ninfas, tritones y otras deidades del agua, se utilizaban para proteger una fuente o manantial.

guia de paris Fontaine des Innocents
Fontaine des Innocents.


 Beaubourg.
 
 Metro
 Rambuteau
M11. 


guia de paris Fontaine Stravinsky y Saint Merry
Fontaine Stravinsky y Saint Merry.

Al sur de la Place Joachim-du-Bellay se encuentra la Rue de la Ferronnerie, donde en 1610, el fanático religioso Ravaillac asesinó a Enrique IV mientras su carruaje sufría un atasco de tráfico y si caminamos apenas dos manzanas en dirección este, al atravesar el Boulevard de Sébastopol, nos adentramos en el barrio de Beaubourg, que aunque no tan elegante como Le Marais, aún no ha vendido su alma a la comida rápida y cadenas de ropa barata.

Antes de que el colorista Centro Pompidou fuera construido durante la década de los 70, el edificio que más destacaba del barrio era la iglesia de Saint Merry, situada en la esquina de la Rue de la Verrerie y Rue St Martin. Como la mayoría de las iglesias en París, fue construida durante el siglo XVI en estilo gótico flamígero para reemplazar a la antigua capilla que se había quedado pequeña y que databa del siglo IX.

La iglesia, que presenta las típicas modernizaciones posrevolución, esta coronada por una torre que alberga la campana más antigua de París, construida para la capilla original en el año 1313.

En el interior de la nave destaca el púlpito apoyado sobre una curiosa pareja de palmeras talladas, diseñado por los hermanos Stodtz a mitad del siglo XVIII.

Frente a la fachada norte de la iglesia, las máquinas animadas de la Fontaine Stravinsky, obra de los escultores Jean Tinguely y Niki de Saint Phalle, facilitan la transición al Beaubourg contemporáneo, cuyo mejor representantes es el controvertido Centro Pompidou. El edificio del museo es reconocible al instante dada su característica arquitectura de "lo de dentro a fuera", sostenida mediante una fachada con grandes estructuras metálicas, tuberías azules verdes y amarillas, depósitos cilíndricos, etc.

A los pies del museo se disfruta de un animado ambiente donde parisinos y turistas contemplan los espectáculos de artistas callejeros y retratistas o sencillamente toman café en alguna de las terrazas de la Plaza Pompidou.

La visita al vecindario continúa por la tranquila calle peatonal de Quincampoix, situada entre la plaza del museo y el Boulebard de Sébastopol y famosa por las galerías de arte, las tiendas exclusivas y los restaurantes más chic de París, que se encuentran instalados entre clásicos edificios del siglo XVIII.

La manzana al norte del Centro Pompidou esconde entre sus pasajes de Clairvaux y Brantôme un curioso reloj modernista de acero y bronce llamado Le défenseur du Temps, que representa un guerrero con escudo y espada que lucha contra un dragón, un cangrejo o un pájaro, dependiendo de la hora del día.

guia de paris Centro Pompidou
Centro Pompidou.


 Tour St. Jacques.
 39, Rue de Rivoli
 Metro
 Hôtel de Ville
M1. M11. 


Por el contrario, el área situada entre el sur del museo y el río Sena, nos devuelve al París de los clásicos edificios del siglo XIX proyectados por Haussmann. Entre los tejados destaca, frente a la Rue de Rivoli, la torre de esplendido estilo gótico flamígero de 52 metros de altura de la antigua iglesia de Saint Jacques la-Boucherie; Santiago de la carnicería.

guia de paris Torre de Saint Jacques
Torre de Saint Jacques.

La rica decoración de la torre refleja la riqueza de sus patronos, los carniceros al por mayor del cercano mercado de Les Halles, quienes ordenaron la construcción de una iglesia dedicada a Santiago y que fue construida entre 1509 y 1523.

La iglesia, con la excepción de la torre, fue demolida en 1797 y en el siglo XIX la torre fue adquirida por el Ayuntamiento de París que en 1862 la declararía Monumento histórico de Francia.

Durante el Segundo Imperio, el arquitecto Théodore Ballu restauró la torre y demarcó sus cimientos con un pedestal que la sostendría a su nivel original, ya que los terrenos de alrededor suyo fueron rebajados para obtener la gravilla necesaria para la construcción del firme de la recién proyectada Rue de Rivoli.

Alrededor de la torre se proyectó un parque donde descansa la estatua de Blaise Pascal, situada junto a la base de la torre, y que conmemora los experimentos sobre la presión atmosférica que el científico llevo a cabo en la torre.

Al sur del parque y junto a la orilla del Sena se encuentran las fachadas gemelas del Théâtre du Châtelet y el Théâtre Lyrique, ambos construidos durante el siglo XIX bajo la dirección del arquitecto Gabriel Davioud a petición del Barón Haussmann.



 Hôtel de Ville.
 Place de l´Hôtel de Ville
 Metro
 Hôtel de Ville
M1. M11. 


Apenas una manzana hacia el este, siguiendo la Avenida de la Victoria, encontraremos la deslumbrante fachada del Hôtel de Ville, que desde mediados del siglo XIV alberga el ayuntamiento de la ciudad.

Hasta 1141, cuando los comerciantes de agua construyen el puerto de Grève para aliviar el concurrido puerto de París, el lugar no era más que una playa de guijarros y la plaza donde hoy se erige el edificio era conocido como la Plaza de Grève.

En 1246 se fundó el primer consejo municipal y los gremios parisinos eligieron varios concejales como representantes para negociar con el rey, pero no hubo ningún edificio municipal hasta 1357, cuando Etienne Marcel, preboste de los mercaderes, es decir, alcalde de París, compró el cercano Maison aux Piliers o Casa de los Pilares, en nombre del municipio.

Finalmente en 1533 el rey Francisco I decidió dotar a la ciudad con un ayuntamiento digno de París, que en ese momento era la ciudad más grande de Europa y de toda la cristiandad. Para ello nombró a los arquitectos Dominique de Cortone y Pierre Chambiges, que inmersos en el espíritu del renacimiento proyectaron un bello edificio de altas proporciones, amplios espacios luminoso y muy refinado en su decoración.

Durante los siguientes dos siglos el edificio no sufrió cambios significativos, pero fue escenario de importantes eventos durante la Revolución Francesa.

En particular destacan el asesinato del último preboste de los mercaderes Jacques de Flesselles, a manos de una enfurecida multitud el 14 de julio 1789 y el golpe de estado de la Reacción de Termidor, cuando Robespierre fue detenido en el Hôtel de Ville junto a sus seguidores en el momento en que intentó suicidarse.

En 1835, por iniciativa de Rambuteau, prefecto del departamento del Sena, se añadieron dos alas al edificio principal, unidas a la fachada principal mediante una galería, con el objeto de proporcionar más espacio para el gobierno de una ciudad en plena expansión.

guia de paris Hôtel de Ville
Hôtel de Ville.

En 1870 surgió en la ciudad la Comuna de París, un breve movimiento insurreccional que gobernó la ciudad hasta el 28 de mayo de 1871, instaurando un proyecto político popular autogestionario que terminó con una brutal represión por parte de las tropas franco-prusianas.

La revolución terminó con su centro político, el Hôtel de Ville, en llamas, destruyendo parcialmente el edificio, así como todos los valiosos archivos de la ciudad.

La ciudad entonces celebró un concurso para la construcción de un nuevo ayuntamiento. Los arquitectos Théodore Ballu y Edouard Deperthes ganaron el concurso con su propuesta para reconstruir el Hôtel de Ville en su estilo original.

Nueve años más tarde, el nuevo Hôtel de Ville se inauguró oficialmente.

Aprovechando la reconstrucción el edificio se decoró con 108 estatuas que representan a los parisinos mas celebres y otras 30 estatuas alegóricas que representan a las ciudades francesas más importantes. El reloj de la torre central está adornado con varias esculturas femeninas que representan al río Sena, a la ciudad de París y al Trabajo y la Educación.

Los interiores se decoraron siguiendo el pomposo estilo imperial con techos y paredes profusamente pintadas. Destacan la gran escalera, el salón de bailes, las magníficas vidrieras y las numerosas lámparas de araña.



 Saint-Germain l'Auxerrois.
 2, Place du Louvre
 Metro
 Pont Neuf
M7. 


Continuando por la vereda del río hacia el oeste, camino de les Tuileries, a unos 1000 metros y justo antes de toparnos con las impresionantes fachadas orientales del Musée du Louvre, se abre la Place du Louvre, donde se encuentra una de las más notables iglesias de parís: Saint-Germain l'Auxerrois, antigua parroquia de los reyes de Francia y generalmente considerada como la Iglesia del Louvre.

guia de paris Saint-Germain l'Auxerrois
Saint-Germain l'Auxerrois.

Fue fundada en el siglo VII y ha sido reconstruida en varias ocasiones a lo largo de los sucesivos siglos, por lo cual su estilo es una mezcla de románico, gótico y renacentista.

El elemento más destacado de la iglesia es el pórtico gótico frontal, que consta de cinco arcadas y está coronado por un hermoso rosetón.

Entre los tesoros que se conservan en el interior destaca una estatua de Saint Germain, tallada en madera durante el siglo XV, un Saint Vincent tallado en piedra y un estupendo retablo flamenco tallado.

Junto a la iglesia se erige el Mairie du 1er arrondissement de Paris, la junta municipal del 1er arrondissement, que se sitúa en un curioso edificio diseñado por el arquitecto Jacques Hittorff construido entre 1858 y 1861.

Fue diseñado como una contraparte a la fachada de la iglesia, de la que toma especialmente el rosetón y el porche y a la que complementa con el campanario de estilo neogótico florido, que se erigió en 1860 entre ambos edificios.



guia de paris

 



 Les Tuileries




Al margen occidental de Les Halles y tomando la Rue de Rivoli como eje central, nos adentramos en una de las zonas más históricas de París: el barrio de las Tullerías, desambiguación en castellano para referirse a Tuileries, que significa tejerías y que se refiere a las fabricas de tejas que habían en la zona y que dan nombre al vecindario.

Elegantes plazas, jardines recoletos y arcadas y patios proporcionan a esta zona de París su carácter especial. Monumentos a la monarquía y al arte coexisten con el lujo contemporáneo: hoteles de cinco estrellas, restaurantes mundialmente famosos, emporios de la moda y joyeros de renombre internacional.



 Palais du Louvre.
 
 Metro
 Palais Royal-Musée du Louvre
M1. M7. 


Las Tullerías es el barrio donde antiguamente y por mucho tiempo residió la realeza francesa. Hoy en día la principal atracción del barrio es el Louvre, antiguo castillo cuyo origen se remonta al siglo XII y que fue reconvertido en palacio real en 1527 por orden de Francisco I para dotar a la familia real de una residencia próxima a la Cité.

Su arquitecto, Pierre Lescot, proyectó un edificio clasicista basado en los estilos renacentistas italianos y lo emplazó en torno a un gran patio cuadrado. En 1564 Catalina de Médici encargó cerrar el patio mediante de una segunda residencia real llamada Palacio de Tuileries, que seguiría estilos parecidos al Louvre y que fue definitivamente integrada en el conjunto en 1595.

El Louvre dejó de ser residencia real durante el reinado de Luís XIV cuando concluyeron las obras de construcción del Palacio de Versalles.

A pesar de abandonarlo, Luís XIV ordenó una completa restauración de las fachadas del palacio, que marca la actual estética del edificio al estilo Barroco francés.

Durante el siglo XVIII Napoleón Bonaparte ordenaría llevar a cabo las mayores obras sobre el conjunto que incluían el gran arco triunfal, Arc du Carrousel, situado en el centro del patio y la construcción del ala sur, cuyas obras serían rematadas por Napoleón III, quien finalizaría la construcción del ala norte, dotando de simetría al conjunto.

El ala correspondiente al Palacio de las Tullerías fue completamente destruido por un incendio durante los sucesos de la Comuna en 1870 y actualmente su lugar está ocupado por un vasto jardín abierto al público con grandes paseos rodeados de esculturas y varios estanques y fuentes.

guia de paris Palacio del Louvre
Palacio del Louvre.

La última reforma importante que ha sufrido el edificio ha sido la construcción en 1989 de una pirámide de cristal que da acceso al edificio y que fue encargada por François Mitterrand al arquitecto Ieoh Ming Pei.

La obra tiene una altura de 21,6 metros y está cubierta por 666 paneles de vidrio laminado que se dividen a su vez en 603 rombos y 63 triángulos. Su peso es de 180 toneladas y al igual que las pirámides egipcias, la inclinación de sus paredes es de 51º.

La disposición de la pirámide en el patio central del museo coincide con el de los tres pabellones del museo, Richelieu al norte, Denon al sur y Sully al este. En su interior se encuentran las taquillas, frecuentemente abarrotadas por cientos de turistas, y brinda acceso al musée du Louvre, posiblemente el museo de arte más completo del mundo.



 Palais Royal.
 8, Rue de Montpensier
 Metro
 Palais Royal-Musée du Louvre
M1. M7. 


guia de paris Jardines del Palais Royal
Jardines del Palais Royal.

Frente al ala norte del Louvre se encuentra al Palais Royal, cuya fachada exterior no es más impresionante que muchos de los edificios de alrededor, pero que sin embargo posee unos jardines considerados como los más bellos de la ciudad.

En recientes remodelaciones se han añadido conjuntos artísticos modernos como las Fuentes de Bury, compuestas por perfectas esferas de metal y construidas en 1985 bajo la dirección de Pol Bury, o las Columnas de Buren, situadas en el lugar dónde se situaba la antigua galería de Orleans, barrera entre el palacio y los jardines.

El palacio, que a pesar de su nombre nunca fue residencia real, lo encargó el Cardenal Richelieu en 1624 y sirvió como residencia de Ana de Habsburgo, del cardenal Mazarino, de Luís XIV antes de ser rey y finalmente de los duques de Orleans y de parte de la familia de Napoleón.

Actualmente alberga el Conseil d'État y el Ministerio de Cultura, desde donde el ministro vigila la limpieza y restauración de los grandes edificios de la ciudad.

En la parte trasera del jardín se encuentran los edificios más antiguos de la Biblioteca Nacional de Francia, que cuenta con una colección de más de 6.000.000 de libros, documentos, mapas y grabados aunque la mayoría de las colecciones se han trasladado a lugares más modernos y apropiados.

El palacio no está abierto al público pero el acceso a los jardines del Palais Royal se encuentra en la place du Palais-Royal, donde se emplaza una extraña entrada del metro bautizada como el kiosco de los Noctámbulos, formada por dos cúpulas que representan el día y la noche.

Ambas cúpulas están fabricadas con perlas de vidrio coloreado ensartadas en una estructura de aluminio y son obra de Jean-Michel Othoniel.

En los alrededores del Palais Royal se encuentran algunos de los más encantadores pasajes de París: La Galería Vivienne cuya entrada se ubica en el número 4 de la Calle des Petits Champs y está dedicada a tiendas de vino y gastronomía de lujo, La Galería Colbert, con accesos en las calles Vivienne y des Petits Champs y que aunque algo menos lujosa que la anterior impresiona por sus dimensiones.

A estos se unen el Passage Potier, que une el 26 de la Calle de Richelieu y el 23 de la Calle de Montpensier, el Passage Beaujolais, situado junto al anterior y el Passage Choiseul, entre Saint-Augustin y des Petits Champs, que reúne comercios culturales con restaurantes baratos y tiendas de ropas.

guia de paris Galería Vivienne
Galería Vivienne.


 Saint-Roch.
 296, Rue Saint-Honoré
 Metro
 Pyramides
M14. 


Volviendo a la place du Palais-Royal, hacia el noroeste parte la prestigiosa Rue de Saint Honoré, donde a pocos metros hacia occidente encontraremos la fachada sur de la iglesia de Saint-Roch.

La iglesia de Saint-Roch reemplaza una antigua capilla construida a principios del siglo XVI y dedicada a Sainte-Suzanne, el santa patrona de los hortelanos y posteriormente de los fabricantes de tejas de la zona también.

guia de paris Saint-Roch
Saint-Roch.

Sin embargo a finales del siglo la capilla fue dedicada a San Roque, el santo protector de la peste, ya que la ciudad dejaba atrás aquella terrible infección que asoló toda Europa.

Entonces el rey Luis XIV encargó una iglesia a la altura del santo, que no merecía una antigua capilla tras haber salvado a París de la Peste. Los trabajos fueron asignados al arquitecto Lemercier y el mismo rey colocó la primera piedra en 1653.

Las costosas obras de construcción se fueron demorando debido a la falta de fondos durante más de un siglo hasta que finalmente la iglesia se consideró completada en el año 1750.

Hoy en día es una de las iglesias más grandes de París. Su nave de 126 metros de longitud es una exitosa mezcla de estilos donde las influencias arquitectónicas de los poderosos jesuitas se encuentran presentes en mayor medida.

La fachada de estilo barroco fue diseñada por Robert de Cotte y completada por su hijo en 1740, poco antes de la consagración de la iglesia. La parte inferior está adornada mediante ocho columnas dóricas y la parte superior con dos grupos de tres columnas corintias que enmarcan un magnífico frontón triangular.

La mayor parte de los arquitectos que tomaron parte en el proyecto en algún momento durante la larga construcción de la iglesia fueron añadiendo una nueva capilla techada en torno al coro, con lo que el complejo se convierte en una magnífica serie de capillas en sucesión.

La vasta Chapelle de la Vierge, construido por Mansart en 1709, presenta una innovadora planta oval y está adornada con un espléndida Natividad, mientras que la cúpula está bellamente decorada con una escena que representa la Asunción.

La Chapelle de l'Adoración fue construido en 1717 gracias a las generosas donaciones de la banca, mientras la Chapelle du Calvaire fue construido en 1754 siguiendo los planos del arquitecto Falconet sobre los terrenos del cementerio de la iglesia primitiva.

En el interior del complejo destacan una importante cantidad de artefactos funerarios tales como estatuas y frescos de Coustou, Coysevox y Chassériau ... , pinturas y mausoleos, así como las tumbas del paisajista Le Nôtre y del dramaturgo Corneille.



 Place Vendôme.
 Place Vendôme
 Metro
 Tuileries
M1. 


A unos 200 metros de Saint-Roch se abre al noreste la Place Vendôme, uno de los máximos exponentes del lujo y la opulencia que se pueden encontrar en la ciudad, símbolo del lujo de joyeros de la talla de Cartier o Chaumet y emplazamiento de los hoteles más prestigiosos de la ciudad.

guia de paris Place Vendôme
Place Vendôme.

Su diseño se debe a Jules Hardouin-Mansart, quien en 1699 concibió un plan de urbanismo al cual debían amoldarse los propietarios de los inmuebles y para que su elegante sobriedad fuera perfecta las fachadas se construyeron antes incluso de que los edificios fueran diseñados.

En el centro se colocó una estatua ecuestre de Luis XIV que sería destruida durante la Revolución Francesa.

Hoy en día en el centro de la plaza se sitúa la Columna Vendôme, inspirada en la Columna Trajana de Roma. Tiene una altura de 100 metros y 3,6 metros de diámetro medio y está coronada por una estatua de Napoleón vestido de general romano que hace honor a las campañas victoriosas del emperador en Alemania. Está forrada con la chapa colada y bronce de los 1200 cañones tomados a los ejércitos vencidos de la batalla de Austerlitz en 1805 y decorada con bajorrelieves que representan escenas de guerra.



guia de paris

 



 Las amplias esplanades




A mediados del siglo XVIII París se expande hacia el oeste, donde aún queda espacio suficiente para la urbanización de los nuevos barrios burgueses que necesita la ciudad.

Gracias a que se inscriben en un área todavía totalmente virgen, estas nuevas zonas se desarrollan según el principio de un nuevo París muy abierto, que sirviera de intermedio arquitectónico entre las frondosidades de las Tullerías y la escapada verde de los Campos Elíseos.

De esta manera surgen las inmensas explanadas que hoy se sitúan en el centro puro de la ciudad y cuyos lejanos horizontes casi parecen perderse a la vista. En los extremos nos topamos con las bellas fachadas de magníficos edificios cuyo diseño quedó reservado exclusivamente para los miembros de la Academia real de arquitectura.



 Place de la Concorde.
 Place de la Concorde
 Metro
 Concorde
M1. M8. M12. 


Situada entre Les Champs Elysées y Le Jardin des Tuileries se abre la Place de la Concorde, antiguamente conocida como plaza de Luís XVI en honor al rey que ordenó su construcción que correría a manos de Ange-Jacques Gabriel en 1755.

La plaza fue escenario del guillotinamiento de Luís XVI, Maria Antonieta y otros celebres personajes durante la Revolución, además de otras mil almas, y pasó a llamarse plaza de la Revolución hasta que en 1795 adquiría su actual nombre.

En el centro se alza el obelisco de Luxor, regalado a Francia por el virrey egipcio Mohammed Ali en 1831 y que una vez delimitó la entrada al Templo de Luxor. Habida cuenta de las limitaciones técnicas de la época, el transporte no fue una tarea fácil, pero finalmente el obelisco llegó a París el 21 de diciembre de 1833 y tres años más tarde, el 25 de octubre de 1836, el rey Luís Felipe ordenó colocarlo en el lugar donde se situaba la guillotina durante la Revolución.

El milenario monumento consta de una columna de granito rojo que se eleva a 23 metros del suelo, incluyendo la base, y pesa más de 250 toneladas métricas. El pedestal presenta diagramas que explican los mecanismos que se utilizaron para el transporte, mientras que el monumento egipcio está flanqueado en ambos lados por los jeroglíficos originales escritos en el momento de su construcción en Egipto.

guia de paris Place de la Concorde
Place de la Concorde.

Al norte la plaza se encuentra delimitada por los edificios de Ange-Jacques Gabriel que albergan al ministerio de la Marina y el Automobile Club de France, mientras que al este se observan los edificios neoclásicos de la Galerie nationale du Jeu de Paume y el Musée de l'Orangerie, situados paralelos a ambos lados del Jardin des Tuileries.

En las esquinas de la plaza se levantan 8 estatuas que hacen referencia a las principales ciudades francesas y, flanqueando el obelisco, se sitúan las Fontaines de la Concorde, diseñadas por Jacques-Ignace Hittorff, estudiante del escultor neoclásico Charles Percier en la Ecole des Beaux-Arts y arquitecto oficial de fiestas y ceremonias del rey depuesto.

Ambas fuentes son iguales y están construidas sobre una pilona de piedra flanqueada por seis figuras de tritones que rodean al conjunto central. El eje vertical, formado por seis figuras alegóricas sentadas sobre la proa de los buques que conforman la base circular, sostiene un plato ancho en cuyo centro podemos observar cuatro estatuas alegóricas de las diferentes formas de genio, arte o artesanía.



 La Madeleine.
 Place de la Madeleine
 Metro
 Concorde
M8. M12. M14. 


Al norte de la plaza, siguiendo la Rue Royale, podemos ver la fachada sur de la Madeleine. Construida en el más puro estilo neoclásico e inspirada en la Maison Carrée en Nimes, la Madeleine fue comenzada durante el reinado de Luís XVI, pero quedó inacabada y sus obras no se reiniciarían hasta el final de la Revolución, cuando Napoleón encargó a Vignon transformarla en un templo dedicado a la gloria de la Grand Armée.

guia de paris La Madeleine
La Madeleine.

Finalmente, tras la caída del emperador el templo se consagró como iglesia católica.

Cincuenta y dos columnas corintias, cada una de 20 metros de altura, rodean todo el edificio y sostienen un friso decorado con bajorrelieves, obra de numerosos artistas como Ziegler, Marochetti, Rude y Pradier, entre otros.

El magnífico frontón presenta un conjunto escultórico obra de Lemaire que representa el juicio final mientras que las puertas de bronce poseen bellos bajorrelieves acerca de los diez mandamientos, obra de Henri de Triqueti.

En el interior la iglesia dispone de una sola nave con tres amplias cúpulas sobre arcos profusamente dorados para conseguir una decoración inspirada tanto en los baños romanos como en las obras de los artistas del renacimiento.

En la parte trasera de la iglesia, sobre el altar mayor se encuentra una estatua de San María Magdalena elevándose al cielo sujeta por dos ángeles, obra de de Charles Marochetti. La media cúpula situada sobre el altar está pintada al fresco por Jules Claude Ziegler y en ella se representa la historia del cristianismo mostrando las figuras clave de la religión cristiana.



 Les Champs Elysées.
 
 Metro
 George V
M1. 


Los Campos Elíseos son, sin duda, la más célebre de las calles de París y probablemente del mundo entero. Surgió como prolongación del jardín de Les Tuileries, para actualmente nacer en la Place de la Concorde y finalizar en la Place de l'Etoile. En sus casi dos kilómetros de longitud concentra multitud de tiendas lujosas, salas de espectáculo, caros cafés y sedes de importantes empresas.

La Place de la Concorde, situada en la parte más baja y oriental del paseo precede a los jardines des Champs Elysées, que poco han cambiado desde que fueran trazados por el arquitecto Jacques Hittorff en 1838. Toda la zona fue escenario de la Exposición Universal de 1855, que incluía el palacio de la Industria, réplica del Crystal Palace de Londres y que fue reemplazado posteriormente por el Grand Palais y el Petit Palais, creados como recinto de muestras de la Tercera República para la Exposición Universal de 1900.

Los Palacios, diseñados por Charles Girault, cuentan con una espectacular arquitectura neoclásica en sus fachadas colmadas de columnas, que presentan un gran derroche de adornos en metal al estilo Art Nouveau y de grupos esculturales alegóricos recorriendo todos sus flancos.

Al sur del conjunto de los palacios el Pont Alexandre III cruza el Sena sirviendo de conexión entre los Campos Elíseos y le Invalides. Su construcción tuvo lugar entre 1896 y 1900 para la Exposición Universal y su diseño corrió a cargo de los arquitectos José Casiano-Bernard y Gaston Cousin, quienes debían optar por una estructura que no impidiera la vista de le Invalides desde los Campos Elíseos.

Ampliamente ornamentado con exuberantes lámparas de estilo Art Nouveau, querubines, ninfas y caballos alados en cada extremo, el Puente de Alejandro III está considerado como el puente más extravagante de París y como una auténtica maravilla de la ingeniería del siglo XIX, ya que su estructura consta de un único arco de acero calibrado y contrapesado gracias a los pilares situados en los extremos.

guia de paris Pont Alexandre III y Grand Palais
Pont Alexandre III y Grand Palais.

De nuevo en la avenida, si abandonamos el jardín dejando atrás los edificios circulares de los Théâtre du Round Point y Théâtre Marigny, nos adentraremos en la zona más exclusiva de los Campos Elíseos o como los franceses suelen llamarla la plus belle avenue du monde, que efectivamente, está considerada a nivel mundial como la avenida más hermosa, elegante del mundo. Es la calle europea más cara con una renta por metro cuadrado de 7.732 euros al año solo superada a nivel mundial por la Quinta Avenida de New York.



 Palais de l'Élysée.
 55, Rue du Faubourg Saint-Honoré
 Metro
 Champs-Élysées - Clemenceau
M1. M13. 


En la zona más al norte de los jardines de los Campos Elíseos se sitúa el afamado Palacio del Elíseo, residencia oficial del presidente de la República Francesa y símbolo de la suprema autoridad en Francia.

guia de paris Palacio del Elíseo
Imponente entrada del Palacio del Elíseo.

El edificio fue construido en 1718 en un principio como residencia privada del Conde d'Evreau, por lo que se conoció como Hotel d 'Evreau. Tras muchas vicisitudes y varios propietarios, todos ellos distinguidas personalidades y altos funcionarios, el palacio fue renombrado Mansión Bonaparte, ya que fue entre sus paredes donde Napoleón firmó su acta de abdicación tras la aplastante derrota de Waterloo en 1815.

Napoleón III se mudó en la mansión en 1848, cuando fue elegido presidente, y la casa se convirtió en un palacio real cuando se proclamó a sí mismo emperador.

Finalmente fue la Tercera República francesa la que emitió un decreto en 1873 que designaba oficialmente el Palacio del Elíseo como la residencia del presidente de la República Francesa.

El Palacio del Elíseo cuenta con una superficie de 11.000 metros cuadrados y su elegante edificio principal posee una arquitectura de piedra clásica de 2 pisos en estilo neoclásico europeo, flanqueado por dos edificios laterales enfrentados entre sí y con un amplio patio rectangular en el centro. Además de los jardines y del vestíbulo, el Palacio del Elíseo posee un total de 369 salas y habitaciones de una magnificencia poco común, como los salones Napoleón III, Murat o Pompadour, la sala de fiestas e incluso el invernadero.

A partir de 1989 el edificio se abre al público todos los años en septiembre durante las Jornadas de Patrimonio, mientras que los jardines se pueden visitar cada domingo.



 Arc de Triomphe.
 Place de l'Étoile
 Metro
 George V
M1. 


De vuelta a los Campos Elíseos, en lo más alto de la avenida se encuentra la Place de l'Étoile o Place de Charles de Gaulle, desde donde parten radialmente hasta 12 avenidas.

En el centro de la gran rotonda se levanta el Arc de Triomphe, monumento que honra a todos aquellos que lucharon por Francia, en particular durante las guerras napoleónicas. En el interior y la parte superior del arco se pueden leer todos los nombres de los generales y guerras en las que Francia se ha visto envuelta mientras que debajo se encuentra la tumba del soldado desconocido de la Primera Guerra Mundial.

El arco está construido al estilo del antiguo imperio romano pero en versión neoclásica. Sus armónicas dimensiones son de 50 metros de alto por 45 de ancho y se sostiene sobre cuatro columnas adornadas con cientos de altorrelieves alegóricos, obra de Cortot, Etex y Rude.

La construcción del arco fue encargada por el emperador Napoleón en 1806 después de la victoria en Austerlitz a Jean Chalgrin, su arquitecto, quién solo necesitaría dos años para sentar las bases del proyecto. Así en 1810, cuando Napoleón regresó a París por el oeste con su nueva esposa, la archiduquesa María Luisa de Austria, ya pudo contemplar del modelo de madera instalado para poder completar la estructura.

Jean-Nicolas Huyot reemplazó en la dirección de las obras a Jean Chalgrin, que moriría en 1811, hasta que tras la muerte de Napoleón en 1820 se detuvieron las obras.

guia de paris Arc de Triomphe
Arc de Triomphe.

Finalmente una vez concluyó el periodo de restauración, durante el reinado del rey Luís Felipe, en 1833 el arco fue completamente terminado.

Cuando el 15 de diciembre de 1840 las cenizas del Emperador llegaron desde Santa Helena a Francia, el cortejo fúnebre pasó bajo el Arco de Triunfo para luego dirigirse a su segundo y último lugar de descanso en Les Invalides. También, a modo de homenaje, el cuerpo sin vida de Víctor Hugo fue velado la noche del 22 de mayo de 1885 bajo el arco, antes de ser sepultado en el Panteón.

En el interior del Arco se puede visitar un museo donde se explica su historia y construcción, además es posible ascender al techo desde donde se puede disfrutar de una vista panorámica de la mayor parte de París.

El acceso permanece abierto entre las 10:00 y las 23:00 desde abril hasta septiembre mientras que el resto del año cierra a las 22:30. El precio de entrada es de 9,5 €.



 Palais Bourbon.
 33, Quai d'Orsay
 Metro
 Assemblée Nationale
M12. 


De nuevo en la Place de la Concorde, al sur y tras cruzar el Sena, se sitúa el Palais Bourbon.

El Palacio Borbón fue construido a principios del siglo XVIII por orden de Louise Françoise de Bourbon, hija legitimada de Luís XIV y de Madame de Montespan. Las obras se encargaron al arquitecto italiano Giardini, bajo la supervisión de Hardouin Mansart y comenzaron en 1722, pero tras la muerte de Giardini, Jacques Gabriel las continuó hasta su finalización en 1728. En 1765 el Príncipe de Condé encargó a Soufflot la ampliación del edificio, quien transformó el palacio en un sentido más austero que el originalmente concebido por Mansart y de Gabriel.

Durante la Revolución Francesa, el Palacio Bourbon fue nacionalizado y pasaría a ser el lugar de reunión del Consejo de los Quinientos.

Posteriormente, como parte de los planes de Napoleón para un París más monumental, se encargó la construcción del magnífico frontón que actualmente presenta al arquitecto Bernard Poyet, quien diseñó un pórtico clasicista similar al de la Magdalena, visible en el otro extremo de la Rue Royale.

El Palais Bourbon alberga desde 1795 todas las cámaras bajas del parlamento de Francia, a excepción de durante un breve período de tiempo entre 1871 y 1879 (durante el cual se asentaron en Versalles tras la insurrección de los Comuna de París) y después del traslado del Gobierno y del Parlamento a Burdeos y Vichy durante la Segunda Guerra Mundial en 1940.

guia de paris Palais Bourbon
Palais Bourbon.

A espaldas del palacio y unido a este mediante una galería se encuentra el Hôtel de Lassay, ordenado construir por el Marqués de Lassay, probablemente amante de la duquesa Louise Françoise de Bourbon, y que actualmente sirve como residencia oficial del presidente de la Asamblea Nacional.



 Esplanade des Invalides.
 Esplanade des Invalides
 Metro
 Invalides
M8. M13. 
 
 Tren
 Invalides
C. 


Inmediatamente al oeste del Palais Bourbon se abre la inmensa zona ajardinada de La Esplanade des Invalides, que brinda glorioso acceso al Hôtel national des Invalides y alberga las embajadas de Austria y Finlandia junto al Ministerio francés de Trabajo en suntuosas mansiones palaciegas.

guia de paris
Dôme des Invalides.

L'Hôtel national des Invalides surgió a iniciativa de Luís XIV, quien en 1670 decidió fundar un hospital destinado a acoger a los veteranos de guerra. Para ello se asignó la dirección de las obras al arquitecto Libéral Bruant.

En 1674 ya pudieron instalarse en las nuevas dependencias los primeros residentes y en 1677 se comenzó la construcción de la iglesia que finalizaría bajo la dirección de Jules Hardouin-Mansart.

La iglesia se diseñó para que el rey y sus soldados pudieran asistir a misa a la vez. Para ello el templo combina dos iglesias diferentes comunicadas entre sí; el Dôme des Invalides, destinada al rey y situada en la zona más al sur del complejo y una iglesia para los soldados cuya puerta da al patio de armas donde se exhibe una excepcional batería de 60 cañones clásicos franceses construidos en bronce.

La Iglesia del Domo, considera la obra suprema de la arquitectura clásica francesa, recibe su nombre del gran domo recubierto de oro que, a 100 metros del suelo, domina cualquier fachada del complejo. La decoración interior ensalza la gloria de Luís XIV y de la monarquía y de sus ejércitos y está adornada con las banderas y estandartes arrebatados al enemigo y considerados trofeos de guerra, que antes de la construcción del palacio, adornaban los techos de la catedral de Notre Dame.

Durante la Revolución el templo se dedicaría a Marte y posteriormente Napoleón Bonaparte lo convertiría en un panteón militar instalando en su interior las tumbas de Turenne y de Vauban.

En 1861 las cenizas del propio Napoleón fueron instaladas bajo el Domo en una sobria tumba de piedra roja de Rusia rodeada por una galería circular que presenta bajorrelieves acerca de la vida del emperador y una estatua de este portando los emblemas imperiales.

Hasta el momento la iglesia acoge junto a la tumba de Napoleón las sepulturas de su hijo, rey de Roma, de sus hermanos Joseph y Jérôme, de los generales Bertrand y Duroc, y las de dos mariscales ilustres de la primera mitad del siglo XX: Foch y Lyautey.

Bajo la iglesia se encuentra una cripta que alberga la sepultura de los grandes jefes militares del ejército francés.

Actualmente el complejo alberga el Museo de la Armada, la Galería Real de Planos, el Museo de la Artillería, el Museo del Orden de la Liberación y el Museo de Historia Contemporánea.

Junto a Les Invalides, el Hôtel Biron, rodeado de preciosos jardines franceses, alberga el Musée Rodin desde 1919. Este hotel particulier del siglo XVIII, casa de Rodin durante unos años, reúne una magnífica colección de esculturas en mármol, bronce, barro, pastas de vidrio y otras obras del gran maestro como dibujos, litografías y pinturas.

En las cercanías, a unos 200 metros al este de Les Invalides, entre la Rue Las Cases y la Rue de Martignac, destaca la Basilique Sainte Clotilde, iglesia de estilo neo-gótico diseñada por el arquitecto alemán Franz Christian Gau, finalizada en 1857 y cuyo más preciado tesoro es su magnífico órgano.

guia de paris Basilique Sainte Clotilde
Basilique Sainte Clotilde.


guia de paris

 



 Champ-de-Mars




El Campo de Marte es un gran parque público situado en el distrito VII, junto al río Sena. Originalmente sólo era un campo dedicado al cultivo de hortalizas, pero la construcción de la École Militaire en 1765 determinaría su nuevo uso como área para maniobras. Su nombre procede de esa época, en la que se le dio en honor a Marte, dios romano de la guerra.

A lo largo de su historia la explanada ha sido el lugar de celebración de diferentes acontecimientos, desde las fiestas revolucionarias hasta otros más dramáticos como la matanza de 1791, cuando las muchedumbres reclamaron la institución de la República, lo que acabaría en una carga contra los manifestantes que provocó 50 muertos. Jean Sylvain Bailly, el responsable de la represión fue juzgado y guillotinado igualmente en el Campo de Marte.

Sin embargo el actual aspecto y espíritu de la explanada está más ligado a su historia reciente, cuando a finales del siglo XIX y principios del XX fue lugar de acogida de exposiciones universales y coloniales de París, así como de varias pruebas de los Juegos Olímpicos de 1900.

La exposición de 1889 fue determinante para el Campo de Marte, ya que desde entonces sirve de hogar para el que se convertiría en el símbolo de la ciudad, la Torre Eiffel.



 École Militaire.
 21, Place Joffre
 Metro
 École Militaire
M8. 


guia de paris École Militaire
École Militaire.

El complejo de la Escuela Militar se sitúa en el extremo sureste de los Champ de Mars y consta de varios edificios de viviendas, oficinas e instalaciones destinadas al entrenamiento militar.

Fue fundado por Louis XV tras la victoria francesa en la Guerra de Sucesión Austriaca con el objeto de crear una institución académica para formar a cadetes de las familias más pobres.

De entre sus alumnos, el más destacado fue el joven Napoleón Bonaparte que en 1784 se graduó en un solo año, en lugar de en los dos estipulados.

La impresionante fachada del edificio principal está magníficamente decorada y hoy en día la institución todavía alberga una escuela de entrenamiento para oficiales del ejército francés, además de numerosos servicios de la administración central del Ministerio de Defensa.



 Tour Eiffel.
 Champ de Mars
 Metro
 Trocadéro
M6. M9. 
 
 Tren
 Champ de Mars-Tour Eiffel
C. 


En el extremo opuesto del parque se encuentra el más famoso símbolo de París: La Torre Eiffel, que con sus 324 metros de altura ostento el título de edificio más elevado del mundo durante más de 40 años.

La proyección de la torre comenzaría en 1884 y su construcción se inició a pesar de las fuertes protestas y de las severas críticas de los parisinos y de los intelectuales franceses en 1887. Su culminación llegaría 26 meses más tarde como atracción principal de la Exposición Universal de 1889 que conmemoraba el centenario de la Revolución Francesa.

La torre, obra maestra de Gustave Eiffel, está fabricada con 18.038 piezas de Hierro forjado entrecruzadas entre sí y fijadas mediante 2.500.000 remaches, formando un monstruoso gigante de 7.300 toneladas que se asienta sobre un cuadrado de 125 metros de lado.

Horizontalmente dispone de tres espacios. El primero se sitúa a 57 metros del suelo, sirve de plataforma de observación y dispone de un restaurante, de una pequeña área comercial y de una pequeña exposición de objetos relacionados con la torre. El segundo nivel situado a 115 metros de altitud dispone de un restaurante y está considerado como el punto con las mejores vistas pudiendo observarse hasta 70 kilómetros de longitud si el clima lo permite.

El último nivel se encuentra a nada menos que 275 metros de altura y consiste en una oficina de ingeniería donde están representados en cera el ingeniero francés y Thomas Alba Edison.

Desde el momento de su concepción estaba previsto derribarla una vez finalizara la Exposición Universal, pero el éxito alcanzado por la armada francesa en las pruebas de transmisión radiofónica efectuadas desde la torre determinaron un futuro radicalmente diferente para un monumento que hoy en día acoge a más de 6 millones de visitantes al año.

guia de paris
Torre Eiffel.

Las taquillas ocupan los pilares norte y oeste y generalmente están rodeadas de varias filas de cientos de personas que esperan su turno para adquirir los tickets de entrada. Los ascensores se encuentran en los pilares este y oeste, mientras que las escaleras (1665 escalones), abiertas hasta el segundo piso, son accesibles desde el pilar este.

El acceso en ascensor permanece abierto entre las 9:30 y las 23:45 de enero a junio y de septiembre a diciembre, y entre las 9:00 y las 00:45 durante los mese de verano. Subir por las escaleras está permitido solo hasta las 18:30 excepto durante el verano que funciona con los mismos horarios que el ascensor.

El precio de ascenso en elevador a la primera y segunda plataforma es de 8,5 € para adultos y 7 € para niños. La tercera plataforma, que solo es accesible mediante elevador tiene un coste de 14,5 € para adultos y 14,5 € para niños mientras que subir utilizando las escaleras cuesta 5 € para adultos y 3,5 € para niños.



 Palais de Chaillot.
 Place du Trocadéro
 Metro
 Trocadéro
M6. M9. 
 
 Tren
 Champ de Mars-Tour Eiffel
C. 


Al otro lado del río, frente a la torre, encontramos el Trocadéro, espacio relacionado con las exposiciones universales que se han celebrado en París y que hoy en día supone el mejor sitio de la ciudad para tomar fotos de la Torre Eiffel. La plaza se inauguró para la Exposición Universal de 1878, con un precioso palacio de inspiración morisca, al que llamaron Trocadero en honor a la batalla de Cádiz que finalizó con la toma del Trocadero gaditano por parte de los franceses.

Lamentablemente el palacio hubo de ser demolido para dejar espacio donde construir el actual Palacio de Chaillot, inaugurado con motivo de la Exposición Universal de 1937 y consistente básicamente en dos alas curvas de 195 metros de longitud que convergen en una explanada, mientras rodean un gran jardín en cuyo centro se sitúa una enorme fuente.

guia de paris Palais de Chaillot
Palais de Chaillot.

Actualmente el Palacio de Chaillot se caracteriza por sus cientos de columnas de marcado estilo clasicista y alberga en su interior el Musée national de la Marine y el Musée de l'Homme, además del Théâtre National de Chaillot, situado bajo la superficie plana que separa las alas del conjunto.

Al norte del Palacio de Chaillot se encuentran los altos muros del cementerio de Passy, que adornados con bajorrelieves de soldados conmemoran a los caídos durante la Primera Guerra Mundial. En su interior podemos contemplar los monumentos funerarios parisinos propios del siglo XIX, cuando se construyeron los cuatro clásicos cementerios parisinos que sustituirían a los antiguos campos santos situados en el centro de la ciudad.

En el lado contrario, al sur de los jardines del Trocadero, el puente que cruza el río frente a la Torre Eiffel es conocido como el Pont d'Iéna.

Su construcción fue ordenada por Napoleón en 1807 frente a la Escuela Militar en conmemoración de la Batalla de Jena.

La estructura del puente fue diseñada utilizando cinco arcos, cada uno con una longitud de 28 m sobre cuatro pilares intermedios. Los tímpanos a lo largo de los lados del puente habían sido originalmente decorados con águilas imperiales conceptualizados por François-Frédéric Lemot y esculpidos por Jean-François Mouret.

Con la caída del Primer Imperio en 1815, las águilas fueron sustituidas por la letra real "L", pero en 1852, cuando Napoleón III subió al trono instaurando el Segundo Imperio, se instalaron nuevos águilas imperiales cincelados por Antoine-Louis Barye.

En 1853 se reafirmaría el carácter militar de la zona añadiendo cuatro pedestales con esculturas que representan a un guerrero galo y un guerrero romano en la orilla derecha y a un guerrero árabe y un guerrero griego en el margen izquierdo.



 Musée du Quai Branly.
 37, Quai Branly
 Tren
 Pont de l'Alma
C. 


De vuelta a la orilla sur del Sena, al este de la torre Eiffel frente al río, encontramos el espectacular edificio de Musée du Quai Branly, cuya modernista arquitectura sorprende a los paseantes con su inmensa pared vegetal y los imponentes cubos amarillos y anaranjados que conforman su fachada.

Esta estructura contemporánea de plantas circundantes que se mezclan armónicamente en el jardín dio a su creador, Jean Nouvel, su actual reconocimiento mundial tras la construcción del edificio en el 2006.

Frente al museo podemos ver la Passerelle Debilly, puente superviviente de la Exposición Universal de 1900, construido mediante un marco metálico que descansa sobre dos pilares de piedra decorados con azulejos de cerámica verde oscuro dispuestos de forma que sugieren la impresión de olas.

guia de paris Musée du Quai Branly
Musée du Quai Branly.




guia de paris

 



 Saint-Germain-des-Prés




Este suburbio de París está situado en el margen izquierda del río a la altura de las Tullerías. Corre a lo largo de la orilla sur del Sena ocupando los arrondissements 6 º y 7 º y se compone de la zona al este del bulevar St-Michel, en la medida que incluye el Musée d'Orsay, extendiéndose unas 4 o 5 cuadras hacia el boulevard St-Germain y algunas manzanas más.

Limita al norte con el Sena, al este con les Invalides y la Tour Eiffel, al sur con el Barrio de Luxemburgo y al oeste con el Barrio Latino y gracias a sus innumerables bares, librerías, cafés, galerías, clubes nocturnos y casas editoriales, está considerado el centro intelectual parisino.

El distrito de Saint Germain des Prés comenzó a desarrollarse en torno a la abadía que Childeberto ordenó construir aconsejado por el obispo Germain con el fin de salvaguardar los tesoros seculares de los vándalos. Esta iglesia y su monasterio pasaron rápidamente a ser el recinto más rico de Francia y tras la muerte del obispo Germain, fue bautizada como San Germán des Prés.

El barrio sufrió su mayor desarrollo durante el siglo XVII como centro de la literatura y del teatro parisino. Los artistas se reunían en torno a los florecientes cafés como Le Procope, que fundado en 1686, está considerado como la primera cafetería del mundo y que aún se mantiene abierta como restaurante en el 13 de la Rue de l'Ancienne Comédie, donde se dice que Voltaire bebía hasta 40 tazas de café al día.

Se cree que en el número 9 de la Cour du Commerce Saint-André, es donde el Dr. Guillotin perfeccionó su máquina de decapitar, aunque el barrio recibe su carácter propio, más por ser guarida de artistas que lugar de desarrollo del célebre instrumento, y es que St Germain des Prés ha sido el emplazamiento preferido de la flor y nata intelectual y artística parisina, especialmente durante el siglo XIX.

Los artistas, ya sea pintores como Delacroix, Ingres y Manet, autores como Racine, Balzac y Georges Sand o actores como Mounet-Sully, se instalaban entre sus calles haciendo del barrio el punto de encuentro de numerosos intelectuales y artistas que disfrutaban de sonadas discusiones sobre cultura y actualidad.

En 1937, Picasso termina el "Guernica" en su taller en la Rue des Saints Augustins, donde su amigo Man Ray va a menudo a visitarle, Léo Ferré canta en La Fontaine des Quatre Saisons, y músicos como Georges Brassens, Jacques Brel, Charles Trenet, Guy Béart, Charles Aznavour y Serge Gainsbourg viven en el área o son visitantes regulares.

Durante la Revolución, la abadía benedictina sufrió una explosión y un incendio, siendo destruida casi por completo. Sin embargo St-Germain aún mantiene calles interesantes y con mucho encanto como la Cour du Commerce Saint André o la Cour de Rohan y edificios destacables como la Institut d'Etudes politiques, el Institut de France, la École des Beaux Arts, el teatro neo clásico Nacional de l 'Odéon y sobre todo la Église Saint-Germain des Prés, considerada la iglesia más antigua de la ciudad.



 Gare d'Orsay.
 62, rue de Lille
 Metro
 Assemblée Nationale
M12. 
 
 Tren
 Musée d'Orsay
C. 


En la zona más occidental del barrio se levanta el edificio del Musée d'Orsay, antigua estación de tren de la belle époque llamada en francés la Gare d'Orsay y construida para la Exposición Universal de 1900 bajo el diseño de Victor Laloux.

El diseño fue originalmente asignado a Eugène Hénard, quien tenía la intención de utilizar los materiales industriales propios de la época sobre la fachada principal de la estación frente al Louvre. Sin embargo tras numerosas protestas por parte de los conservacionistas, la Compagnie d'Orléans decidió finalmente convocar un concurso supervisado por una comisión parlamentaria que acabó con las ambiciones del arquitecto.

guia de paris Musée d'Orsay
Musée d'Orsay.

El nuevo diseño de Victor Laloux se caracterizaba por la integración de una gran bóveda de metal en el interior disimulada tras la fachada del hotel de la estación, construido en sillar de Charente y de Poitou y de estilo académico.

En el interior se impuso el modernismo y la sala, de 140 metros de largo, 40 metros de ancho y 32 metros de alto presentaba planos inclinados y montacargas para los equipajes, ascensores para los viajeros, dieciséis vías en el subsuelo, los servicios de recepción en la planta baja y la tracción eléctrica para sus trenes.

En 1939 los andenes de la estación se quedaron cortos para los tamaños que adquirieron los trenes de largo recorrido relegando su servicio a trenes suburbanos y como centro de distribución durante la Segunda Guerra Mundial.

Tras el conflicto la estación albergaría a la Compañía de Teatro de Renaud-Barrault durante las obras del Hôtel Drouot y finalmente el 1 de enero de 1973 los trenes dejaron de funcionar para en 1977 pasar a funcionar como museo.

Junto a la antigua estación llama la atención el edificio del Palais de la Légion d'Honneur, construido entre 1782 y 1787 bajo la supervisión del arquitecto Pierre Rousseau para el príncipe alemán Frederick III. El gobierno revolucionario nacionalizó el edificio y el 13 de mayo 1804 pasaría a albergar la sede de la Légion d'honneur.

Como otras tantas, la estructura fue presa de las llamas durante la Comuna de París en 1871, pero más adelante el palacio fue reconstruido con el apoyo de los fondos recaudados entre los receptores de la Legión de Honor y de las medallas militares y actualmente conmemora a la orden albergando el Musée national de la Légion d'Honneur et des Ordres de Chevalerie.



 Institut de France.
 23, Quai de Conti
 Metro
 Saint-Germain-des-Prés
M4. 


Si continuamos caminando hacia el este a lo largo de la vereda del Sena sin adentrarnos en el barrio, a apenas unos 600 metros nos toparemos, frente al Louvre, con la impresionante fachada del Institut de France.

Esta importante institución cultural actualmente agrupa en su seno la administración de cinco academias francesas: la Academia de las Inscripciones y Lenguas Antiguas, la Academia de Ciencias, la Academia de Bellas Artes, la Academia de Ciencias Morales y Políticas y la Academia Francesa, la más importante de todas ya que ha estado a cargo del cuidado del diccionario oficial francés desde que fuera fundada por el cardenal Richelieu en 1635.

Las 5 academias del Instituto de Francia fueron integradas en 1805 en este impresionante palacio barroco que desde 1688 domina el horizonte de Saint-Germain a lo largo del Sena.

Originalmente fue construido gracias a la financiación de Louis XIV y del cardenal-ministro Mazarino como el Colegio de Cuatro Naciones, un liceo elitista destinado a la enseñanza de tan sólo 60 jóvenes nobles de 4 de las naciones tomadas por la Francia imperial.

guia de paris Institut de France
Institut de France.

El tamaño inesperado de un edificio para tan solo 60 estudiantes y su imponente arquitectura se debe básicamente a que fue diseñado como contraparte en la orilla izquierda del Sena a la Cour Carrée del Louvre en el margen derecho.

La fachada principal, semicircular, con un pórtico de seis columnas, muestra los rasgos característicos del barroco clásico francés, rodeada por dos pabellones y encumbrada por una magnífica cúpula, bajo la cual se situaba la capilla.



 Saint-Germain des Prés.
 3, Place Saint-Germain des Prés
 Metro
 Saint-Germain-des-Prés
M4. 


guia de paris Boulevard Saint-Germain
Boulevard Saint-Germain.

En el interior, el centro neurálgico del barrio es también su principal arteria: el Boulevard Saint-Germain.

Saint-Germain está indisolublemente unido al centro histórico de la intelectualidad francesa como centro de de la educación en la Europa Medieval y posteriormente la respuesta del margen izquierda del río al refugio de pintores e intelectuales de Montmartre.

A pesar de que los tiempos han cambiado y aunque Francois Villon se ha esfumado de las riberas del río, Sartre ya no pasa las horas muertas en los cafés locales, Alberto Giacometti y Samuel Beckett ya no pasean por el boulevard y los maestros negros estadounidenses del jazz ya no encabezan las juergas nocturnas, Saint-Germain está bendecido hoy en día por la energía juvenil de un fogoso distrito universitario.

Por supuesto, la zona no se limita solo a los estudiantes y los bares, la cultura aún mantiene su espacio entre librerías, tiendas de diseño, museos, iglesias y galerías de arte. Sin embargo es el turismo el que más influencia la nueva transformación del barrio con la entrada masiva de tiendas de recuerdos, restaurantes griegos falsos dirigido por africanos del norte, bares pseudo-irlandeses, pseudo-Salsa y pseudo- de todo.

El centro histórico y, más o menos geográfico del boulevard es la Place Saint-Germain des Prés, donde se erige la famosa iglesia de Saint-Germain des Prés. El templo fue acabado en el año 558 y fue consagrado por el arzobispo de París, Monseñor Germain. En su interior descansan los restos de su real comanditario, el rey Childebert Primero.

La accidentada vida del edificio comienza con el incendio que sufrió a manos de los vikingos en el siglo IX. Fue reconstruida en el año mil bajo la dirección del abad Morard y ampliada en 1163 por el papa Alejandro III. Su brillo llegó más allá de las fronteras de la capital y la Abadía se volvió una parroquia muy conocida en toda Europa.

En 1789, la Revolución francesa transformó sucesivamente las dependencias monacales en prisión y suplicio para 200 parisinos que en ella murieron y finalmente en un depósito de pólvora y municiones. Error fatal, ya que las 15 toneladas de explosivos almacenados estallaron dentro y causaron un terrible incendio que destruyó sus armaduras y una buena parte de sus tesoros, incluyendo a su famosa biblioteca teológica. La parte de la Abadía quedó en ruinas y la plaza Saint-Germain des Prés, que está enfrente hoy en día, la reemplazó. En el Siglo XIX, los arquitectos Godde y luego Baltard, restauraron la iglesia y le dieron su apariencia actual.

Como dato interesante destaca algo que pocos visitantes saben, y es que dentro de esta iglesia se encuentra un pequeño dibujo de Picasso que representa una cabeza de mujer y que fue colocado en secreto en el ángulo de la plaza Saint-Germain, esquina con la calle Bonaparte. Este dibujo homenajea al amigo poeta del pintor, Guillaume Apollinaire.

guia de paris Église Saint-Germain des Prés
Église Saint-Germain des Prés.


 Saint Sulpice.
 26, Bis Rue Cassette
 Metro
 Saint-Sulpice
M4. 


La otra gran iglesia del barrio es la magnífica Église Saint Sulpice, erigida sobre los cimientos de un antiguo templo románico del siglo XIII y terminada en 1745 tras 134 años de trabajos.

Su fachada totalmente clasicista, de torres no emparejadas, representa un ensayo heterodoxo de Giovanni Niccolò Servandoni en la que una doble columnata jónica con galerías unifica las bases de las torres con la fachada.

guia de paris Église Saint Sulpice
Église Saint Sulpice.

El carácter revolucionario de su diseño fue reconocido dos décadas más tarde por el arquitecto y profesor Jacques François Blondel, quien ilustró la impronta que la iglesia dejó sobre la arquitectura francesa, señalando: "El mérito de este edificio se encuentra en su propia arquitectura ... y su grandeza de escala, lo cual abre prácticamente un nuevo camino para nuestros arquitectos franceses".

En su interior, iluminado con enormes ventanas, destacan dos obras de Delacroix: Jacob luchando con el ángel y Heliodoro expulsado del templo.

Sin embargo la mayor particularidad de esta iglesia es su gnomon, conjunto astronómico formado por un obelisco de mármol y una línea de latón paralela a los meridianos junto a un sistema de lentes incrustados en la ventana sur que proyectan la luz proveniente del sol sobre la línea de latón del suelo hasta el obelisco, marcando los equinoccios y solsticios.

Frente a la fachada occidental de Saint-Sulpice se abre la plaza del mismo nombre en cuyo centro se haya la Fontaine des Quatre Evêques (obispos), o Fontaine des Quatre Points Cardinaux (puntos cardinales), que exhibe las estatuas de cuatro obispos de la iglesia marcando los puntos cardinales de la brújula y que curiosamente, significando Point en francés "nunca", nunca llegaron a cardenales.

Muy cerca de la plaza, bien merece la pena echarle un vistazo al Marche Saint-Germain, aunque hoy en día es más un centro comercial que el antiguo mercado tradicional del barrio. En su interior encontraremos una serie de tiendas gourmet y de especialidades, un par de restaurantes, algunas tiendas de ropa y a partir de aquí, casi cualquier cosa que se pueda encontrar en un centro comercial moderno.



 Palais du Luxembourg.
 19, Rue de Vaugirard
 Metro
 Odéon
M4. M10. 
 
 Tren
 Luxembourg
B. 


No muy lejos de Saint Sulpice, en el extremo sur del distrito se abren los magníficos Jardines de Luxemburgo, en cuyo extremo norte se edificó el Palacio de Luxemburgo por orden de María de Médici.

El Palacio de Luxemburgo fue construido entre los años 1615-1627 como residencia secundaria para la reina. Su arquitecto, Salomon de Brosse, trazó un diseño al estilo de los palacios florentinos por indicación de María de Médici, quien añoraba el Palacio Pitti de Florencia de su juventud.

Para la decoración y los adornos de la galería grande se encargaron varios cuadros a Rubens y la biblioteca cuenta con las obras maestras de Eugene Delacroix.

Sin embargo la reina viuda no tuvo el tiempo necesario para disfrutar de su nuevo palacio, ya que fue desterrada por orden de Richelieu en 1625 antes de que terminaran las obras.

El palacio fue cayendo de mano en mano hasta 1794, cuando tras la caída de la Revolución Francesa el palacio sirvió de prisión y su administración cayó en manos del estado.

Entre 1799 y 1805 el arquitecto Jean Chalgrin transformó el palacio en un edificio propiamente legislativo. Se demolieron la gran escalera central y la capilla de María de Médici, se cerraron las terrazas que flanqueaban el edificio y se introdujo una gran cámara para asambleas en el primer piso.

Desde entonces el edificio ha mantenido su vocación parlamentaria y hoy en día alberga la cámara del senado francés.

guia de paris Palais du Luxembourg
Palais du Luxembourg.

El palacio se encuentra maravillosamente rodeado de los Jardines de Luxemburgo, un hermoso parque de estilo italiano que constituye un pacifico refugio en la ajetreada ciudad de la luz. Entre sus muros se extienden jardines de abundantes flores y armoniosos senderos, rodeados de centenarios arboles cuyas estupendas sombras resultan un acogedor refugio durante los meses más cálidos del año.

Jóvenes y mayores comparten espacio de ocio en los jardines; los niños pueden alquilar botes y navegar en los vidriosos estanques mientras que los ancianos juegan ajedrez bajo las sombrillas.

El jardín está ampliamente adornado con multitud de estatuas de las reinas de Francia, incluyendo una figura de Santa Genoveva, la patrona de París.

Justo frente al palacio se alcanza el ya mencionado edificio del Teatro Nacional de l 'Odéon, que fue construido entre 1779 y 1782 sobre los terrenos del jardín del antiguo Hôtel Conde siguiendo un diseño de estilo neoclásico, obra de Charles De Wailly y Marie-Joseph Peyre.





guia de paris

 



 Quartier Latin




El Barrio Latino se sitúa al este del Boulevard Saint Michel, ocupando los arrondissements 5º y 6º a lo largo del área alrededor de Universidad de La Sorbona, a la que el barrio debe su fuerte tradición universitaria.

Este pequeño distrito debe su nombre a que el latín ha sido su idioma oficial hasta 1793. Sus orígenes se remontan al siglo XII, cuando la Universidad de París estableció su residencia en el antiguo claustro de Notre Dame, al margen izquierdo y desde entonces, todo el barrio se ha caracterizado por su tradición académica. En 1253, Robert de Sorbon fundó una escuela para pobres que con el tiempo ganó fama internacional: La Sorbona.

El barrio ha destacado además por sus movimientos políticos estudiantiles durante los siglos XIX y XX. Fue el espacio central de los acontecimientos del Mayo Francés del 68.

Es también un barrio bastante turístico que cuenta con numerosos cafés, bares y restaurantes y que por su tradición estudiantil cuenta con una gran oferta cultural, concentrando la mayor parte de los cines de arte y ensayo, pequeñas salas de música en vivo y librerías de la ciudad.



 Panthéon.
 Place du Panthéon
 Metro
 Cardinal Lemoine
M10. 


El Barrio latino cuenta con ricos monumentos de los que el más destacado es le Panthéon, uno de los primeros monumentos neoclásicos de Francia. El Panteón fue el primer monumento de gran importancia construido en París, su construcción se llevó a cabo entre 1764 y 1790 bajo la supervisión de Jacques-Germain Soufflot y tras su muerte, por Jean Baptiste Rondelet.

Su diseño combina la sencillez de la arquitectura gótica con la majestuosidad de la arquitectura griega.

Inicialmente se diseñó como una iglesia dedicada a la patrona de la ciudad, Santa Genoveva, pero tras la Revolución Francesa, la Asamblea Nacional Francesa otorgó al templo la función de albergar los cuerpos de los hombres ilustres de la patria.

Entre 1791 y 1793, el edificio fue remodelado a manos de Quatremère de Quincy adquiriendo su aspecto actual y recibiendo desde entonces la inscripción que sobre el frontispicio reza: "Aux grands hommes la patrie reconnaissante" (A los grandes hombres, la patria agradecida). Entre las tumbas más celebres del Panteón se encuentran las de Voltaire, Rousseau, Victor Hugo, Émile Zola, Jean Jaurés, Jean Moulin, Marie Curie, Louis Braille, Jean Monnet o Soufflot, su arquitecto.

guia de paris le Panthéon
Le Panthéon.

El Panteón se encuentra rodeado de instituciones culturales. Al norte destacan la Bibliothèque Sainte-Geneviève, situada en un precioso edificio neo renacentista y el Lycée Louis le Grand, mientras que al este, el Lycée Henri IV tiene sus dependencias instaladas en la antigua Abbaye Sainte Geneviève, desacralizado tras la Revolución Francesa.



 Saint Étienne du Mont.
 Place Ste-Geneviéve
 Metro
 Cardinal Lemoine
M10. 


Escondida a espaldas de la masiva fachada del Panteón encontramos la magnífica iglesia de Saint-Étienne-du-Mont.

Este notable templo sustituye una pequeña capilla dedicada a Santa Genoveva, patrona de París, que anteriormente fue parte de la abadía de Sainte Geneviève, esta última situada al otro lado de la calle tras las últimas reformas que sufrió el monasterio.

La construcción de la iglesia se prolongo durante algo más de 100 años, lo que dio lugar a la mezcla de estilos arquitectónicos tan dispares como el gótico y el renacentista.

guia de paris Saint Étienne du Mont junto a la torre del Lycée Henri IV
Saint Étienne du Mont junto a la torre del Lycée Henri IV.

Esta nada común mezcla de elementos sobre los tres frontones superpuestos que componen la fachada principal crean un aspecto unitario y sorprendente coherente, sobre todo teniendo en cuenta que para rizar el rizo cuenta con un pórtico clásico.

Su interior, mezcla del gótico y renacentista, tampoco deja indiferente a nadie con sus altísimas columnas que sostienen las bóvedas unidas entre sí mediante un ábside que discurre sobre arcadas. Destaca el ambón colgante que separa la nave del coro y que cuenta con unas magníficas escaleras renacentistas en espiral.

Otro de los atractivos es la tumba de oro que se utilizaba para mantener los restos de Sainte Geneviève y sus reliquias. Esta preciada sepultura era el centro de las ceremonias procesionales durante las que los parisinos transportaban los restos de la santa hasta la catedral de Notre Dame y de vuelta, con la creencia de que así se evitarían catástrofes como la peste y las inundaciones.

Sin embargo esta ceremonia llegó a su fin en 1793, cuando los revolucionarios quemaron el cuerpo de Sainte Geneviève y se fundieron las reliquias en la Place de Grève, en frente del ayuntamiento.



 la Sorbonne.
 Place de la Sorbonne
 Metro
 Cluny - La Sorbonne
M10. 


La institución más destacable del barrio es desde luego la Sorbonne, fundada en 1253 por Robert de Sorbon, capellán y confesor del rey Louis IX, como uno de los primeros colegios significativos de la universidad medieval de París que acogería en sus orígenes a 20 estudiantes de teología en sus austeras aulas.

En 1622 el Cardenal Richelieu pasó a dirigir la Universidad tomando la decisión de reconstruir el edificio. Cinco años más tarde comenzarían las obras a manos de Jacques Le Mercier. En 1635 comenzaron las obras de una segunda estructura destinada a albergar la iglesia de la Sorbona, donde hoy se encuentra la tumba del cardenal.

La iglesia, que preside el conjunto con su grandiosa cúpula, muestra una impoluta fachada de estilo barroco de la primera mitad del siglo XVII que sigue un esquema compuesto de sólo dos órdenes superpuestos con volutas para unir el cuerpo superior con el inferior.

Al otro lado se levanta la fachada que da al patio y que responde a un esquema muy diferente elevando la portada mediante unas escalinatas que soportan un pórtico clásico con columnas corintias que soportan un frontón con el escudo del cardenal en el tímpano.

guia de paris
Église de la Sorbonne.

Los edificios correspondientes a las dependencias universitarias que rodean la universidad fueron reedificados en 1883 por necesidades de espacio.



 Hôtel de Cluny.
 6, Place Paul Painlevé
 Metro
 Cluny - La Sorbonne
M10. 


Al norte de las dependencias universitarias encontramos la estructura más notable que se conserva de la arquitectura civil del París medieval: la casa de los abades de Cluny.

La mansión era propiedad de los abades de Cluny, mandatarios de la poderosa orden benedictina e incluía el colegio religioso de la orden. Sin embargo tras cien años de gestión, el esplendido edificio pasó a manos de Jacques d'Amboise, obispo de Clermont, quién lo utilizó como su residencia privada.

guia de paris Hôtel de Cluny
Hôtel de Cluny.

El obispo ordenó reconstruir el edificio sobre la estructura original añadiendo elementos góticos y renacentistas y apoyando las nuevas partes de la mansión sobre las antiguas termas romanas situadas junto a la fachada norte.

A pesar de que ya no poseía nada originalmente vinculado a la abadía de Cluny, el edificio aún formaba parte del complejo mayor de Cluny, que incluía uno de los edificios del actual colegio situado en la plaza de la Sorbona.

Durante la Revolución francesa el edificio fue confiscado por el gobierno y su gestión fue pasando de mano en mano durante treinta años hasta que en 1833 Alexandre du Sommerard instaló allí su gran colección de obras medievales y del Renacimiento. Tras su muerte, en 1842, la colección y el edificio fueron adquiridos por el Estado francés, que abrió al público un nuevo museo donde poder visitar las reliquias medievales de Francia.

Hoy en día la fundación se encarga también del mantenimiento y exhibición de las termas galo-romanas (siglos I a III). Además sus fondos han sido generosamente ampliados y actualmente cuentan con una colección única del arte y de la historia francesa desde los hombres de la Galia romana hasta el comienzo del siglo XV.



 Place Saint-Michel.
 Place Saint-Michel
 Metro
 Saint-Michel
M4. 
 
 Tren
 Saint-Michel-Notre-Dame
B. C. 


La zona más occidental del distrito linda con el barrio de Saint Germain des Prés a todo lo largo del Boulevard Saint-Michel, que nace en la Place Saint-Michel, una importante encrucijada desde donde parte un puente (del mismo nombre) que une el margen sur del río con la Île de la Cite.

La Plaza Sain-Michel es desde siempre guarida y lugar de paso inevitable de todos los estudiantes de París.

Esta extensa explanada idealmente situada al cruce de las calles más importantes del distrito brinda acceso directo tanto a la Sorbonne como a las prestigiosas facultades de medicina, así que es lógico que a la juventud de París siempre le haya gustado reunirse aquí y en las pequeñas calles cercanas. La insurrección de la Comuna de París comenzó aquí, así como los primeros alborotos de oposición de mayo de 68.

guia de paris Fuente de los leones
Fuente de los leones.

La magnífica fuente de los leones que está en el frontón del edificio del bulevar Saint-Michel fue diseñado por Gabriel Davioud, quien en 1855 concibió un monumento que enmarcaba una estatua central que representa a Napoleón Bonaparte, pero la idea original fue objeto de críticas de los opositores de Napoleón III y finalmente se decidió que la estatua sería una imagen del Arcángel San Miguel con dos dragones como caños de agua.

Al oeste de la plaza, está el barrio Saint-Severin, que, olvidado por la renovación Haussmann, conserva la apariencia del París medieval antiguo: las calles peatonales de la Huchette, du Chat qui pêche, Xavier Privas son estrechas y mantienen con bastante fidelidad la arquitectura del París medieval con sus casas con entramados y sus fachadas inclinadas.

Este barrio se ha convertido en el baluarte popular y barato de la cocina rápida, de los restaurantes griegos, italiano y árabes y de los pubs nocturnos y en su centro, la Iglesia Saint-Séverin brilla como uno de los mejores exponentes del arte gótico de la ciudad.

guia de paris iglesia de Saint-Severin
Iglesia de Saint-Severin.

Su historia comienza en el siglo VI, cuando Clodald, posteriormente Saint Cloud, escapó de las matanzas de sus tíos Childeberto y Clotario en 524 y en agradecimiento, ordenaría construir un monasterio en el que pasaría a ser discípulo del Severin el ermitaño.

El oratorio de la ermita fue destruido por los normandos y sus ruinas se sustituyeron durante el siglo XI por una gran iglesia de la que la actual Iglesia de San Severino conserva la torre del campanario y los tres primeros tramos de la nave, que datan del siglo XIII. El resto de la iglesia fue edificada a mitades del siglo XV.

La torre termina en un estrecho campanario decorado con ventanas abuhardilladas y coronada por una linterna cuya cúspide se puede ver a lo largo de los muelles del río Sena.

Siguiendo por la Rue de Galande hacia el este y junto a Saint-Séverin se alzan los muros de Saint Julien le Pauvre, una pequeña iglesia construida en estilo gótico durante el siglo XIII y reconstruida a medias durante el siglo XVII inspirada en Notre Dame y Saint Pierre de Montmartre.



 Saint-Nicolas du Chardonnet.
 30, rue Saint-Victor
 Metro
 Maubert - Mutualité
M10. 


Para terminar con el núcleo central del barrio cabe nombrar otra pequeña iglesia situada a unos 150 metros al este de Saint Julien le Pauvre llamada Saint Nicolas du Chardonnet. A simple vista llama la atención por su arquitectura mezcla del barroco y gótico, producto de la última reconstrucción llevada a cabo entre 1656 y 1763 a manos de Jacques Lemercier.

Sin embargo es su historia más reciente lo que más llama la atención acerca de este templo. Desde 1905 el edificio es propiedad del estado, que esperaba encontrar un nuevo uso apropiado para la iglesia pero el 27 de febrero de 1977 la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X, fundación tradicionalista, ocupo ilegalmente el templo para instaurar una sede en París para la polémica Fraternidad, considerada como integrista católica y ligada a la extrema derecha.

guia de paris Saint Nicolas du Chardonnet
Saint Nicolas du Chardonnet.


 Arènes de Lutèce.
 49, Rue Monge
 Metro
 Place Monge
M7. 


De entre las escasas huellas de la herencia romana que podemos encontrar en París la más importante es probablemente la Arena de Lutecia, construida durante el siglo primero después de Cristo en lo que hoy en día se puede considerar el centro geográfico del barrio latino.

Originalmente el anfiteatro tenía una asombrosa capacidad para albergar hasta 17.000 espectadores y en su inmenso escenario de 40 metros de lado se representaban obras teatrales dramáticas y cómicas. Pero no sólo eso, también se desarrollaban allí peleas de gladiadores y, lo más insólito, batallas de barcos sobre una arena de 50 metros de diámetro en la que se vertían millones de litros de agua. El muro que ejercía de barrera tenía una altura de dos metros y medio.

guia de paris Arènes de Lutèce
Arènes de Lutèce.

La Arena de Lutecia permaneció en funcionamiento hasta el siglo III, cuando gran parte del anfiteatro fue desmantelado y sus piedras utilizadas para reforzar las murallas y defensas de la ciudad cuando París fue saqueado por los bárbaros.

En el año 577 la estructura fue reconstruida por orden de Chilperico I pero acabó cumpliendo la función de cementerio local hasta que poco a poco cayó en el olvido y fue enterrado bajo la calle.

Entre 1860 y 1869 la apertura de la calle Monge permitió a Théodore Vaquer redescubrir los primeros vestigios del monumento cuando la Compagnie Générale des Ómnibus comenzó las obras para instalar un deposito para tranvías en la zona. El 27 de julio de 1883 el escritor Victor Hugo encabezó una campaña para salvar los restos y escribió una convincente carta al presidente del consejo municipal para defender las arenas, gracias a lo que el Consejo adquirió los vestigios del anfiteatro modificando la ubicación del depósito previsto.

Una tercera parte de los restos de la arena fueron descubiertos en la década de 1880 y más tarde, a finales de la Primera Guerra Mundial, la excavación fue finalizada y los restos reacondicionados bajo la supervisión del médico y antropólogo Jean-Louis Capitan.

Hoy en día la arena se ha convertido en un popular parque público donde los niños juegan al fútbol y los mayores a la petanca y donde los visitantes encontraran los restos reconstruidos de las gradas, partes del escenario y sus nueve nichos, así como las jaulas enrejadas para las bestias de las paredes.



 Jardin des Plantes.
 36, rue Geoffroy-Saint-Hilaire
 Metro
 Place Monge
M7. 


La parte más oriental del barrio está dominada por el Jardin des Plantes, jardín botánico fundado en 1626 como jardín real de plantas medicinales bajo la supervisión de Guy de la Brosse, el médico de Louis XIII.

El jardín se abrió al público general en 1650, tras lo cual sufriría un período de desatención y decadencia que terminaría con el nombramiento de Juan Bautista Colbert como administrador del jardín, quien aplicó todo su esfuerzo para que el parque recuperara el esplendor original.

En 1693 se designó al Dr. Guy Crescent Fagon como supervisor de los jardines y se le rodeó de algunos de los mejores botánicos de la época para ampliar la colección.

Desde 1739 a 1788 la supervisión del jardín corrió a cargo del Conde de Buffon a cuyo patronazgo se anexaría desde entonces y quien añadiría novedades como un laberinto verde que todavía puede visitarse en el jardín.

guia de paris Museo de Historia Natural en el Jardin des Plantes
Museo de Historia Natural en el Jardin des Plantes.

En 1795 Bernardin de Saint Pierre fundó la Casa de Fieras, donde confinó los animales de la "ménagerie" real de Versalles y de algunas casas de fieras privadas.

En 1834 se instaló el Invernadero Mexicano que estaría destinado a albergar especies características de los medios áridos, en 1931 se creó el Jardín Alpino con la intención de estudiar las plantas arbustivas y herbáceas de media montaña de todo el mundo y en 1937 se abrió el Jardín de Invierno donde se encuentran plantas trepadoras, ficus y palmeras.

Hoy en día, el jardín botánico es uno de los más populares de Francia, abarca un total de 28 hectáreas y entre sus instalaciones se encuentran el Zoo de París, el Museo de Historia Natural y la Escuela de Botánica.

guia de paris Grande Mosquée de París
Grande Mosquée de París.

Tras el edificio del Museo de Historia Natural se erige la Gran Mezquita de París, cuya imponente estructura de mármol rosa está considerada como la mezquita más grande de Francia y la segunda de Europa.

Fundada en 1922 después de la Primera Guerra Mundial, la mezquita fue concebida como símbolo de agradecimiento del pueblo de Francia a los soldados caídos de las colonias musulmanas del norte de África que habían luchado contra Alemania en la batalla de Verdún.

La mezquita tiene un estilo arquitectónico marcadamente norteafricano y español-mudéjar y presenta un minarete de 33 metros de altura de brillante superficie blanca, así como un bello conjunto de patios interiores ajardinados y decorados con mosaicos y piezas de madera de cedro y eucalipto tallado.

Al margen este del Jardín, se encuentra una de las seis grandes estaciones de la ciudad, la Gare d'Austerlitz, construida en 1840 con el fin de servir la línea París-Corbeil, entonces llamada línea París-Orleans. La estación fue originalmente llamada Gare d'Orléans y sufrió una importante ampliación entre 1865 y 1868 a manos del arquitecto Pierre-Louis Renaud, a quien se le debe su aspecto actual.



guia de paris

 



 El gran París de Haussmann




Georges Eugène Haussmann, que se hacía llamar Barón Haussmann, fue el funcionario civil francés cuyo nombre estará para siempre ligado a la historia de París.

Napoleón III encargó al Barón en 1852 iniciar un programa de profundas reformas sobre París, para ello Haussmann eliminó muchas de las antiguas calles que serpenteaban por el centro derribando casas de apartamentos y reemplazándolas por anchos bulevares flanqueados de árboles y de edificios de altura uniforme. Además instaló un nuevo sistema de suministro de agua, un gigantesco sistema de alcantarillas, nuevos puentes, la ópera, y otros edificios públicos.

Al final de la transformación los trabajos habían destruido la mayor parte de la ciudad medieval. Se estima que modificó el 60% de los edificios de París.

Cuando contrató a Haussmann, Napoleón III no solo pretendía realojar a las clases burguesas en el centro de la ciudad, sino que también tenía pensada la finalidad de conseguir calles demasiado anchas para que, dadas las antiguas experiencias, los posibles rebeldes no fueran capaces de construir barricadas a lo largo de ellas y además fuera posible la circulación de batallones en formación y, en el peor de los casos, de la artillería, si fuera necesario.

Haussmann creó una red de amplias avenidas que unirían las principales estaciones de tren, de manera que las tropas de provincias pudieran entrar en combate en un corto periodo de tiempo, de esta manera, durante el Segundo Imperio se pudo llevar a cabo la rápida represión de la Comuna de París en 1871.

El eje que cruza París de oeste a este formado por el Boulevard Haussmann, el Boulevard Poissonière, el Boulevard de Bonne Nouvelle y el Boulevard Saint Martin, es en gran medida el ejemplo más representativo de la idea sobre la que Haussmann trabajó.



 Boulevard Haussmann.
 
 Metro
 Saint-Lazare
M3. M12. M13. M14. 
 
 Tren
 Haussmann-Saint-Lazare
E. 
 
 Tren
 Saint-Lazare
 


guia de paris Eglise Saint Augustin à Paris
Église Saint-Augustin à Paris.

El Boulevard Haussmann es muy probablemente el mejor ejemplo de aquella transformación del París de finales del siglo XIX. Cruza el octavo y el noveno arrondissement casi en su totalidad, comenzando al oeste al final de la avenida de Friedland, para tras recorrer dos kilómetros y medio, concluir en el punto de intersección entre los bulevares de Montmartre y de los Italianos.

A unos 500 metros al este del origen del Boulevard, en la confluencia con el nuevo Boulevard Malesherbes, se abre la Place de Saint Augustine, en cuyo extremo norte se erige orgullosa la enorme fachada principal de la Église Saint-Augustin à Paris. El templo fue diseñado por Victor Baltard, uno de los arquitectos favoritos del Barón Haussmann, y su construcción responde a la necesidad de Haussmann de disponer de una nueva enorme cúpula que sirviera como “pivote” entre las nuevas avenidas.

El edificio consta de una estrecha fachada cuya nave se amplía a medida que se adentra hacia el coro. La armadura es totalmente metálica mientras que el revestimiento del edificio es de piedra formando un conjunto que sintetiza los nuevos materiales de construcción y la persistencia de las formas tradicionales.

El diseño está en parte inspirado en la Catedral de Santa María de las Flores de Florencia. La fachada se compone de un portal de tres arcadas cuyos pilares se encuentran decorados con símbolos de los cuatro evangelistas. La galería exhibe las figuras de Cristo y de los doce apóstoles y un gran rosetón enmarcado por un frontón clásico termina el conjunto que culmina coronado por un majestuoso domo de 60 metros de altura.

De vuelta al Boulevard Haussmann, a apenas 100 metros encontramos el llamativo edificio neoclásico de la Chapelle Expiatoire, diseñado previamente en 1816 por el arquitecto francés Pierre François Léonard Fontaine. Este inusual templo se construyó por orden del rey Louis XVIII sobre la base del antiguo cementerio de Madeleine, donde el rey Louis XVI y la reina María Antonieta habían sido enterrado junto a otras tres mil víctimas de la Revolución Francesa.

Hoy en día los restos mortales de los reyes descansan en Saint-Denis, donde se levantó un monumento funerario, sin embargo es la Chapelle Expiatoire la que rinde respeto en la ciudad a la pareja real, seguramente las más famosas víctimas de la Revolución Francesa.

A unos 600 metros de la Place de Saint Augustine se encuentran los Grandes Almacenes de Les Galeries Lafayette, construidos en 1893 por Théophile Bader y Alphonse Kahn y que gracias a su proximidad con la Ópera Garnier, los grandes bulevares y la estación de Saint-Lazare, rápidamente atrajeron a los empleados de oficinas y la gran burguesía.

Este magnífico complejo de diez pisos coronado por una enorme cúpula de vidrio y hierro es la superficie comercial más famosa de la ciudad y cada año es visitado por millones de compradores en busca de las más glamorosas prendas de la ciudad de la moda.

guia de paris Chapelle Expiatoire
Chapelle Expiatoire.

A pesar de que las Galerías Lafayette puedan ser el más famoso de los grandes almacenes de París, está lejos de ser el primero de este tipo de establecimientos, ya que en 1855 se inauguraron los Grands Magasins du Louvre, seguido de los Grands Magasins du Printemps y los Samariteine.

Printemps, a tan sólo un tiro de piedra de las Galerías Lafayette, es actualmente el principal competidor de este. En el noveno piso de la tienda principal tiene una terraza con magníficas vistas de París, y como el Lafayette, cuenta con una magnífica cúpula de cristal en estilo Art Nouveau.



 Église de la Sainte-Trinité.
 Place d'Estienne d'Orves
 Metro
 Trinité - d'Estienne d'Orves
M12. 


guia de paris Église de la Sainte-Trinité
Église de la Sainte-Trinité.

De nuevo en la Plaza de Saint-Augustine y enfrentados a la portada de la iglesia y la estatua de Juana de Arco, hacia la derecha podremos seguir la Rue de la Pépinière, que continúa hacia el este dejando atrás la Gare Saint Lazare, una de las seis estaciones terminales de París.

Para este área, a apenas 250 metros al este de la estación, el Barón ordenó edificar la Église de la Sainte-Trinité como parte de la modernización.

Su arquitecto, Théodore Ballu, era un autentico apasionado del arte gótico y gran admirador del Renacimiento, así que proporcionó al diseño de la Sainte-Trinité una interpretación personal que mezclaba los estilos italiano y francés, asociados con elementos medievales.

La fachada principal se erige en torno a la torre que está coronada por un campanario octogonal realzado por una cúpula y una linterna con aperturas.

Como en todas las obras importantes de Haussmann en la ciudad, los elementos distintivos de las grandes construcciones sirven también para integrarse de manera mecánica en el entorno, y en este caso, la torre única de 65 metros de altura y situada en el centro de la iglesia, está destinada a prolongar la perspectiva de la calle de la Chaussée-d'Antin, desde donde se obtiene una magnífica vista del templo y sus alrededores.



 Palais Garnier.
 Place de l'Opéra
 Metro
 Opéra
M3. M7. M8. 


La Opéra Garnier o Palacio Garnier es el mayor exponente del ensalzamiento del París de Haussmann. Se sitúa más o menos en el centro del Boulevard, frente a Les Galeries Lafayette y fue diseñado por Charles Garnier para el emperador Napoleón III.

En 1858 el emperador autorizó a Haussmann la demolición de los 12.000 metros cuadrados de tierra sobre los que construir un segundo teatro para las renombradas compañías de ópera y ballet de la ciudad . El proyecto fue subastado a concurso público en 1861 y finalmente se adjudicó al genial arquitecto francés, quién eligió el estilo Beaux-Arts para un edificio monumental de perfecta simetría axial cuyas fachadas presentan una opulenta y generosa ornamentación.

La construcción del edificio comenzó en 1862, pero, en una época en la que los edificios se construían bastante rápido, no se terminó hasta 1875, en parte debido a las dificultades creadas por un lago subterráneo que fue descubierto durante las obras de construcción. El pequeño lago, que todavía existe bajo el edificio de la ópera, fue el escondite del "Fantasma de la Opera" en la famosa obra de Paul Leroux.

A pesar de que el edificio cuenta con una capacidad de menos de 2.200 personas, el edificio es uno de los teatros más grandes del mundo en superficie con una longitud total de 172 metros por 125 metros de ancho y alcanza una altura de 73,6 metros. La magnífica fachada está lujosamente decoradas con elaborados frisos de mármol multicolor, columnas y estatuas, muchas de las cuales representan a las deidades de la mitología griega.

guia de paris Opéra Garnier
Opéra Garnier.

Entre las columnas de la fachada principal se exhiben bustos de bronce de los grandes compositores: Mozart, Rossini, Daniel Auber, Beethoven, Meyerbeer, Halévy, Spontini, y Philippe Quinault.

El interior es aún más impresionante. La gran escalera de mármol tiene una altura de 30 metros, el hall cuenta con 54 metros de largo y sus techos están bellamente decorados mediante mosaicos y un gran número de hermosas lámparas de araña. Es tan lujoso que puede ser comparado con los corredores en Versalles.

Tras el hall y bajo una impresionante cúpula de cobre verde encontramos el auditorio, ricamente decorado con terciopelo rojo y querubines y ninfas, propios de la suntuosidad barroca, y sobre todo con pan de oro por doquier. El magnífico techo fue pintado en 1964 por Marc Chagall y soporta una impresionante lámpara de araña que pesa casi seis toneladas.



 Boulevard Saint-Denis.
 
 Metro
 Strasbourg - Saint-Denis
M4. M8. M9. 


Al final del Boulevard Haussmann se suceden varios bulevares de corta longitud que no son nada más y nada menos que la prolongación natural del propio boulevard Haussmann, pero que por motivos históricos mantienen diferentes nombres. Así, encontramos el Boulevard Montmartre, el Boulevard Poissonnière, el Boulevard de Bonne Nouvelle, el Boulevard Saint-Denis y el Boulevard Saint-Martin, que juntos apenas alcanzan el kilómetro de longitud.

guia de paris Porte Saint-Denis
Porte Saint-Denis.

Antes de la transformación, estas calles seguían más o menos el antiguo recorrido de la muralla de la antigua fortificación de Charles V, que rodeaba todo el segmento norte del París antiguo hasta su definitiva demolición en torno al año 1670 por orden de Luis XIV.

Luis XIV entonces aprovecho el espacio dejado por la antigua puerta de Saint-Denis en la muralla para erigir un nuevo monumento que conmemorara sus victorias en el Rin y en Franche-Comté.

Para ello eligió al arquitecto François Blondel y al escultor Michel Anguier, quienes diseñaron básicamente un arco del triunfo inspirado en el Arco de Tito de Roma. Se compone de un pedestal que soporta un gran arco central y dos arcos de acompañamiento mucho más pequeños. Por encima de los arcos laterales se levantan sendos grupos escultóricos de trofeos con forma de obelisco, mientras que la cara sur presenta un conjunto escultórico de Anguier llamado "El paso del Rin".

A escasos metros, la Porte de Saint-Martin es mucho más sencilla y de igual manera, reemplaza otra de las puertas de la Muralla de la antigua fortificación de Charles V y sirve de complemento conmemorativo de las victorias de Louis XIV en el Rin y en Franche-Comté. Su altura es de 18 metros y está construida en piedra caliza y mármol y adornada con grupos de bajorrelieves alegóricos.

Al sur de las puertas, camino de Les Halles y Beaubourg, se extiende el barrio de Saint-Denis en torno a la calle del mismo nombre, famosa por sus sexshops y áreas de prostitución. Sin embargo, en la calle principal también encontraremos algunas modernas tiendas de ropa, bares chic y restaurantes, así como la histórica iglesia de Saint-Leu-Saint-Gilles.



 Place de la République.
 Place de la République
 Metro
 République
M3. M5. M8. M9. M11. 


La Place de la République se sitúa al final del eje de los bulevares Haussmann a Saint-Martin, en el lugar donde se alzaba el bastión de la Port du Temple de la fortaleza de Charles V. Recibió su forma actual en el marco de la transformación del Barón Haussmann, quien requirió para su proyecto el derribo de la mayoría de los famosos teatros que entonces se popularizaban a lo largo del Boulevard du Temple.

La cara este de la enorme plaza está dominada por el cuartel del príncipe Eugenio, hoy sede de la Guardia Republicana, mientras que la norte alberga los edificios del centro comercial de Magasins Réunis, obra de Gabriel Davioud, quien además añadió una fuente decorada con leones de bronce a la plaza, cuya reconstrucción puede verse hoy en día en el mercado de La Villette.

En el centro de la plaza actualmente se erige un gran conjunto monumental construido en 1879 y dedicado a la recientemente proclamada Tercera República, obra de los hermanos Morice.

guia de paris Place de la République
Monumento a la Tercera República.


 Palais Brongniart.
 Place de la Bourse
 Metro
 Bourse
M3. 


En la zona más al sur del área de los grandes bulevares, no muy lejos del Palacio Real, destaca el Palais Brongniart, en la actualidad utilizado esencialmente como auditorio y salón de congresos.

A pesar de que el impresionante edificio se sitúa en pleno corazón de las zonas más remodeladas por Haussmann, el Palais Brongniart pertenece a la época del primer imperio.

Sus orígenes se remontan a 1808, cuando Napoleón decidió construir un edificio especial para albergar a la bolsa de París. Desde su organización en 1724, el mercado de valores se había alojado en varios edificios: en la Galerie Vivienne, en el Palais Mazarin, en el Louvre, en el Palais Royal, y desde 1796 en la iglesia desacralizada Petits-Peres, sin embargo cuando el templo hubo ser devuelto a la Iglesia, la Bolsa se movió de nuevo al Palais Royal, en la galería Virginia.

guia de paris Palais Brongniart
Palais Brongniart.

Fue entonces cuando Napoleón decidió definitivamente construir un edificio propio para la importante institución. Para ello se escogió el solar del convento de las Hijas de San Thomas, un importante monasterio situado entre la Rue Saint-Augustin y la Rue Feydeau, para construir su Palacio Imperial de la Bolsa.

El emperador quería que el nuevo edificio tuviera el aspecto de un templo clásico, así que el proyecto fue asignado a Alexandre Brongniart, arquitecto francés neoclásico por antonomasia. Messie Brongniart diseñó un enorme edificio inspirado en el Palacio de Vespasiano en Roma, de planta rectangular rodeada de una columnata corintia gigante, tras la que se encierra una cámara abovedada.

Sin embargo Brongniart murió antes de ver su obra terminada y el arquitecto Eloi Labarre, asistido por Hippolyte Lebas, finalizó la construcción del monumento con la adición de la cobertura metálica y los adornos de la gran sala central.

Entre 1851 y 1852 se añadieron las estatuas alegóricas que adornan las escaleras de acceso: Comercio y Justicia por Dumont y Duret en la fachada principal y Agricultura e Industria de Seurre Pradier en la fachada trasera.

Finalmente entre 1902-1907 el edificio sufrió una importante remodelación a manos de Cavel, quien modificó el diseño de la planta original mediante la adición de dos alas laterales.



 Gare du Nord.
 12, Boulevard de Denain
 Metro
 Gare du Nord
M4. M5.  
 
 Tren
 Gare du Nord
B. D. 
 
 Tren
 Gare du Nord
 


La Gare du Nord es una de las seis grandes estaciones de tren de París. Sirve, lógicamente, a los destinos al norte de la ciudad, incluyendo ciudades internacionales como Londres y Ámsterdam, a apenas pocas horas de distancia gracias a los trenes de alta velocidad TGV.

Su proximidad a los principales destinos internacionales han hecho la Gare du Nord la estación de tren más concurrida de toda Europa.

Sus orígenes datan de 1847, cuando el arquitecto e ingeniero Léonce Reynaud diseñó una nueva estación de tren para la compañía de Chemins de Fer du Nord, una empresa ferroviaria que servía las conexiones a las ciudades situadas al norte de la ciudad.

En apenas diez años la estación se volvió demasiado pequeña para soportar el tráfico de los millones de pasajeros que la utilizaban anualmente, así que en 1857 se aprobó la construcción de un edificio mucho más grande. Se necesitaron otros cuatro años antes de que se asignaran los nuevos trabajos a Jacques-Ignace Hittorff para la construcción de una monumental estación.

Sin embargo este no fue el final del antiguo edificio ya que cuando la estación fue demolida en 1860, su pabellón principal se desmontó piedra a piedra y se transportó a Lille, donde fue reconstruido como edificio principal de la estación de Lille-Flandres.

James de Rothschild, presidente de la Chemin de Fer du Nord, admiraba profundamente la arquitectura clásica del arquitecto Hittorff y en particular el diseño de la cercana iglesia Sint-Vincent-de-Paul, así que decidió asignar el proyecto al prolífico arquitecto alemán.

La construcción de la nueva estación del Norte comenzó en 1861 y la estación de ferrocarril se inauguró en 1864, mientras que los trabajos continuaron hasta 1866. Su fachada principal es similar a la de la cercana estación Gare de l'Est, construida en 1852, pero en una escala mucho mayor.

guia de paris Gare du Nord
Gare du Nord.

Está dominada por un enorme arco de cristal central situado sobre columnas con frontones dóricos y enmarcado a ambos lados por grandes frontones jónicos, flanqueados por dos grandes arcos. Dos arcos más adelantados en los extremos de un largo ala completan la fachada simétrica.

Más de veinte estatuas decoran la fachada frontal. Las cinco estatuas en lo alto de la cornisa central representan Paris (en el centro), flanqueado a ambos lados por antiguos dioses clásicos, mientras que las estatuas de la parte superior de las alas del edificio son representaciones alegóricas de los ocho destinos internacionales alcanzados por los trenes de la estación: Amsterdam, Berlín, Bruselas, Colonia, Frankfurt, Londres, Viena y Varsovia. Debajo de esas grandes estatuas encontramos otras doce figuras alegóricas de menor tamaño que representan a los doce destinos en Francia atendidos por el Chemin de Fer du Nord: Amiens, Arras, Beauvais, Calais, Cambrai, Douai, Dunkerque, Laon, Lille, Rouen, Saint-Quentin y Valenciennes.

Las instalaciones propiamente ferroviarias son mucho más modestas que la fachada principal y son bastante funcionales, con poca ornamentación.

A mediados de 1950 la estación se encontraba en un estado bastante ruinoso y había ciertos planes para demoler la estructura, pero afortunadamente el edificio histórico fue finalmente renovado en el año 2010.





guia de paris

 



 Pigalle y Montmartre




Pigalle es un área del norte de París conocido como el Barrio Rojo de la ciudad. Se sitúa a los pies de Montmartre y su centro neurálgico se encuentra alrededor de la Place Pigalle.

En el barrio se encontraba el estudio de Toulouse Lautrec y artistas como Picasso, Vincent Van Gogh o Maurice Neumont habitaron la zona, que desde principios del siglo XX se caracterizaba por la sordidez de sus antros, donde los vapores de la absenta servían como fuente de inspiración de artistas frustrados.

Actualmente es epicentro de sex shops, clubs nocturnos, cabarets y entretenimiento para adultos en general, siendo hogar de algunos de los más famosos cabarets de París como el insigne Moulin Rouge, inmortalizado por el artista Toulouse-Lautrec.



 Montmartre.
 
 Metro
 Anvers
M2. 


guia de paris Sacré Couer de Jésus
Sacré Couer de Jésus.

Al noreste de Pigalle se levanta la colina de Montmartre, cuya cúspide está graciosamente coronada por la célebre basílica del Sacré Couer de Jésus. La construcción de este emblemático monumento se debe a la decisión que tomó la Asamblea Nacional en 1873 de construir un edificio de carácter religioso que rindiera homenaje a la memoria de los numerosos franceses que perdieron la vida durante la Guerra franco prusiana y expiar los pecados cometidos por la Comuna de París.

La obra fue adjudicada a Paul Abadie, quien eligió un diseño sobre planta de cruz griega inspirado en las arquitecturas romana y bizantina.

El edificio está enteramente construido con piedra de travertino obtenida de las canteras de Château-Landon. Esta piedra se caracteriza por irradiar constantemente calcita, lo que asegura que la fachada continúe siendo blanca a pesar de la erosión y la contaminación.

El pórtico de dos órdenes y frontón presenta una desproporcionada hornacina donde se aloja una gran estatua de Jesús y está rodeado de cuatro pequeñas torres terminadas en cúpula. Tras estas, cuatro resplandecientes cúpulas de mayor tamaño rodean al majestuoso domo principal que acaba en una linterna acolumnada coronada por una cruz.

La parte superior de la cúpula está abierta a los turistas y ofrece una espectacular vista panorámica de la ciudad de París.

En la parte trasera se encuentra un magnífico ábside decorado con un mosaico de 475 metros cuadrados de superficie que está considerado como el más grande del mundo. En el extremo del ábside se erige el campanario de 80 metros de altura y planta cuadrada que alberga la campana Savoyarde, fundida por los hermanos Paccard en 1895 en Annecy, con un diámetro de 3 metros y un peso de algo más de 18.000 kg.

La Basílica de Sacre Coeur permanece abierta entre las 6:00 y las 23:00 todos los días, la entrada es libre, pero si se desea subir al Domo y visitar las Criptas de la parte izquierda de la Basílica hay que abonar 5 €.

A los pies de la basílica se encuentran sus bonitos y empinados jardines, que comunican lo alto de la colina con la Place Saint Pierre, donde se puede tomar un tren funicular que asciende por la colina por el precio de un billete sencillo de metro.

De nuevo en lo alto de la colina, tras la basílica, se extiende el vecindario de Montmartre, célebre por su carácter artístico y sus preciosas callecitas en cuesta, sus escaleras, y sus inconfundibles y acogedores cafés.

El centro del barrio se localiza en la concurrida Place du Tertre, donde decenas de pintores acuden allí a pintar las bucólicas calles del barrio y hacer retratos a todo aquel que lo desee o simplemente a vender sus cuadros en plena calle.

La plaza y sus calles adyacentes están llenas de tiendas de suvenires, terrazas y restaurantes tradicionales ajustados a todos los bolsillos.

guia de paris Place du Tertre
Pintores en la Place du Tertre.


 Église Saint-Pierre de Montmartre.
 2, Rue du Mont-Cenis
 Metro
 Anvers
M2. 


Escondida bajo las sombras de poniente, en el lado este de la basílica del Sacré-Coeur, encontramos las fachadas de la iglesia de Saint-Pierre-de-Montmartre, uno de los templos más antiguos de la ciudad.

La iglesia fue construida sobre los cimientos de un antiguo templo romano y de una iglesia merovingia del siglo VII y fue consagrada en 1147.

guia de paris Saint-Pierre-de-Montmartre
Saint-Pierre-de-Montmartre.

También se han encontrado algunas señales dispersas de ocupación galo-romana en el lugar y por supuesto los restos de algunos de los muros pertenecientes al templo de Marte, del que toma su nombre el monte de Montmartre.

Louis VI compró el área en 1133 para fundar allí una abadía benedictina y reconstruir la iglesia merovingia, que fue consagrada de nuevo por el Papa Eugenio III en 1147 en una espléndida ceremonia real a la que asistieron el Rey, San Bernardo de Claraval y Pedro, abad de Cluny.

La iglesia es un ejemplo del período de transición entre la arquitectura gótica romana y paleocristiana y el coro destaca por poseer una de las primeras bóvedas de crucería en todo París.

También destacan cuatro columnas de mármol negro: dos contra la pared oeste, una en la entrada del ábside y una en el ala norte, que datan de la iglesia merovingia original.

Los edificios del convento se trasladaron hacia abajo a una nueva ubicación en la década de 1680 y fueron definitivamente clausurados durante la Revolución Francesa, cuando la última abadesa fue guillotinada en 1794. Nada queda de los edificios del convento hoy en día.

Finalmente el aspecto exterior de la iglesia fue significativamente alterado entre los siglos XVII y XIX, pero en esencia el templo aún sigue siendo una de las iglesias más antiguas de la ciudad.



 Église Saint-Jean-de-Montmartre.
 19, Rue des Abbesses
 Metro
 Abbesses
M2. 


Al sur, en la parte baja del monte encontramos uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa moderna: la iglesia de Saint-Jean-de-Montmartre.

El templo fue edificado entre 1894 y 1904 bajo el diseño y dirección del arquitecto Anatole de Baudot, ya que por aquel entonces el Sagrado Corazón todavía estaba en obras y la vieja iglesia Saint-Pierre no podía acoger a todos los parroquianos de la zona, así que el abad Sobaux ordeno la construcción de un nuevo templo.

La iglesia es verdaderamente innovadora y está considerada como el primer ejemplo de templo construido mediante el uso de cemento reforzado. Gracias a ello Baudot fue capaz de crear una estructura arquitectónica estrechamente ligada al desarrollo industrial de la época.

Desde el exterior, Saint-Jean presenta una esplendida mezcla de estilos bizantino y art déco, mientras que si se mira desde la parte trasera se podría pensar que es una fábrica, con su enorme pared de ladrillos.

guia de paris Saint-Jean-de-Montmartre
Saint-Jean-de-Montmartre.

Para las decoraciones exteriores se aplicaron baldosas de cerámica sobre el forjado, dotando al conjunto de ciertas características del Art Nouveau que sutilmente se diluyen en la expresión de fortaleza que la estructura de hormigón armado confiere al edificio.



guia de paris

 



 Zonas periféricas






 Montparnasse.
 
 Metro
 Montparnasse-Bienvenüe
M4. M6. M12. M13. 
 
 Tren
 Montparnasse
 


Montparnasse es un barrio situado en la margen izquierda del río Sena y centrado en la intersección del Boulevard de Montparnasse y el Boulevard Raspail.

Se sitúa muy cerca de Saint-Germain-des-Prés y al igual que este barrio, Montparnasse se distinguió a principios del siglo XX por ser foco de atracción de artistas y pensadores y como consecuencia de ello se establecieron en el barrio teatros de toda índole que aún mantienen abiertas sus puertas a lo largo de la Rue de la Gaite.

guia de paris La Tour Montparnesse
Tour Montparnesse.

Sin embargo el mejor conocido de sus emblemas es sin duda el Cimitière de Montparnasse, que actualmente alberga los restos de algunos de los ciudadanos franceses más distinguidos como André Citroën, Jean Paul Sastre, Charles de Baudelaire, Samuel Beckett, Beauvoir, Cortazar, Man Ray, Baudelaire, Durkheim y un largísimo etcétera. El cementerio abre al público de lunes a viernes entre las 8:00 y las 18:00, los sábados de 8:30 a 18:00, los domingos de 9:00 a 18:00 y entre noviembre y marzo cierra siempre a las 17:30. En la entrada principal se pueden conseguir planos gratuitos y visitas guiadas, pero seguro que uno de los pasatiempos más interesantes, si se dispone de tiempo, es pasear entre las tumbas descubriendo a sus moradores más celebres por nosotros mismos.

A apenas 50 metros de la esquina oriental del cementerio se puede visitar l'Ossuaire Municipal, una de las más escalofriantes atracciones de la ciudad.
Las catacumbas se crearon en 1810, con el fin de solucionar los problemas de higiene que sufría Paris debido a la gran cantidad de cementerios que acinaban cadáveres en las zonas céntricas de la ciudad.

De esta manera, se exhumaron los huesos y se almacenaron en una antigua mina que en ese momento se encontraba en desuso y que permitió la instalación de los cráneos y huesos de millones de parisinos a lo largo de los 1,6 km de túneles situados a 20 metros bajo tierra.

La entrada se sitúa en un pequeño edificio de color verde situado en el centro de la Place Denfert Rochereau, desde donde podremos acceder de martes a sábado entre las 10:00 y las 17:00. El precio de acceso es de 8 €.

Al lado opuesto del cementerio reside el más famoso habitante del distrito: La Tour Montparnesse, un sólido y solitario rascacielos, que con sus 210 metros de altura, está considerado como el edificio más alto de Francia desde 1973, año en que se construyó.

El proyecto incluía la renovación de la estación ferroviaria de Montparnesse, desde donde partirían los flamantes nuevos TGV, y el edificio que acogería oficinas para unas 5.000 personas y un centro comercial, donde se encuentra una tienda de las famosas Galerías Lafayette.

Ni que decir tiene que las mejores vistas de la ciudad se encuentran en el piso 56 del edificio. El mirador abre entre las 9:00 y las 23:30 entre el 1 de abril y el 30 de septiembre y entre las 9:30 y las 22:30 el resto del año. El precio para un adulto es de 13,5 €.



 Promenade Plantée.
 
 Metro
 Bastille
M1. M5. M8. 


También conocido como el Coulée, la Promenade Plantée es un parque elevado que se construyó en 1994 sobre un antiguo abandonado viaducto ferroviario del siglo XIX.

El origen de la estructura data de 1859, cuando se abrió la nueva línea de ferrocarril de Vincennes, que conectaba París desde la plaza de la Bastilla con Estrasburgo.

Finalmente en 1969 el ferrocarril quedo obsoleto y fue abandonado. Casi 20 años después, durante la reconversión de la Plaza de la Bastilla, surgieron unos innovadores planes para convertir las viejas estructuras en un estupendo paseo marítimo. La construcción comenzó en 1988 y la primera parte de la ruta se abrió sólo un año más tarde, en 1989, mientras que todo el recorrido se completaría en 1994.

El paseo comienza en la Rue de Lyon, al sur de la Ópera de la Bastilla, para finalizar tras 4,7 kilómetros en el límite este de la ciudad. A lo largo de la mayor parte de su recorrido el paseo se encuentra al nivel aproximado del tercer piso de un edificio.

guia de paris Promenade Plantée
Promenade Plantée.

La distribución de los espacios del Promenade Plantée fueron responsabilidad del paisajista Jacques Vergely y del arquitecto Philippe Mathieux, quienes eligieron un entorno ajardinado continuo que presenta dos secciones cerradas a su paso entre los edificios más modernos de la zona de Bel-Air y varias secciones abiertas que ofrecen excelentes vistas de la ciudad.

Al mismo tiempo que se creó el Promenade Plantée sobre la ruta de las antiguas vías se renovaron las estructuras del viaducto, que sería rebautizado desde entonces como Viaduc des Arts. Sus inmensas arcadas fueron reconvertidas en tiendas, galerías y talleres de artesanía, aunque últimamente los espacios disponibles están cada vez más invadidos por cafeterías y pequeños restaurantes.



 La Défense.
 
 Metro
 Esplanade de La Défense
M1. 
 
 Tren
 Gare de La Défense
A. 
 
 Tranvía
 Gare de La Défense
T2. 


La Défense es el distrito de negocios de la ciudad de París. Nace de la idea de prolongar el eje formado por el jardín de Les Tuileries y les Champs Elysées al finalizar la Primera Guerra Mundial y entre sus planes se incluían altos rascacielos de estilo modernista presentados por importantes arquitectos como Le Corbusier y de Auguste Perret.

El proyecto inicial quedo inmovilizado debido principalmente a la Gran Depresión de la década de 1930, pero a partir de 1958, cuando se creó el EPAD (Organización para el Establecimiento Público para la instalación de La Défense), las fábricas, chabolas, e incluso unas pocas granjas que se encontraban en la zona comenzaron a ser reemplazadas por la primera generación de rascacielos.

guia de paris La Défense
Vista general de La Défense.

La segunda generación comenzaría pronto a gestarse en la década de los 70 superando, la altura de 100 metros a la que se limitó la primera generación, mientras que finalmente la tercera generación llegaría en los años 80 con la creación del el Quatre Temps, considerado por entonces como el centro comercial más grande de Europa y la instalación de un grandioso monumento que completaría el Axe Historique.

El proyecto de construcción del Grande Arche fue iniciado por el presidente francés Mitterrand que quería una versión actualizada del Arco de Triunfo.

El diseño, que parece más un edificio con forma de cubo que un arco triunfal, recayó sobre el arquitecto danés Otto van Spreckelsen, quien construyó una enorme estructura blanca con la parte central abierta y oficinas en los bloques laterales de 110 metros de altura.

El Grande Arche posee un mirador a 110 metros de altura desde donde durante los días claros se atisba todo el centro histórico de la ciudad. Su acceso permanece abierto entre las 10:00 y las 20:00 los meses entre mayo y Agosto cerrando a las 19:00 el resto del año y su coste es de 10 €.

A los pies del arco se abre la inmensa explanada de Le Parvis, que con sus 31 hectáreas sirve de paseo para los Défensois, que disfrutan de los jardines colgantes y de hasta sesenta obras de arte que hacen de la plaza un verdadero museo al aire libre.

De entre las magníficas torres de La Défense, además del Grande Arche, cabe destacar el CNIT, también situado en Le Parvis. Este edificio fue inaugurado en 1958 y es notable por estar considerado como el mayor espacio cerrado de hormigón sin soportes del mundo. Su estructura triangular se apoya en tres puntos separados entre sí por doscientos dieciocho metros, consiguiéndose una altura central de más de cuarenta y seis metros.



 Parc Monceau.
 35, Boulevard de Courcelles
 Metro
 Monceau
M2. 


Famoso en la ciudad por ser uno de los parques más bellos de todo París, el Parque Monceau fue ideado por el Duque de Orleans en el siglo XVIII y hoy se ha convertido en uno de los lugares favoritos de descanso para aquellos que buscan un poco de paz y tranquilidad lejos de la ajetreada ciudad.

Gracias a sus preciosos jardines de flores y una interesante variedad de estatuas, el parque se ha convertido en uno de los destinos favoritos para todos aquellos visitantes que aún disponen de tiempo suficiente.

En 1769, el duque de Orleans compró una pequeña parcela de tierra a las afueras de París para construir un jardín privado de estilo Inglés en torno a un magnífico pabellón de ocio. Para ello contrató a Louis Carrogis Carmontelle, quien trazó un esquema mucho menos formal que el jardín tradicional francés, lo que lo distinguía de muchos otros parques de la ciudad.

Carmontelle añadió esculturas aleatoriamente de famosos franceses, así como elementos arquitectónicos a pequeña escala, tales como un molino de viento, una pirámide y algunas columnas corintias dispersas por todo el área.

Cuando el duque fue ejecutado en 1793 durante la Revolución Francesa el jardín pasó a manos públicas y en 1860 se contrató al arquitecto paisajista Thomas Blaikie para rediseñar el parque. Durante las obras se construyó una gran rotonda en el centro del parque, se eliminaron algunas de las esculturas y otras estructuras y se creó un jardín formal francés más tradicional.

Cuando el ayuntamiento de París adquirió el parque se conservó la mitad más o menos, y la otra mitad fue demolida para dejar espacio a la construcción de nuevas viviendas alineadas con el parque. El nuevo jardín público fue inaugurado en 1861 por Napoleón III en el marco de las reformas del Barón Haussmann.

guia de paris Parque Monceau
Parque Monceau.

Entre 1876 y 1878 el impresionista francés Claude Monet se inspiró en el parque para pintar una serie de cinco pinturas, obras muy reconocidas entre los fans del genio francés.

Actualmente el Parque Monceau está más integrado con la naturaleza y cuenta con una serie de nuevos elementos que se fueron añadiendo durante toda su historia.

Los visitantes todavía pueden encontrar la pirámide del Duque, así como otros elementos añadidos en época de Napoleón III, como una gruta y una cascada, a lo que se suman cuatro puertas monumentales de hierro diseñadas por Davioud que se añadieron más tarde.



 



 Versalles.


Situada a tan sólo 27 kilómetros al sur-oeste del centro de París, Versalles es una próspera ciudad generalmente, e injustamente, considerada como un suburbio de París. Cada año millones de turistas acuden en tropel a visitar el maravilloso palacio del siglo XVII de los 700 salones de Versalles, que está considerado uno de los palacios más espectaculares del mundo.

La corte de Versalles fue el centro del poder político en Francia desde 1682, cuando Louis XIV se trasladó desde París, hasta que la familia real se vio obligado a regresar a la capital tras el comienzo de la Revolución francesa en octubre de 1789.

Versalles es famoso no sólo por su belleza y sus inconmensurables jardines, sino por representar un símbolo del sistema de la monarquía absoluta del Antiguo Régimen y de la renovación que supuso la instauración del poder civil en la sociedad francesa.

guia de paris Palacio de Versalles
Palacio de Versalles.

El palacio nació del interés que Louis XIV tenía en disponer de un sitio donde pudiera organizar y controlar completamente el gobierno de Francia evitando las influencias externas que las diferentes facciones aristocráticas pudieran ejercer sobre su persona. En este marco el rey se instaló en el pabellón de caza real de Versalles que durante las siguientes décadas se convertiría en uno de los palacios más grandes en el mundo.

En una primera etapa comprendida entre 1661 y 1668 el palacete de caza recibió el añadido de dos alas laterales con fachada de ladrillo, que conformarían la plaza de armas. Entre 1668 y 1678, Luís XIV decidió el traslado definitivo de la corte a Versalles, para lo que ordenó añadir dos nuevas alas laterales de estilo renacentista italiano que envolvieran al jardín, obra de André Le Nôtre, y que permitieran al palacio albergar a sus 20.000 habitantes.

Las últimas remodelaciones tuvieron lugar entre 1678 y 1692, cuando Mansart construyó la capilla real.

Tan espectaculares como el propio palacio, los jardines de Versalles, diseñados por André Le Nôtre, se extienden hacia el noroeste albergando un gran número de estatuas, fuentes y conjuntos florales.

guia de paris Jardines del Palacio de Versalles
Jardines del Palacio de Versalles.

El conjunto incluye un Gran Trianón y un Pequeño Trianón, que junto al palacio y al parque fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

El palacio abre a diario a excepción de los lunes entre las 9:00 y las 18:30 entre abril y octubre cerrando a las 17:30 el resto del año. Los Trianons abren sus puertas desde las 12:00 hasta las 18:30, mientras que el jardín permanece abierto entre las 8:00 y las 20:30, cerrando entre noviembre y marzo a las 18:00.

El acceso al palacio tiene un coste de 16 €, la exposición de Louis XIV de 15 € y la visita a los trianons cuesta 10 € en temporada alta y 6 € en temporada baja. Para evitar las desagradables colas posteriores, es recomendable visitar el palacio por la mañana temprano y tener en cuenta que las colas tienden a ser más largas los martes cuando, la mayor parte de museos de París cierran.

Como llegar.

Para llegar desde París se puede tomar la línea C5 del RER en las estaciones de Saint Michel, Musée d´Orsay, Invalides o Pont de l´Alma. El trayecto hasta la estación de Versailles-Rive Gauche se cubre en 35 minutos, tiene un coste de 2,50 € y funciona hasta las 00:00. SNCF también dispone de rutas desde la estación de Saint Lazare y Montparnasse a Versalles-Chantiers.

Por otra parte, se puede tomar el autobús 171 que parte desde el Pont de Sèvres (línea 9 de metro) y para en Versalles Place d’Armes (entrada a palacio).



 Disneyland Resort Paris.


Disneyland París, como bien es conocido, es un complejo de recreo situado en Marne la Vallée, a 32 kilómetros del centro de París.

Consta de dos parques temáticos dedicados a Mickey Mouse y sus amigos, una zona de entretenimiento donde encontraremos clubs, bares, restaurantes, tiendas, cines, etc y siete hoteles oficiales de Disney con hasta 5.000 habitaciones.

Web oficial de Disneyland Paris

Como llegar.

Para llegar a Disneyland en transporte público la mejor opción es utilizar el RER A hasta la estación Marne-la-Vallée/Chessy - Parcs Disney. El tren se puede tomar en la Gare de Lyon y en las estaciones de Châtelet - Les Halles y Bourse y el trayecto se cubre en unos 45 minutos.



 Saint Denis.


Saint Denis es una comuna situada en la periferia norte de París. Se encuentra a 9,4 kilómetros del centro de la ciudad y es el hogar de la necrópolis real de la Basílica de Saint-Denis.

La historia de la abadía comienza con la construcción de un sencillo santuario que serviría de lugar de entierro para Saint Denis, primer obispo de París. Posteriormente Dagobert I, rey de los francos entre el 628 y el 637, fundó la Abadía de Saint-Denis, que se adjuntó al monasterio benedictino existente.

La magnífica estructura que podemos ver hoy en día comenzó a ser construida en 1136 por orden del abad Suger y no fue finalizada hasta el final del siglo XIII. La iglesia es un hito arquitectónico mundial, ya que parte de su estructura está considera como la primera gran edificación construida en estilo gótico.

La Abadía de Saint-Denis fue designada como lugar de enterramiento de los reyes de Francia desde hace siglos, por lo que se la conoce como la necrópolis real de Francia.

Todos los reyes de Francia desde el siglo X hasta 1789, excepto tres de ellos, fueron enterrados en magníficas tumbas decoradas con las efigies de muchos de los reyes y las reinas cuyos restos albergaron. Sin embargo hoy en día están vacías ya que durante la Revolución Francesa los funcionarios revolucionarios ordenaron abrir las tumbas y los cuerpos de los monarcas fueron retirados y depositados en dos grandes piscinas cercanas.

guia de paris Basílica de Saint Denis
Basílica de Saint-Denis.

Gracias al arqueólogo Alexandre Lenoir la mayor parte de los monumentos de las tumbas fueron salvados, pero los restos reales se quedaron en su fosa común hasta que en 1817 se trató de dar digna sepultura a cada uno de ellos, lo que resulto una tarea imposible dado que no era fácil distinguir los huesos de cada uno de los reyes.

Finalmente la mayor parte de los restos fueron puestos en un osario situado en la cripta, detrás de dos placas de mármol con el nombre de cada uno de los monarcas.

Como llegar.

Para llegar desde el centro de París basta con tomar la línea 13 del metro hasta la estación de Basilique de Saint-Denis.



 



 Musée du Louvre.
 
 Metro
 Palais Royal-Musée du Louvre
M1.  

Dirección: Palais du Louvre.
Horario: Abre a diario entre las 9:00 y las 18:00, excepto los martes. Miércoles y viernes abre a las 10:00.
Precio por adulto: 11 € para la exposición permanente, 12 € para las temporales y 15 € el combinado.
Web oficial del museo

El Museo de Louvre es uno de los museos más importantes del mundo. Fue erigido como palacio real sobre los terrenos de un antiguo castillo de la edad media del cual aún se conservan el foso y parte de sus cimientos, que pueden ser observados durante la visita a la exhibición permanente.

El museo alberga uno de los mayores depósitos artísticos del mundo organizado en siete secciones: Antigüedades Orientales y Artes del Islam, Antigüedades Egipcias, Antigüedades Griegas, Etruscas y Romanas, Objetos de Arte en general, Esculturas, Artes Gráficas y Pintura.

Entre sus más importantes obras se encuentra la Venus de Milo, La Mona Lisa o el Código de Hammurabi, además de cientos de lienzos de autores de la talla de Rembrandt, Rubens, Tiziano, Goya o Zurbarán.

La colección del museo es tan extensa que sus visitantes más interesados pueden necesitar días para recorrer sus salas donde se exhiben apenas 35.000 piezas de las de alrededor de 300.000 que posee.



 Musée d´Orsay.
 
 Tren
 Musée d'Orsay
C.  


Dirección: Rue de la Légion d'Honneur, 1.
Horario: Abre de martes a domingo entre las 9:30 y las 18:00, cerrando los jueves a las 21:45.
Precio por adulto: 9 €. Combinado con la Orangerie 16 € y combinado con Musée Rodin 15 €.
Web oficial del museo

El Museo de Orsay se sitúa en la antigua estación ferroviaria de Orsay y está especialmente dedicado a las artes plásticas del siglo XIX, de entre las que destacan sobre todo sus fondos del impresionismo.

Entre su colección encontramos obras de pintura realista, impresionista y postimpresionista, escultura, artes decorativas, fotografía, cine y arquitectura. Todos los elementos expuestos pertenecen al fondo del Museo del Louvre, dedicado al arte anterior al romanticismo.

El museo exhibe obras de autores como Jean François Millet, Ingres, Édouard Manet, Gustave Courbet, Pierre Auguste Renoir, Paul Gauguin, Antonio de La Gándara, Delacroix, Claude Monet, Vincent van Gogh o François Pompon entre otros.



 Musée de l’Orangerie.
 
 Metro
 Concorde
M1. M8. M12.  


Dirección: Jardin des Tuileries.
Horario: Abre de miércoles a lunes entre las 9:00 y las 18:00.
Precio por adulto: 7,5 €. Combinado con el Musée d´Orsay 16 €.
Web oficial del museo

El Museo de la Orangerie es básicamente una galería de arte dedicada a la pintura impresionista y postimpresionista. Se ubica en el Jardín de las Tullerias, junto a la Plaza de la Concordia y exhibe una colección que contiene obras de Paul Cézanne, Claude Monet, Pablo Picasso, Pierre-Auguste Renoir, Henri Matisse, Amedeo Modigliani, Henri Rousseau, Chaim Soutine, Alfred Sisley y Maurice Utrillo entre otros.



 Musée du Jeu de Paume.
 
 Metro
 Concorde
M1. M8. M12.  


Dirección: Jardin des Tuileries.
Horario: Abre de miércoles a domingo entre las 11:00 y las 19:00. Los lunes cierra a las 21:00.
Precio por adulto: 8,5 €.
Web oficial del museo

El Jeu de Paume es uno de los más importantes espacios expositivos de París dedicados a la fotografía, el vídeo y otras artes basadas en imágenes y sonido.

Situado en el borde de los jardines de Tullerías, junto al Museo de l'Orangerie, el Jeu de Paume acoge regularmente exposiciones dedicadas a destacables fotógrafos del siglo XX y XXI, artistas de vídeo, o artistas de performance.



 Musée Rodin.
 
 Metro
 Varenne
M13.  


Dirección: Rue de Varenne, 79.
Horario: Abre de martes a domingo entre las 10:00 y las 17:45.
Precio por adulto: 10,80 €. Combinado con el Musée d´Orsay 15 €.
Web oficial del museo

El museo se sitúa en el Hôtel Biron, junto a Les Invalides, y rodeado de preciosos jardines franceses alberga el Musée Rodin desde 1919. Este hotel particulier del siglo XVIII fue casa de Rodin durante unos años y actualmente reúne una magnífica colección de esculturas en mármol, bronce, barro, pastas de vidrio y otras obras del gran maestro como dibujos, litografías y pinturas.

Destacan "El Pensador" y "El Beso" y la colección incluye trabajos de otros artistas como Camille Claudel, Vincent van Gogh o Pierre-Auguste Renoir.



 Centre Pompidou.
 
 Metro
 Rambuteau
M11.  


Dirección: Place Georges Pompidou.
Horario: Abre a diario entre las 11:00 y las 22:00, excepto los martes.
Precio por adulto: 13 €.
Web oficial del museo

El Centro Pompidou destaca en el centro de la ciudad por su innovadora arquitectura, obra de Renzo Piano y Richard Rogers, que en su momento desató grandes polémicas en torno a la concordancia del emplazamiento elegido para levantar este espectacular complejo en cuyo interior se instaló una biblioteca pública, la Bibliothèque publique d'information, y el Museo Nacional de Arte Moderno, un museo dedicado enteramente al arte contemporáneo.



 Musée National Picasso Paris.
 
 Metro
 Saint-Sébastien-Froissart
M8.  


Dirección: Rue Thorigny, 5.
Horario: Abre de martes a domingo entre las 9:30 y las 17:30, cerrando a las 18:00 entre abril y septiembre.
Precio por adulto: 8,5 €.
Web oficial del museo

Situado en el Palacete Salé del parisino barrio del Marais, uno de los barrios históricos de París, el museo fue fundado en 1974, cuando se decidió reunir una colección de 203 pinturas, 158 esculturas, 16 collages, 88 piezas de cerámica y alrededor de 3.000 dibujos del genial pintor español.

El museo cuenta entre sus fondos con obras del primer periodo de Picasso, su época azul, que incluye la genial obra "Autorretrato", que marcaría el comienzo de la etapa artística de Picasso en París. Destacan algunos bocetos de "Las Señoritas de Avignon" o la "Cabeza de Fernande", de su época cubista, una serie de construcciones y collages y obras pertenecientes al periodo clásico del artista, representado en el "Retrato de Olga" y en una amplia colección de dibujos.

Junto a las obras de Picasso se pueden admirar otras de autores que él admiraba como Renoir, Cézanne o Rousseau.



 Musée Carnavalet.
 
 Metro
 Saint-Paul
M1.  


Dirección: Rue de Sévigné, 23.
Horario: Abre de martes a domingo entre las 10:00 y las 17:40.
Precio por adulto: 4,50 €.
Web oficial del museo

El museo Carnavalet está dedicado a la historia de París. Se ubica entre dos antiguas mansiones del siglo XVI y XVII: el Hôtel Carnavalet y el Hôtel Le peletier de Saint Fargeau, unidos entre sí por una galería y compuestos por más de 100 salas donde se exhiben bellas colecciones de época sobre el pasado de la ciudad de las luces desde sus orígenes hasta nuestros días.

Entre sus fondos encontramos vestigios arqueológicos, panoramas del París en los siglos pasados, conjuntos de adornos de edificios desaparecidos, escenas históricas, retratos de ilustres parisinos, recuerdos de hombres famosos o testimonios de la vida diaria en la ciudad.



 Musée Cognacq-Jay.
 
 Metro
 Saint-Paul
M1.  


Dirección: Rue Elzévir, 8.
Horario: Abre de martes a domingo entre las 10:00 y las 17:40.
Precio por adulto: gratis.
Web oficial del museo

En el corazón del Marais el museo Cognacq-Jay presenta una excepcional colección de arte del siglo XVIII compuesta por pinturas de Boucher, Chardin y Fragonard, dibujos de Watteau, así como esculturas, muebles y joyas, todo ello presentado en el ambiente de una casa parisina de la época.

La colección fue donada a la ciudad de París por Ernest Cognacq y su esposa, Louise Jay, fundadores de los grandes almacenes de Le Samaritaine.



 Crypte Archéologique du Parvis de Notre Dame.
 
 Metro
 Cite
M4.  
 
 Tren
 Saint-Michel-Notre Dame
B. C.  


Dirección: Parvis de Notre-Dame, Place Jean-Paul II.
Horario: Abre de martes a domingo entre las 10:00 y las 18:00.
Precio por adulto: 3 €.
Web oficial del museo

La cripta arqueológica situada bajo la plaza de la catedral se trata de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Europa.

Las instalaciones subterráneas albergan vestigios escavados en este mismo emplazamiento tanto de salas galo-romanas, como de los restos medievales de la calle Neuve Notre-Dame, los cimientos del Hospicio des Enfants-Trouvés, parte del trazado de las alcantarillas Haussmann o los cimientos de una muralla del siglo IV junto a los que se halló un tesoro de más de 800 monedas.



 Musée National du Moyen Age.
 
 Metro
 Cluny-La Sorbonne
M10.  


Dirección: Place Paul Painlevé, 6.
Horario: Abre de miércoles a lunes entre las 9:15 y las 17:45.
Precio por adulto: 8 €.
Web oficial del museo

El Museo Nacional de la Edad Media y las Termas de Cluny se emplaza en la casa de los abades de Cluny, en pleno Barrio Latino, y exhibe una amplia colección de arte medieval que incluye varias de las esculturas originales de la fachada de Notre Dame.

Junto a la mansión se encuentran los restos de las termas galo-romanas del siglo III de la antigua ciudad de Lutecia, mantenidas y exhibidas por el museo.



 Musée de l´Armée.
 
 Metro
 Varenne
M13.  


Dirección: Rue de Grenelle, 129.
Horario: Abre a diario entre las 10:00 y las 17:00, cerrando a las 18:00 entre abril y septiembre.
Precio por adulto: 9,5 €.
Web oficial del museo

Situado en el marco incomparable del Hôtel Nacional de los Inválidos, el Museo del Ejercito se fundó en el 1905, tras una fusión del museo de artillería y del museo histórico de la armada.

El museo exhibe alrededor de 50.000 objetos siguiendo una cronología de la historia militar francesa desde la antigüedad hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. La mayor atracción del museo es sin embargo es la tumba de Napoleón I y las sepulturas de sus hermanos Joseph y Jérôme Bonaparte, de su hijo, de los generales Bertrand y Duroc y de sus mariscales Foch y Lyautey.

El acceso al museo además incluye la entrada a la Galerie Royale des Plans-Relief, donde se exhiben modelos a escala de paisajes, edificios, fortificaciones y simulaciones de campañas en torno lugares fortificados, todo ello producido para el uso militar durante las campañas francesas en Europa.



 Musée d'Histoire Contemporaine.
 
 Metro
 Varenne
M13.  


Dirección: Rue de Grenelle, 129.
Horario: Abre a diario entre las 10:00 y las 17:00, cerrando a las 18:00 entre abril y septiembre.
Precio por adulto: gratis.

Situado también en el Hôtel Nacional de los Inválidos, el museo de historia contemporánea exhibe colecciones relativas a los acontecimientos políticos, sociales y culturales del siglo XX y XXI a través de más de un millón y medio de obras y documentos.

La colección incluye carteles, fotografías, postales, pinturas, recortes de periódicos, etc, que datan desde 1870 hasta nuestros días y que ilustran los grandes temas de la historia de Francia y del extranjero.



 Espace Dalí.
 
 Metro
 Abbesses
M12.  


Dirección: Rue Poulbot, 11.
Horario: Abre a diario entre las 10:00 y las 18:00, cerrando a las 20:00 entre julio y agosto.
Precio por adulto: 11 €.
Web oficial del museo

L'Espace Dalí es un museo dedicado exclusivamente a la labor del genial artista surrealista Salvador Dalí. Contiene muchos de sus dibujos, caricaturas, algunas de sus pinturas y sobre todo esculturas, cuya colección alcanza unos fondos de más de 300 obras escultóricas originales.



 Musée Marmottan Monet.
 
 Metro
 La Muette
M13.  


Dirección: Rue Louis-Boilly, 2.
Horario: Abre de martes a domingo entre las 11:00 y las 18:00. Las tardes de los martes cierra a las 21:00.
Precio por adulto: 9 €.
Web oficial del museo

Situado en un bonito palacete utilizado originalmente como pabellón de caza por el Duque de Valmy, el edificio que alberga el museo fue adquirido por la familia Marmottan en 1882 para albergar una estupenda colección de pinturas y antigüedades propiedad de la familia.

Marmottan legó su casa y su colección a la Académie des Beaux Arts, que la abrió al público como Museo Marmottan en 1934, exhibiendo una colección que actualmente cuenta con un centenar de obras impresionistas de Claude Monet, Berthe Morisot, Edgar Degas, Édouard Manet y Pierre-Auguste Renoir.



 Musée national de la Marine.
 
 Metro
 Trocadéro
M6. M9. 


Dirección: 17, Place du Trocadéro.
Horario: Abre de martes a viernes entre las 11:00 y las 18:00 y los sábados y domingos cierra a las 19:00.
Precio por adulto: 7 €.
Web oficial del museo

El Museo Nacional de la Marina despliega su colección en el conocido Palacio de Chaillot, justo frente a la Torre Eiffel. Se trata de uno de los museos marítimos más importantes del mundo por su antigüedad y por la diversidad de sus colecciones.

La colección surge a partir de una colección de maquetas náuticas del rey Luis XV, a la que el museo ha ido integrando poco a poco todo tipo de elementos relacionados con el ejército naval como una magnífica colección de artefactos del siglo XVII o una exquisita serie de 13 imágenes de puertos franceses pintados por Vernet y una barcaza regalada por Napoleón.



 Musée de l'Homme.
 
 Metro
 Trocadéro
M6. M9. 


Dirección: 17, Place du Trocadéro.
Horario: Abre a diario excepto los martes entre las 09:45 y las 17:15.
Precio por adulto: 4,57 €.
Web oficial del museo

Heredero del Museo Trocadero de Etnología de la Exposición Universal de 1937, el actual Museo del Hombre mantinene las mayores colecciones francesas relativas a la definición, la vida y la historia del fenómeno humano. El museo cuenta con cuatro colecciones permanentes: "La noche", en la que se explican las principales etapas de la aventura humana desde los homidos al hombre moderno, "Seis mil millones de personas", enfocada a los retos de la humanidad para el futuro, "Todos los padres", referente a la diversidad humana y las "Galerías Etnográficas" de toda la vida.



 Muséum national d'Histoire naturelle.
 
 Metro
 Place Monge
M7. 


Dirección: Jardin des Plantes.
Horario: Abre a diario excepto los martes entre las 09:45 y las 17:15.
Precio por adulto: 7 €.
Web oficial del museo

El Museo nacional de Historia natural de París se localiza en el Jardin des Plantes y desde sus amplias instalaciones presenta una magnífica colección de objetos y reproducciones que repasan básicamente todo aquello relacionado con la naturaleza: el mundo animal, el mundo vegetal, los minerales y la historia de nuestro planeta y de la vida en él. Destaca la gran Galería de la Evolución, que repasa el efecto de la humanidad sobre los ecosistemas del planeta.

En los terrenos del Jardin des Plantes además encontraremos varios invernaderos tropicales que contienen miles de especies de plantas y la Menagerie, un pequeño zoológico donde vive una colección de pequeños animales en hábitats naturales simulados.



 



Cuando cae la noche, París se vuelve una ciudad muy animada. A lo largo de cada esquina de la capital existen un montón de posibilidades para pasar las noche parisinas y perderse entre sus luces de colores y sus eclécticos sonidos.

El adjetivo branché define muy bien la pasión de la novedad que los parisinos tienen a la hora de salir, así que para ellos, no pisar el mismo lugar dos veces, no vestir de la misma manera y frecuentar distintas compañías, es la mejor manera de pasar los fines de semana.

Aunque no solo los fines de semana ya que, como la gran ciudad que es, todos los días de la semana es posible encontrar algún sitio abierto, ya sea un tranquilo lugar para estar hablando en una terraza o una moderna discoteca de cinco pisos.

guia de paris Barrio Latino de noche
Barrio Latino de noche.

Salir por París es generalmente caro, especialmente en los locales de moda, en los que además es posible si no vas acompañado de chicas o vistiendo a la última moda, que los porteros no te permitan el acceso. La entrada ronda los 20€ y suele incluir una consumición.

De entre las zonas de marcha de París la más popular para los turistas es el área situada en torno a los Campos Elíseos y el Trocadero, donde se extienden encantadoras terrazas nocturnas y una gran variedad de bares de copas para todos los gustos, eso sí, sus precios pueden hacer que cualquiera prefiera buscar zonas más económicas si no desea dejarse un riñón en tomar unas copas.

Las más genuinas zonas nocturnas desde luego se encuentran en el Barrio Latino y en Saint-Germain-des-Prés, territorios de estudiantes donde se aglutinan discotecas y bares alrededor de magníficos monumentos como la Sorbona y el Panteón.

Al otro lado del río, la zona de la Bastille es sin duda el mejor lugar para los que disfrutan sin quedarse parados en un mismo sitio toda la noche. En el área encontraremos dos o tres calles llenas de diferentes cafés y pubs, además de algunas discotecas de ambiente Techno donde estar de juerga toda la noche.

guia de paris Mítico cabaret Moulin Rouge en Pigalle
Mítico cabaret Moulin Rouge en Pigalle.

El distrito de Le Marais es bien conocido por sus calles estrechas llenas de pequeños bares, pubs y cafeterías chic y sorprendentemente, un activo ambiente gay y lésbico.

Para los más traviesos, Pigalle es el epicentro del sórdido mundo de los sex shops, clubs nocturnos, cabarets y entretenimiento para adultos en general, siendo hogar también de muchos bares de todo tipo de ambiente y de las más conocidas discotecas parisinas.

Aunque si lo que buscamos es vivir una autentica noche parisina no hay mejor sitio que la Rue Oberkampf, cerca de la Place de la République, una calle abarrotada de bares y pubs en los que a menudo se celebran conciertos en directo, o la Rue Ménilmontant, que goza de un ambiente nocturno sofisticado y ecléctico.

Vayamos a donde vayamos conviene tener en cuenta que el consumo de alcoholes flojos como la cerveza y el vino está permitido a partir de los 16 años pero para tomar alcoholes de mayor graduación se deben tener al menos 18 años y que desde el año 2008 no está permitido fumar en ningún local de Francia.

Los bares abren hasta la 01:00, mientras que las discotecas suelen abrir entre las 23:00 y las 6:00 y los precios pueden resultar verdaderamente astronómicos en ambos tipos de locales, aunque quedarse sin efectivo no es un verdadero inconveniente ya que en París se utilizan mucho las tarjetas de crédito y los cheques y no es raro que se acepten para pagar las copas.



 



Francia y más en concreto París, está considera como la cuna de la alta cocina mundial. En sus numerosos restaurantes se puede disfrutar de cualquier plato típico de la comida regional francesa, si bien París, gracias a su estatus de gran metrópoli, dispone también de un gran número de locales internacionales en los que se sirven las cocinas más representativas del mundo.

La gastronomía tradicional parisina es refinada y exquisita, emplea productos frescos y de gran calidad y debe su esplendor a los minuciosos procesos a los que se somete a los alimentos durante su elaboración. Es una cocina rica en carnes, sobre todo de ternera blanca y aves, y disfruta de una gran variedad de repostería.

guia de paris Sopa de cebolla
Sopa de cebolla.

La nata y la mantequilla han sido desde siempre los líderes indiscutibles de los fogones galos para preparar frituras o salsas, pero actualmente, dada la creciente preocupación por llevar una dieta sana y equilibrada, el aceite está entrando poco a poco en las cocinas francesas.

Un típico menú parisino se compone de tres platos: los hors d'oeuvre (entremeses), el plat (plato fuerte) y para concluir los quesos o el postre.

Los entremeses más comunes son la ensalada con queso de cabra o dados de panceta, el omelette (tortilla) a las finas hierbas o una gran variedad de sopas, como la soupe a l'oignon, sopa de cebolla, considerado como el más típico de los platos populares o el potage parisien, sopa de puerro y patata.

Como plato principal se suele tomar carne o pescado, siempre acompañados de verdura o arroz y bien regado de exquisitas salsas, consideradas como una de las grandes especialidades de la cocina francesa. En París destaca l'entrecôte bercy, elaborado con salsa de vino blanco, las andouillettes, salchichas a la parrilla, la chateaubriand, bistec a la parrilla o el delicado canard à l'orange pato a la naranja.

Resulta imposible visitar París y no probar alguno de sus excelentes panes, ya que en esta ciudad existen más de 350.000 panaderías, donde encontraremos una gran variedad de panes franceses que abarca desde la típica baguette hasta los panes más toscos conocidos con el nombre de pains, pasando por los típicos brioches.

Nada mejor que acompañar al pan que un queso de calidad y es que, no en vano, este producto constituye uno de los buques insignia de la reputada gastronomía francesa, jactándose sus comensales de disponer para elegir un queso distinto para cada uno de los 365 días del año.

En los restaurantes parisinos de comida francesa solemos encontrar una gran variedad de quesos exquisitos. Casi siempre acompañan muy bien a un vino tinto con cuerpo. Los tintos más ligeros pueden combinarse con quesos de pasta blanda, como el Brie o el Camembert, los quesos Roquefort y azules quedan perfectos con vino tinto y con moscatel y los quesos cremosos y suaves combinan bien con los vinos blancos, la sidra o el champagne y el Cava, mientras que para degustar un quesos de cabra deberemos regarlo con vinos claros o rosados.

guia de paris Queso Camembert
Delicioso queso Camembert.

En cuanto a la pastelería, es sin duda una de las disciplinas culinarias más fuertes de la comida francesa. La pastelería gala adquiere una gran relevancia y su principal atractivo es la finura que desprende ya que todo chef parisino que se precie también es un magnífico repostero, así que la calidad de los postres y su exquisita y cuidada presentación son parte fundamental de una estupenda comida.

La variedad de pasteles es enorme, y entre ellos no se puede dejar de probar los tradicionales pettits fours, merengues o buñuelos o cualquiera de los postres importados de la época colonial francesa, que trajo consigo ingredientes nuevos como cacaos, chocolates y frutas exóticas.

Junto al queso, el otro producto estrella de la cocina gala es sin duda el vino, que en Francia es elaborado a la perfección con mucho amor.

Francia posee cerca de 40 denominaciones de origen y, aunque para nosotros resulten populares, por ejemplo, el Bourdeaux o el Borgoña, son considerados vinos nobles para tomar en ocasiones especiales. Para tomar solos, destacan el Loire o Cotes Durhone, mientras que para acompañar al foie, muy popular como entrante, se aconsejan vinos secos o dulces, para el magret o el confit se recomienda que el vino tenga cuerpo como un Maridan o un Cahor.

guia de paris

Las regiones de mayor producción vinícola en Francia son Borgoña con sus vinos blancos de uva Chardonnay, Burdeos, productora de vinos tintos de diversas cepas y Beaujolais con sus estupendas variedades de merlot. Francia también es el país de los vinos espumosos del tipo Champagne blanco o rosada cuya elaboración se produce con las uvas de la cepa Pinot Noir siguiendo un proceso de doble fermentación.

La gastronomía francesa considerada como moderna nació en los años 70, cuando los chefs se propusieron renovar los platos clásicos de la antigua aristocracia para darles un toque moderno y ligero, y preocupándose por el aspecto nutricional. Esta alta cocina ofrece auténticas delicias que generalmente se caracterizan por contener pequeñas cantidades de alimentos cuidadosamente elaborados, lo que exige un esfuerzo considerable para el bolsillo de los comensales, si bien actualmente existen restaurantes de estas características, en los que se puede comer a precios más asequibles.

En todo caso, lo que sí es fácil encontrar en París son los restaurantes chinos, hindúes, pakistaníes, etc, que son una buena opción y permiten abaratar los costes del viaje. El Barrio Latino, con su fama de bohemio y multicultural, es lugar de concentración de restaurantes griegos y foundies, pero hay que andar con mucho ojo a la hora de comer ya que es posible que te timen tanto en precio como en calidad.



 



La capital de las artes, la Ciudad de la Luz, universalmente reconocida como una de las ciudades más bellas del mundo, París posee una enorme riqueza cultural debida, no sólo a su historia, sino también a su patrimonio formidable. Sus monumentos, sus museos, sus grandes edificios, sus bibliotecas o sus personajes famosos transportan al viajero a través del tiempo y del espacio a cada uno de los hitos históricos en los que a lo largo de la historia, París ha sido referente fundamental para su desarrollo.

Personalidades de distintas disciplinas como la pintura, la filosofía, la literatura, la escultura o la arquitectura tales como René Descartes, Jean Jaques Rousseau, Voltaire, Jean Paul Sastre, Alejandro Dumas, Jean Renoir, Chopin, Picasso, Luís Buñuel o Van Gogh, por citar alguno de ellos, han crecido artísticamente entre las calles de París, dejando su impronta en cada rincón de la ciudad.

Cabe destacar que la concepción moderna de la cultura occidental es obra de los franceses y en particular de los parisinos, quienes gestaron en la ciudad el movimiento conocido históricamente como la ilustración que proclamaba una filosofía política basada en el derecho natural a la vida, la libertad y la propiedad que todos los hombre poseen por el hecho de haber nacido. Hombres como Montesquieu, Voltaire o Rousseau postularon la misión del Estado de defender los derechos del hombre, garantizar su libertad, su seguridad y su propiedad apoyándose en la separación de poderes, piedra angular de la cultura occidental y en el desarrollo de las artes y las ciencias.



 Sociedad.


París ha sido siempre epicentro de movimientos inconformistas, que como la Revolución Francesa, la Comuna de París o el Mayo del 68 han esculpido los pilares de su actual realidad cultural basada en las premisas de su famoso lema de liberté, égalité, fraternité.

Así pues, el carácter de los parisinos se ha forjado de entre el racionalismo y la rebeldía durante siglos, lo que refleja la grandeur francesa y su chauvinismo en una ciudad que es referente también del lujo, la elegancia y la distinción de sus habitantes.

Se tiende a pensar erróneamente que sobre los franceses pesa un carácter grosero e impertinente hacia el turismo, pero nada más lejos de la realidad, los parisinos tienen un carácter muy educado y generalmente son gente muy simpática, agradecida y no dejan de sonreír al hablar.

La sociedad francesa está formada por un crisol multicultural con gran presencia inmigrante dada la gran extensión que sus influencias abarcaron durante las expansiones coloniales que facilitaron la libre circulación de argelinos, libaneses, africanos subecuatoriales, vietnamitas, laosianos etc, etc, que hoy están fuertemente representados en los barrios de París donde se han afincado permanentemente.

Su sociedad clásica, se caracteriza por poseer rasgos similares a los de las demás sociedades occidentales en las que la mayor parte de su población vive en el entorno urbano. Las clases medias tienden a abandonar el centro urbano a causa de los elevados precios de la vivienda pero no son partidarios de residir en los barrios de viviendas protegidas. Por el contrario prefieren instalarse a más distancia del centro en las urbanizaciones rurales, que surgen en torno a la ciudad, donde encuentran un marco de vida satisfactorio para sus familias.

guia de paris Sociedad

En los últimos años, la familia francesa, ha sufrido una profunda transformación desde la familia tradicional francesa hasta nuevas estructuras acordes con los tiempos que corren.

Se ha experimentado un aumento de las parejas de hecho, de las separaciones y nacimientos fuera del matrimonio y el número de hijos por familia ha disminuido drásticamente implicando una considerable disminución del número de familias numerosas. Esta evolución de las costumbres va acompañada por una aceptación de los nuevos modelos familiares en la sociedad que antes los consideraba originales, marginales o escandalosos. Los derechos sociales se han ido adaptando a las necesidades de las familias reconstituidas y las prácticas religiosas, especialmente las del catolicismo, han sufrido un gran debilitamiento.

Estas transformaciones urbanas han provocado a lo largo de los años la separación física de los entornos de ocio, trabajo y servicios forzando a los habitantes a llevar a cabo largos desplazamientos para conciliar todos los aspectos de su vida. Esta realidad provoca que las diferencias sociales tiendan a aumentar: los centros urbanos se dedican a actividades de alto valor para las clases pudientes mientras que en las periferias más próximas se concentran los trabajadores precarios, inmigrantes y desempleados, y en las periferias más alejadas las clases medias, que aspiran, sin embargo, a regresar al centro.

En cuanto a su orgullo nacional o chauvinismo (adaptación del apellido del patriota francés Nicolas Chauvin, combatiente condecorado en las guerras napoleónicas), está muy arraigado en el subconsciente social. Los franceses tienen una visión narcisista próxima a la mitomanía acerca de su propio del país, del que han visto orgullosos como durante la historia reciente han liderado la gestación de la actual cultura occidental, han dominado los siete mares y los cinco continentes durante la época colonial y son referente económico, tecnológico y científico de la nueva Europa que surge del ideario francés.



 Museos.


Aunque algunos críticos argumentan que París ha sido relegado por ciudades como Nueva York o Berlín en el ámbito de la vitalidad artística, la ciudad sigue siendo uno de esos lugares del mundo donde las artes son veneradas y los nuevos talentos ponen de relieve que la ciudad de las luces continúa muy viva en el siglo XXI.

Los mejores museos de arte y fundaciones de París generalmente se esfuerzan tanto por preservar su legado artístico como de exponer al público las mejores creaciones de los artistas contemporáneos.

Los estandartes del arte moderno parisino se remontan a los siglos XIX y principios del XX y los museos de arte contemporáneo y centros de París cuentan con algunas de las colecciones permanentes más ricas y más impresionantes del mundo, a lo que se suman fantásticas exposiciones temporales muy populares durante todo el año en las que destacan las obras más vanguardistas de medios clásicos como la pintura y la escultura y de los medios más modernos como la fotografía, el cine, vídeo y multimedia.

Los museos contemporáneos más populares de París se reparten por toda la ciudad. El más prominente de ellos es por supuesto el Centre Pompidou, que alberga el Museo Nacional de Arte Moderno. Al Pompidou se suman las colecciones variadas del Musée du Jeu de Paume o del Musee d'Art Moderne de la Ville de Paris y las colecciones monográficas de instituciones como el Musée National Picasso Paris o del Espace Dalí.

guia de paris Museos

Por su parte el cuantioso arte de vanguardia que se desarrollo en el París del siglo XIX y principios del XX encuentra su espacio en importantes museos de talla internacional como el Musée d´Orsay, el Musée de l’Orangerie, el Musée Rodin o el Musée Marmottan Monet.

En cuanto al arte clásico París cuenta con el museo más famoso del mundo: el Louvre. La colección de este impresionante templo del arte comprende cerca de 300.000 obras anteriores a 1948, de las que se exponen aproximadamente 35.000.

La inmensa colección está organizada de forma temática en diferentes departamentos: antigüedades orientales, antigüedades egipcias, antigüedades griegas, romanas y etruscas, historia del Louvre y el Louvre medieval, pintura, escultura, objetos de arte, artes gráficas y arte del Islam.

Si nos pareciera que el Louvre no abarca suficientemente al ámbito de la arqueología, cosa que es francamente imposible, todavía podemos visitar los restos romanos de la ciudad de Lutecia de las Arenas de la ciudad y de las Termas de Cluny, estas últimas integradas en el Museo Nacional de la Edad Media. Otros magníficos restos arqueológicos se localizan en la cripta arqueológica situada bajo la plaza de la catedral de Notre Dame.

Además de estos museos de eminentes características artísticas, París dispone también de varios museos dedicados a la historia, a las ciencias y tecnología y a otros menesteres de interés de entre los que destacan el Musée de l´Armée, el Musée Carnavalet o el Muséum national d'Histoire naturelle.

Revisa la sección de museos de esta guía, donde se describen los museos más importantes de la ciudad y se facilitan sus datos básicos.



 Artes escénicas.


París cuenta con una gran tradición del teatro. Sus teatros principales son el Opéra Garnier y el moderno Opéra Bastille. El primero tiende a acoger los ballets más clásicos y óperas, mientras que el segundo ofrece un repertorio mezcla de lo clásico y lo moderno.

La mayor parte de los teatros más pequeños sobreviven hoy en día representando obras de importancia menor o han ampliado su función a la de salas de conciertos. La mayor parte están instalados en el Barrio Latino o en Montparnesse e incluyen nombres tan ilustres como el Bobino, el Théâtre Mogador o el Gaîté-Montparnasse.

Opéra Garnier y Opéra Bastille
Théâtre Bobino
Théâtre Mogador
Théâtre Gaîté-Montparnasse

Los grandes conciertos que acoge la capital normalmente tienen lugar en la sala Le Zénith de París en el barrio de La Villette o en el espectacular estadio multiusos de Bercy, ubicado en el Boulevard de Bercy.

Le Zénith
Palais Omnisports de Paris-Bercy

Por otra parte muchas de las antiguas salas de conciertos y salones de baile de París han acabado transformándose en salas de cine a partir de los años 30, cuando el séptimo arte se popularizó entre las masas. Actualmente el cine más grande de París es Le Grand Rex, que cuenta con 2.800 asientos, mientras que la mayor parte del resto de cines tienen menos de 1.000 asientos siguiendo la actual tendencia de instalar multicines modernos.

De entre todos los entretenimientos escénicos parisinos destaca por encima de los demás el cabaret, que suelen combinar música, danza y canción teñidas de erotismo, pero que pueden incluir también la actuación de humoristas, ilusionistas, mimos y muchas otras artes escénicas.

Las instituciones del mundo del espectáculo nocturno se encuentran en torno a la Place de Pigalle e incluyen nombres tan elocuentes como el famosísimo Moulin Rouge, inmortalizado por Hollywood en su musical del mismo nombre o en las famosas láminas de Toulouse Lautrec.

Otros salones de espectáculos nocturnos de la ciudad son el Paradis Latin, el Crazy Horse, el La Nouvelle Eve o Le Lido. Generalmente ofrecen entradas combinadas que incluyen cena y espectáculo o bien champang y espectáculo.

guia de paris
Espectáculo de Cabaret en París.

Su popularidad es altísima y la mayor parte de los hoteles y agencias de viaje de la ciudad consideran que es importante vivir la experiencia y ofrecen ofertas para visitar alguno de los cabarets de París.

Moulin Rouge
Paradis Latin
Le Crazy Horse
Nouvelle Eve
Le Lido



 Deporte.


La capital francesa dispone de unas 360 instalaciones deportivas municipales en las que los parisinos disfrutan de todo tipo de deportes, pero a la hora de seguir algún deporte, París se vuelca con el fútbol y su Paris Saint Germain F.C., que cada fin de semana se mide con sus rivales por la liga francesa de fútbol en el estadio del Parc des Princes, situado al oeste de la ciudad.

A pesar del futbol, el baloncesto también es muy seguido en la capital gracias al equipo de baloncesto de Paris Basket Racing.

guia de paris
Roland Garros.

Por supuesto no podemos olvidarnos del rugby en uno de los países tradicionales de este deporte, que tienen a su representante parisino en el club de rugby Stade Français de la Unión.

La ciudad ha sido ocasionalmente escenario de finales memorables de los mundiales de fútbol y del torneo de rugby de Las Seis Naciones, aunque los platos fuertes del deporte parisino son sin duda alguna la etapa final del Tour de Francia, que a pesar de que tanto el punto de partida como la ruta varíen cada año, la etapa final siempre termina en Los Campos Elíseos.

El otro gran acontecimiento parisino deportivo por excelencia es el Abierto de tenis de Francia, que se celebra cada año en la arcilla roja del Roland Garros Tennis Centre Nacional, cerca del Bois de Boulogne y que es uno de los cuatro torneos de Grand Slam de la gira profesional de tenis del mundo.

Algo más elitista, pero no menos tradicional en la capital francesa, la hípica encuentra su sitio en el Hipódromo de Longchamp, el más famoso de los hipódromos de Francia. En él tienen lugar carreras de caballos casi todos los fines de semana y a veces incluso durante la semana.

En esta misma línea, la ciudad también acoge anualmente el Abierto de Golf de Francia, que inaugurado en 1906 está considerado el abierto nacional más antiguo de la Europa continental.



 Eventos.


París disfruta de una amplia oferta de festividades repartidas durante todo el año de entre las cuales las más conocidas son las siguientes.

El calendario de festividades comienza cuando durante la noche del 31 de diciembre al 1 de enero la muchedumbre sale en torno la Avenida de los Campos Elíseos, donde corre el champán y el buen ambiente aparece por todos sitios con músicas, bailes y fuegos artificiales para celebrar la nochevieja.

En torno al 22 de febrero se celebra el Carnaval de París, herencia de una costumbre que se remonta a la edad media y que por problemas de organización dejó de celebrarse a comienzos de la década de los años 50. Desde 1997 la Asociación Derecho a la Cultura reactivó la festividad cuya estrella es una vaca llamada Pimprenelle, que encabeza la cabalgata que corre desde la Plaza Gambetta hasta el Ayuntamiento.

A principios de abril el Maratón de París brinda la oportunidad de correr por sus calles y avenidas principales a deportistas amateur y profesionales venidos de todos los rincones del mundo.

El 1 de mayo se celebra como en el resto del mundo el Día del Trabajo, el 8 de mayo se conmemora el Día de la Victoria de la Segunda Guerra Mundial, que recuerda la finalización en Europa de la guerra y para finalizar a finales de mes y principios de junio se juega el torneo de tenis de Roland Garros.

Durante la temporada estival, todos los fines de semana de mayo y junio se celebra el Festival de Jazz de París en los jardines del Parc Floral de Paris, situado junto al Jardin des Plantes.

A mediados de junio inicia el Festival du Marais que se dedica durante un mes a celebrar espectáculos de música, danza y teatro en el incomparable marco de las iglesias y mansiones del histórico barrio del Marais.

El 21 de junio, primer día de verano, se celebra en la capital la Fête de la Musique o fiesta de la música, evento durante el cual músicos amateurs salen a la calle a tocar y el ayuntamiento ofrece un programa de conciertos gratuitos de cantantes y grupos consagrados.

A finales de mes, el Jardins des Tuileries se viste de fiesta para celebrar La Fête des Tuileries, un festival de dos meses de duración durante el cual se montan numerosas atracciones como la montaña rusa o la noria que sirven de marco para el ajetreado calendario de conciertos y actuaciones que toman parte en la festividad.

El mes de julio es el más importante del calendario festivo parisino ya que se celebran las más populares festividades de la capital. Comienza con el Festival de Verano de París, que se inicia a mediados de julio y se prolonga hasta finales de septiembre con conciertos de música clásica ejecutada en iglesias y museos. Le siguen la Fiesta Nacional, que cada 14 de julio conmemora la toma de la Bastilla con pasacalles y paradas militares y como guinda, a finales de mes, el Tour de France termina en su meta de los Campos Elíseos, donde se concentran gran cantidad de aficionados para aclamar a los corredores.

guia de paris
Etapa final del Tour de France.

A mediados de agosto, en torno a Notre Dame, tiene lugar la Festividad de la Asunción y a finales se celebra el Rock en Seine, que trae bandas internacionales de rock a la rivera del Sena.

Ya, durante el mes de octubre, el famoso Festival de la Vendimia se celebra en el barrio de Montmartre a inicios de mes con la finalidad de celebrar la tradición vitivinícola de la zona, llenando las calles del barrio con degustaciones y actos de entretenimiento. A finales de octubre tiene lugar la FIAC, Feria Internacional del Arte Contemporáneo que se celebra cada año en París reuniendo más de un centenar de galerías internacionales donde se presenta la obra de miles de artistas. La sede principal se sitúa en el Grand Palais y desde 2007 la feria también ocupa el Patio Cuadrado del Louvre.

Octubre termina con el Salón du Chocolat, feria celebrada en Paris Expo, en Porte de Versailles, donde se dan a conocer los diversos tipos de chocolates en manos de los mejores maestros en la elaboración de este magnífico alimento.

Noviembre comienza con el tradicional Día de Todos los Santos, para el día 11 celebrar el Día del Armisticio de la Primera Guerra Mundial mientras tiene lugar el Festival d automne a Paris, que entre mediados de septiembre y mediados de diciembre llena las calles de la capital de vida y color con un programa rico y variado, compuesto por gran cantidad de espectáculos, que van desde las artes plásticas al teatro, la danza, la música, el cine y la poesía y que se representan en lugares emblemáticos como el Théâtre de la Ville, la Ópera national de Paris, la Cité de la musique o el Museo del Louvre.

Para terminar el año, Los campos Elíseos se iluminan con motivo de la Navidad y acogen el Mercado Navideño que se extiende desde La Défense. El ayuntamiento además instala pistas de patinaje sobre hielo junto a la Torre Eiffel y en el patio empedrado del Hôtel de Ville.





©Copyright: AllWorldGuides Ltd /Reg: 8727139. - All Rights Reserved 2015.
145-157 St. John Street, London, EC1V 4PW. - info@allworldguides.com.